Ateos Prácticos

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 14 de junio

Cuando Dios le promete a Abraham un hijo, una tierra y descendientes, Él se obliga a protegerlo (Gn. 12: 1-2); sin embargo, Abraham lucha para apropiarse de esa protección cuando huye primero a Egipto y luego a Gerar. El SEÑOR se identifica a sí mismo como el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob. Quien es para los patriarcas, es para sus descendientes. Como nación joven, Israel lucha por apropiarse de la provisión y protección de Dios durante los cuarenta años en el desierto. También luchan para apropiarse de su presencia y provisión durante la Era de los Jueces. Solo después de largos periodos de opresión, claman a Dios. David se apropia de la promesa de protección cuando Saúl e Israel se enfrentan a los filisteos:  “¿quién es este filisteo incircunciso, para que provoque a los escuadrones del Dios viviente?” (1 Samuel 17:26). Jonatán, el hijo de Saúl, también entiende quién es Dios para Israel cuando los filisteos lo superan en número en una batalla: “quizá haga algo Jehová por nosotros, pues no es difícil para Jehová salvar con muchos o con pocos.” (1 Sam. 14: 6). Tristemente, el rey Amasías de Israel no tiene tal visión de Dios.

Cuando el rey Ocozías cae a través de la celosía de su habitación superior y se lesiona, envía mensajeros para preguntar al dios de Ecrón, como si no hubiera Dios en Israel. El SEÑOR envía a Elías a interceptar a los mensajeros y los envía de vuelta a Ocozías con un mensaje propio: “¿No hay Dios en Israel, que vais a consultar a Baal-zebub dios de Ecrón?” (2 Reyes 1: 3). El rey responde enviando una partida de guerra para capturar a Elías, de nuevo, ¡como si no hubiera Dios en Israel! El SEÑOR destruye la primera y la segunda delegación con fuego. Pensarías que, a estas alturas, Ocozías le conocería al Dios de Israel, pero no. El capitán de la tercera delegación obtiene lo que Ocozías no puede: ¡él vive y el rey muere! ¡Elías aprende que no debe temer al hombre que no teme a Dios!

Esta escena revela una serie de verdades sobre la vida como si Dios no existiera:

  • Las crisis revelan tanto el orgullo del hombre como el objeto de la confianza del hombre.
  • Solo Dios conoce el futuro, y el hombre no puede saber lo que depara el futuro a menos que Dios lo revele. Él se ha revelado a su pueblo; sin embargo, deben responder a quien El es.
  • Las personas orgullosas viven para demostrar su independencia; A menudo ponen en riesgo las vidas de otros en el proceso.
  • Cada hombre es más dependiente de Dios de lo que se da cuenta.

Dios desea revelarse al mundo a través de Israel. Tristemente, la incredulidad de Israel dificulta la bendición de Dios para ellos como pueblo e impide que otras naciones lo conozcan.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (2 Reyes 1; 3; 8: 16-22; 1 Reyes 22: 41-50; 2 Crónicas 20: 31-21: 7):

¿Qué instrucciones da Elías a los reyes de Israel, Judá y Edom, y qué requerirá de ellos? ¿En qué otras historias hemos visto a Dios dar instrucciones extrañas? ¿Qué revela esto acerca de Dios? ¿Cómo se prueba el SEÑOR a los reyes?

El hijo de Josafat se casa con la hija de Acab. ¿Cómo afecta esta alianza matrimonial el reinado del hijo de Josafat? ¿Qué revela esto sobre los efectos del compromiso?

Un disfraz fallido

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 13 de junio

Acab se encuentra en una situación difícil con los asirios y apela a Josafat, rey de Judá, para que se una a él en la batalla contra Ben-adad, a quien no había matado anteriormente, y al ejército asirio. Josafat le pide a Acab que busque el consejo del SEÑOR, el verdadero Dios de Abraham, Isaac y Jacob. Acab, en cambio, busca el consejo de 400 falsos profetas que profetizan que los arameos caerán ante los ejércitos de Acab y Josafat; sin embargo, Micaías, el profeta del SEÑOR, profetiza sobre la derrota de Israel: “Si tú volvieres en paz, Jehová no ha hablado por mí.” (2 Crón. 18:27). Como resultado de esta profecía, Acab lo arroja a la cárcel.

Acab cree que puede burlarse de Dios disfrazándose durante la batalla con los arameos para evitar su propia muerte. Pero una flecha aleatoria atraviesa una grieta en su armadura, y él muere.

La gente se disfraza de muchas maneras:

  • Algunas personas con almas resecas camuflan su pobreza espiritual con vestimenta religiosa. Ellos usan la religión para pretender que son mejores de lo que realmente son.
  • Algunas personas religiosas crean estándares por los cuales se honran y juzgan a otros. Ignoran sus propios puntos ciegos y corazones pecaminosos al centrar la atención en los defectos de los demás. Llevan atuendos de legalismo.
  • Algunas personas ricas acumulan riqueza para ocultar su pobreza espiritual o el vacío de sus almas.
  • Algunas personas usan la psicología para redefinir el pecado como un trastorno que no requiere arrepentimiento. Se esconden detrás de disfraces psicológicos.
  • Algunas personas utilizan la búsqueda de la aptitud física para desarmar o negar la mortalidad. Se esconden detrás de la capa de fitness.

En el ejército, los francotiradores tienen un dicho: “Puedes correr, pero simplemente morirás cansado”. No puedes dejar atrás al francotirador; aún más, no puedes esconderte de Dios. Acab lo intenta. Acab pierde.

Así como una flecha al azar encuentra una grieta en la armadura de Acab, la muerte y el juicio finalmente encuentran a todas las personas. Ningún disfraz esconde a un hombre malvado de Dios. Acab realmente pensó que podía burlar a Dios. Él no podría.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (1 Reyes 22: 10-53;  2 Crónicas 18:9 – 20:30):

¿Qué revela la respuesta de Micaías a la pregunta del rey Acab sobre los asirios sobre el estado espiritual de los profetas que sirvieron durante su reinado? ¿Cómo busca Acab evitar su muerte? ¿Qué revela esto acerca de Acab y su visión de Dios?

¿Por qué el SEÑOR envía un profeta para reprender a Josafat? ¿Qué revela esto acerca de ayudar a la gente malvada?

Revise la oración de Salomón en la dedicación del templo — 1 Reyes 8: 22-53. ¿Cuál es la base de la oración de Josafat en respuesta a la amenaza inminente de los asirios?

Un Rey berrinchudo y una reina intrigante

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 12 de junio

“Y su mujer Jezabel le dijo: ¿Eres tú ahora rey sobre Israel? Levántate, y come y alégrate; yo te daré la viña de Nabot de Jezreel.” (1 Reyes 21:7).

¿Alguna vez has querido algo tanto que tu obsesión te haya llevado a perder el apetito? Acab se enferma por la propiedad de su prójimo. La propiedad de Nabot es solo un síntoma de un problema más profundo. El capítulo anterior se cerró con la reprensión del profeta al rey Acab por su desobediencia al no matar a Ben-adad. Malhumorado y enfadado, Acab regresa a Samaria, donde guarda su reprimenda. En este momento de su vida, él codicia la propiedad de su vecino. Nada lo alegrará si no tiene la viña de Nabot.

Hombres malhumorados y enojados explotan o hacen pucheros. Las mujeres casadas con hombres que explotan tienden a retirarse, mientras que las mujeres casadas con hombres que hacen pucheros aprovechan a  hacer planes y rescatarlos. Acab hace pucheros, y Jezabel  intriga: “Te conseguiré el viñedo”.

¿Qué podemos aprender de esta mujer intrigante?

  • Los intrigantes se ocupan del asunto en sus propias manos: “Te daré la viña de Nabot,  jezreelita” (21: 7).
  • Los intrigantes ignoran las convicciones y los derechos legales de los demás. La negativa de Nabot a ceder su propiedad se basa en los derechos de propiedad desarrollados en el Libro de la Ley (Lev. 25:23; Núm. 36: 7).
  • Los intrigantes abusan de la autoridad. Ella escribió cartas en nombre de Acab y las selló con su sello. (1 Reyes 21: 8).
  • Los intrigantes acusan falsamente a personas inocentes como una tapadera por su codicia: “Poned a dos hombres perversos delante de él, que atestigüen contra él y digan: Tú has blasfemado a Dios y al rey. ” (21:10).
  • Los intrigantes utilizan la religión como un frente para aprovecharse de los demás, “Proclamad ayuno… Has blasfemado a Dios” (21: 9-10).
  • Los intrigantes tratan a sus víctimas con dureza: ” Y entonces sacadlo, y apedreadlo para que muera.” (21:10).
  • Los intrigantes intimidan a otros para que cooperen con sus planes: “Y los de su ciudad, los ancianos y los principales que moraban en su ciudad, hicieron como Jezabel les mandó, conforme a lo escrito en las cartas que ella les había enviado” (21:11).

Las personas que toman los asuntos en sus propias manos lastiman a los demás. Nunca experimentan lo que Dios hará en nombre de los que lo esperan (Isaías 64: 4); ellos experimentan juicio en su lugar. Esta historia sirve como una clara advertencia para todas las mujeres que hacen planes; Jezabel se sale con la suya y obtiene la viña para Acab, pero incurre en el juicio de un Dios Santo.

Preguntas para la lectura cronológica de hoy (1 Reyes 20:23 – 22:9;  2 Crónicas 18: 1-8):

¿Qué había querido Dios para Ben-Hadad?

¿Cuál es el legado de Acab (21: 25-26)? ¿Cuál fue la influencia de Jezabel sobre él?

¿Cómo promete Dios vindicación para Nabot? ¿Viene su reivindicación de inmediato?

Pídele al Señor que te haga consciente de las intrigas en tu propia vida.

Confrontación

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 11 de junio

El SEÑOR envía a Elías a vivir al este del Jordán durante la primera parte de la hambruna, una sequía profetizada. Después de que el agua del arroyo Querit se secó, el SEÑOR esconde a Elías de Acab y Jezabel entre el propio pueblo de Jezabel en Sidón (1 Reyes 16:31; 17: 9).

Elías convoca a Acab, a los profetas de Baal y de Asera, y a todo Israel a un enfrentamiento en el Monte Carmelo. Los profetas de Baal construyeron un altar para Baal y le pidieron que consumiera el toro en su altar. “Y aconteció al mediodía, que Elías se burlaba de ellos, diciendo: Gritad en alta voz, porque dios es; quizá está meditando, o tiene algún trabajo, o va de camino; tal vez duerme, y hay que despertarle. Y ellos clamaban a grandes voces, y se sajaban con cuchillos y con lancetas conforme a su costumbre, hasta chorrear la sangre sobre ellos.” (18: 27-28). Gritan a Baal todo el día, pero “pero no hubo ninguna voz, ni quien respondiese ni escuchase” (18:29).

Elías prepara el altar del SEÑOR, arregla la madera, coloca el toro en el altar y satura el altar y el sacrificio tres veces con agua (un acto de fe importante después de tres años de sequía). “Jehová Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, sea hoy manifiesto que tú eres Dios en Israel, y que yo soy tu siervo, y que por mandato tuyo he hecho todas estas cosas. Respóndeme, Jehová, respóndeme, para que conozca este pueblo que tú, oh Jehová, eres el Dios, y que tú vuelves a ti el corazón de ellos.” (18: 36-37). El fuego cayó del cielo y consumió el sacrificio, la madera, el suelo y el agua. El pueblo de Israel cayó postrado ante el SEÑOR y declaró que Él es Dios. Él no será ignorado por su pueblo. No tolerará su idolatría; por lo tanto, se distingue de Baal y Asera, para que Israel sepa que Él es Dios.

Esta escena ofrece varias verdades alentadoras:

  • Dios escucha el clamor de los justos. Dios no requiere la automutilación y el llanto fuerte. Él escucha la oración más sencilla ofrecida de acuerdo con su voluntad y en la fe.
  • Dios responde al clamor de los justos. Elías prueba que no hay una situación demasiado difícil de manejar para Dios, al saturar el sacrificio y el altar con agua. El fuego cae del cielo y consume un sacrificio totalmente empapado. Dios no necesita condiciones “maduras” para trabajar.
  • El hombre puede construir el altar, ofrecer un sacrificio y orar con fe, pero solo Dios consume el sacrificio. Oremos para que Dios envíe el fuego de nuevo.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (1 Reyes 17:8 – 20:22):

Repasa Deuteronomio 28: 15-24. ¿Qué revela la lluvia del Señor sobre el estado espiritual de Israel?

¿Qué le piden las instrucciones del Señor a Elías?

¿Cómo demuestra el Señor que se preocupa por Elías? ¿Qué revela esto acerca del SEÑOR?

¿Por qué hace Dios lo que hace para la viuda de Sarepta? ¿Qué revela esto acerca de Dios? ¿Qué le demuestra esto a Israel acerca de su dureza hacia Él?

¿Qué revela el hecho que Elías huye de Jezabel? ¿Qué revela sobre Jezabel? Describe el matrimonio de Acab y Jezabel. ¿Cómo afecta su matrimonio con una mujer sidonia a los profetas del SEÑOR, a la nación de Israel?

Idolatría y alfabetización bíblica

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 10 de junio

 Todos los reyes del norte de Israel ignoran los mandamientos de Dios, siguiendo el patrón de su primer rey, Jeroboam. La falta de alfabetización bíblica crea un vacío en el que la idolatría prospera. Dios levanta profetas para confrontar a los reyes de Israel, pero se niegan a escuchar.

El historiador contrasta al rey de Israel, Acab, con el rey de Judá, Josafat. Después de mencionar que Acab ha hecho lo malo ante los ojos del SEÑOR, el cronista describe a la esposa que Acab ha tomado: “Porque le fue ligera cosa andar en los pecados de Jeroboam hijo de Nabat, y tomó por mujer a Jezabel, hija de Et-baal rey de los sidonios, y fue y sirvió a Baal, y lo adoró.” (1 Reyes 16:31). Mientras que el pecado de Jeroboam fue la falsa adoración de Yahvé, declaró que los becerros que hizo “te trajeron de la tierra de Egipto” (1 Reyes 12:28). La idolatría de Acab abandonó incluso la adoración sincrética de Yahvé para adorar a los dioses de las naciones que lo rodean, Baal y Asera. El comentario divino declara: “Acab hijo de Omri hizo lo malo ante los ojos de Jehová, más que todos los que reinaron antes de él.” (16:30). Acab se desconecta de los profetas de Dios y rechaza la Palabra de Dios.

El cuarto rey de Judá difiere mucho de Acab. Él entiende la importancia de la alfabetización bíblica:

Y Jehová estuvo con Josafat, porque anduvo en los primeros caminos de David su padre, y no buscó a los baales, sino que buscó al Dios de su padre, y anduvo en sus mandamientos, y no según las obras de Israel . . .  Y se animó su corazón en los caminos de Jehová, y quitó los lugares altos y las imágenes de Asera de en medio de Judá. . . Envió a sus líderes. . . y con ellos envió a los levitas. . . Y enseñaron en Judá, teniendo consigo el libro de la ley de Jehová, y recorrieron todas las ciudades de Judá enseñando al pueblo” (2 Cron. 17: 3-4, 6, 8-9)

En consecuencia, “Y cayó el pavor de Jehová sobre todos los reinos de las tierras que estaban alrededor de Judá, y no osaron hacer guerra contra Josafat” (17:10), y Judá experimentó una gran prosperidad (17:11).

Los contrastes entre Josafat rey de Judá y Acab rey de Israel revelan varias verdades sobre la idolatría y la alfabetización bíblica:

  • Los que se alinean a través del matrimonio con los idólatras pronto adoran a sus dioses. Dios levanta profetas para predicar el arrepentimiento. El cautiverio es seguro para aquellos que se niegan a escuchar la voz de sus profetas.
  • La falta de alfabetización bíblica crea un vacío donde la idolatría prospera, pero la vitalidad espiritual (la humildad y el temor de Dios) acompaña a la alfabetización bíblica. La salud espiritual es cierta para aquellos que le temen y obedecen sus mandamientos.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (1 Reyes 15:16 – 17 7;  2 Crónicas 16:1 – 17:19):

¿Qué hace Asa que revela su falta de fe en el Dios de Israel?

¿Cómo se describen los reyes de Israel y sus reinados? ¿Cómo impacta su liderazgo en la vida espiritual de las personas sobre quienes reinan?

En Dios confiamos

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 9 de junio

Asa ha decidido caminar en los caminos del Señor. Quitó los altares extranjeros y experimentó la paz durante diez años. En el décimo año de su reinado, Zera, el etíope, marcha contra él con un millón de hombres, una fuerza abrumadora. “Y clamó Asa a Jehová su Dios, y dijo: ¡Oh Jehová, para ti no hay diferencia alguna en dar ayuda al poderoso o al que no tiene fuerzas! Ayúdanos, oh Jehová Dios nuestro, porque en ti nos apoyamos, y en tu nombre venimos contra este ejército. Oh Jehová, tú eres nuestro Dios; no prevalezca contra ti el hombre.” (2 Crón. 14:11).

La película “Faith Like Potatoes”  (Fe Como de Papas) cuenta la historia de Angus Buchan. Buchan, un agricultor sudafricano, sufre una serie de pérdidas aparentemente insuperables; sin embargo, él experimenta la intervención de Dios cuando expresa una fe inquebrantable en su poder. Esta historia captura la verdad de que Dios obra en situaciones imposibles en nombre de aquellos que tienen fe en él. Como Asa y su situación.

Asa experimenta la intervención divina cuando clama a Dios. Él derrota a un ejército abrumador y muy superior. La Biblia está llena de historias como esta, en la que ejércitos más pequeños derrotan a ejércitos más grandes, un joven con una honda venció a un gigante con una lanza, trescientos de los hombres de Gedeón derrotaron una fuerza abrumadora, y Deborah experimentó una gran victoria en el campo de batalla.  El común denominador en todas estas batallas es la confianza en el Dios vivo. El Dios del cielo actúa de manera poderosa en nombre de las personas que depositan su fe en Él para demostrar su poder. ¡Poder para los impotentes!

El mismo Dios que actuó en nombre de Asa espera hoy para escuchar al hijo más simple de Dios invocarlo con fe. Sin fe es imposible agradarle.    

Incluso la fe tan pequeña como el grano de una semilla de mostaza emociona el corazón de Dios y enciende la actividad de Dios. 

¿Qué ejército viene contra ti? ¿Es un problema financiero, una dificultad matrimonial o un hijo descarriado? Ya sea en el trabajo, en el hogar o en la iglesia, el Dios del cielo todavía espera actuar en nombre de aquellos que confían en él.

“La condición para un milagro es la dificultad, sin embargo, la condición para un gran milagro no es la dificultad, sino la imposibilidad” (Angus Buchan).

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (1 Reyes 13:1 – 15:34;  2 Crónicas 11: 18 – 23; 12:1 – 15:19):

¿Qué revela la interacción del viejo profeta con el profeta más joven sobre el estado espiritual de los levitas durante los primeros días del Reino Dividido?

¿Qué revela el mensaje de Ahías a Jeroboam sobre Dios?

¿Qué revela el largo reinado de Roboam sobre Dios?

¿Cómo se compara el reinado de Abías con el de Asa?

El desarrollo de una nueva religión

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 8 de junio

La decisión tonta de Roboam con respecto a la solicitud de Israel de una exención de impuestos le cuesta al reino. Diez tribus de Israel se rebelan contra su liderazgo y se dirigen a Jeroboam, el ex oficial de Salomón, y lo convierten en su rey. Jeroboam rompe todos los lazos con Jerusalén: “si este pueblo subiere a ofrecer sacrificios en la casa de Jehová en Jerusalén; porque el corazón de este pueblo se volverá a su señor Roboam rey de Judá, y me matarán a mí, y se volverán a Roboam rey de Judá.” (1 Reyes 12:27). Jeroboam también establece una religión que se asemeja al judaísmo, pero es completamente idólatra:

La religión de Jeroboam redefine al Santo

Él hace dos becerros de oro y los presenta a la gente: “he aquí tus dioses, oh Israel, los cuales te hicieron subir de la tierra de Egipto.” (12:28). La suya es una religión de “tolerancia”.

La religión de Jeroboam redefine el lugar de culto.

 Él ofrece lugares alternos de adoración, “Y puso uno [becerra de oro] en Betel, y otra en Dan” (12:29). Debido a que no quiere que los israelitas viajen a Jerusalén, ofrece convenientes centros de adoración en las fronteras norte y sur de su reino. La suya es una religión de conveniencia.

La religión de Jeroboam redefine a los santos siervos.

Disminuye los requisitos del sacerdocio al abrir el oficio a cualquier persona que desee servir en esta capacidad. . . “e hizo sacerdotes de entre el pueblo, que no eran de los hijos de Leví.” (12:31). La suya es una religión sin normas ni convicciones.

La religión de Jeroboam redefine los días santos.

Jeroboam le da un nuevo significado a los días sagrados de Israel: “Sacrificó, pues, sobre el altar que él había hecho en Bet-el, a los quince días del mes octavo, el mes que él había inventado de su propio corazón; (12:33). La suya es una religión de la imaginación.

La religión de Jeroboam redefine las santas ofrendas.

Jeroboam ofrece sacrificios y quema incienso, al igual que los que están en el templo de Jerusalén: “e hizo fiesta a los hijos de Israel, y subió al altar para quemar incienso” (12:33). La suya es una religión de obras.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Eclesiastés 11:7 – 12:8;  2 Crónicas 10:1 – 11:17;  1 Reyes 12: 21-33):

¿Qué descubre Salomón al final de su vida acerca de Dios y la vida?

Describa el estilo de liderazgo de Roboam.

¿En qué se diferencia la vida de quienes viven bajo el liderazgo de Roboam y de los que están bajo el liderazgo de Jeroboam? ¿Qué revela esto acerca de la vida bajo líderes que no temen a Dios?

El luto triunfa sobre el placer

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 7 de junio

“El corazón de los sabios está en la casa del luto; mas el corazón de los insensatos, en la casa en que hay alegría.” (Ec. 7: 4).

Muchos teólogos creen que Salomón escribió  Cantares en sus primeros años, el libro de Proverbios en sus años medios y Eclesiastés en sus últimos años. Eclesiastés se basa en el tema de los sabios y los necios presentados en Proverbios y ofrece una visión retrospectiva de 20/20.

Un momento de luto atrae la atención de Salomón y le enseña más que todo el placer que ha experimentado a lo largo de su vida. Por lo tanto, Salomón exalta la casa de luto sobre la casa del placer: “Mejor es ir a la casa del luto que a la casa del banquete; porque aquello es el fin de todos los hombres, y el que vive lo pondrá en su corazón. Mejor es el pesar que la risa; porque con la tristeza del rostro se enmendará el corazón.” (7: 2-3).

El luto, la muerte y las dificultades interrumpen bruscamente la vida y exigen respuestas a preguntas difíciles sobre el significado de la vida, el propósito y Dios. Fiestas de placer sin reloj ni atención.

Lamentablemente, Salomón entiende esta verdad solo al final de su vida. Resume la sabiduría de la retrospectiva al final de Eclesiastés: “El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre. Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala.” (12: 13-14).

La persona sabia entiende que una abundancia de placer paraliza rápidamente el deseo espiritual. Por lo tanto, él pesa cada experiencia placentera a la luz de ese día.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Eclesiastés 7:1 – 11:6):

¿Cómo triunfa la sabiduría de Dios sobre la del hombre?

¿Qué revelan las observaciones de Salomón, tanto de los ricos como de los pobres, acerca de la humanidad?

La vida más allá del sol

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 6 de junio

 “Yo me volví otra vez, y vi vanidad debajo del sol.” (Eclesiastés 4: 7)

Salomón usa la frase “bajo el sol” al menos veintinueve veces en todo el libro de Eclesiastés para describir la vida “abajo”, la vida aquí en la tierra. Por todas partes que mira “bajo el sol”, ve que carece de sentido: “Volvió, por tanto, a desesperanzarse mi corazón acerca de todo el trabajo en que me afané, y en que había ocupado debajo del sol mi sabiduría.” (2:20). Aunque lo tiene todo (riqueza, sabiduría, mujeres, posición), no posee nada de permanencia. La vida de Salomón atestigua la declaración de Jesús: “Quien quiera salvar su vida, la perderá, pero quien pierda su vida por mi causa, la hallará. Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?” (Mat. 16: 25-26)

El Eclesiastés de Salomón revela la falta de sentido que caracteriza la vida de quien invierte su vida solo en lo que ve, lo temporal y “bajo el sol” en lugar de la vida “más allá del sol”, donde Dios habita en la eternidad (Ec. 5: 2). A lo largo de Eclesiastés, Salomón evalúa su vida y sus extensos programas de construcción y concluye: “He entendido que todo lo que Dios hace será perpetuo; sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá; y lo hace Dios, para que delante de él teman los hombres.” (3:14). Salomón se da cuenta de que la alabanza del hombre y la inmensidad de su reino terrenal tienen fecha de vencimiento. Nada bajo el sol dura.

De hecho, el paso del tiempo ha eliminado toda evidencia del extenso reino de Salomón. Todo lo que queda son sus escritos: Proverbios, Cantares  y Eclesiastés. La persona sabia estudia la vida de Salomón y evita vivir su vida “bajo el sol” solamente.

El legado de Salomón deja su huella en la vida de quien ve y vive su vida “más allá del sol”.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Eclesiastés 1:1 – 6:12):

¿Qué le ha enseñado la vida a Salomón sobre el placer?

Salomón pasó gran parte de su vida construyendo: el templo, su palacio, casas para sus muchas esposas, puestos militares, etc. ¿Qué le ha enseñado la vida a Salomón sobre el trabajo y la riqueza?

“Eclesiastés parece ser una de las manera de Dios para decirnos: Este mundo y tu vida están más destrozados de lo que te das cuenta y lo que Dios creó para nosotros es más satisfactorio de lo que creemos. Al igual que Adán y Eva, nosotros también nos esforzamos por cosas que están allí afuera  y nos dañamos en el proceso mientras  que el don y la presencia de Dios estaban justo frente a nosotros” (Zach Eswine, Redescubriendo el Edén: el Evangelio según Eclesiastés (Phillipsburg, Nueva Jersey: P & R Publishing, 2014), 37).

Dos reyes, dos reinos

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 5 de junio

“Bienaventurado el pueblo que sabe aclamarte; Andará, oh Jehová, a la luz de tu rostro.” (Sal. 89:15). Ni Jeroboam ni Roboam (el hijo de Salomón) experimentan la bendición de Dios. Ambos reyes viven por su propia aclamación y rechazan el consejo de Dios.

Jeroboam

Años antes de que Jeroboam se convirtiera en rey, el profeta Ahías le informó que gobernaría sobre la casa de Israel (1 Reyes 11). La bendición de Dios sobre su reinado fue condicional: “Y si prestares oído a todas las cosas que te mandare, y anduvieres en mis caminos, e hicieres lo recto delante de mis ojos, guardando mis estatutos y mis mandamientos, como hizo David mi siervo, yo estaré contigo y te edificaré casa firme, como la edifiqué a David, y yo te entregaré a Israel” (11:38). Jeroboam no escucha el consejo de Dios, sino que busca el consejo de otros. Establece nuevas formas de adoración y aleja a Israel de Dios. Solo cuando su hijo está a punto de morir, recuerda al profeta Ahías. Jeroboam envía a su esposa a Ahías para escuchar la palabra de Dios concerniente al niño. Ahías responde: “tú no has sido como David mi siervo, que guardó mis mandamientos y anduvo en pos de mí con todo su corazón, haciendo solamente lo recto delante de mis ojos” (14: 8). El SEÑOR promete desastre sobre la casa de Jeroboam y eventual cautiverio para el reino de Israel. Tristemente, incluso la muerte del hijo de Jeroboam no cambia su corazón hacia Dios.

Roboam

Roboam falla en varios frentes. No tiene en cuenta el consejo de los ancianos y aumenta los impuestos. Sus apetitos excesivos lo gobiernan, de modo que tiene dieciocho esposas y treinta concubinas. Roboam también “abandonó la ley del SEÑOR” y llevó a Judá a la idolatría (2 Crónicas 12: 1). El SEÑOR permite que Sisac, rey de Egipto, ataque a Jerusalén y saquee el templo de sus tesoros. El rey y los líderes de Judá se humillan ante el Señor. El Señor responde a su humildad prometiendo librarlos de la mano de Sisac, aunque permanecerán bajo el gobierno de Sisac, “Pero serán sus siervos, para que sepan lo que es servirme a mí, y qué es servir a los reinos de las naciones” (12: 8).

Ambos reyes piensan que son lo suficientemente inteligentes como para guiar al pueblo de Dios sin el consejo de Dios. No dependen del SEÑOR ni siguen los pasos de David para obedecer sus mandamientos, preceptos, testimonios y juicios. Ambos reyes llevan a su pueblo a la idolatría.

Dios revela su deseo de bendecir a su pueblo a lo largo de cada Era, sin embargo, la humanidad parece empeñada en la desobediencia y la rebelión. Todas las épocas comunican dos verdades principales:

  • Dios es mejor para el hombre de lo que el hombre merece.
  • El hombre es más rebelde de lo que imagina.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (1 Reyes 11; 2 Crónicas 9:29-31; Eclesiastés 1):

Repasa Deuteronomio 17: 14-20. ¿Qué verdad había establecido Moisés con respecto a que un rey coleccionara esposas? ¿Cómo han afectado estas alianzas  a Salomón y cómo responde el SEÑOR?