Un Vistazo

Por Iva May, 5 de abril Traducido por Rocío López #movimientodealfabetizacionbiblicacbt

El escritor de Jueces otorga un vistazo a la vida privada de una familia de Efraín en Israel durante la era de los Jueces, cuando todos hacían lo que bien les parecía. No es bonito.

El capítulo 17 presenta a Micaía (cuyo nombre significa “¿Quién es como Yahweh?”), Un efraimita, cuya madre consagra una porción de su plata recuperada al SEÑOR para que su hijo haga para ella “una imagen tallada y una imagen moldeada” (17:3). Micaía establece el ídolo en su casa e instala a uno de sus hijos como su sacerdote. Más tarde, un levita de Belén, el nieto de Moisés (18:30), se une a la casa de Micaía como el sacerdote de la familia. El nieto de Moisés lleva a la familia de Micaía a adorar una imagen tallada. ¡Guauu! ¿Quién hubiera pensado que algo así sucedería?

Una generación después de que Israel cruzó el río Jordán, los danitas aún tienen que obtener su herencia. Finalmente, envían cinco espías para explorar su territorio, y en el camino cruzan la granja de Micaía, escuchan a los levitas hablar y buscan su bendición. Después de escudriñar a los sidonios, los danitas regresan a la casa de Micaía, se apoderan de sus ídolos domésticos y convencen al nieto de Moisés para que se convierta en su sacerdote tribal. Israel ha abrazado la idolatría a solo una generación del asentamiento de la tierra prometida. ¿Pensó que algo así sucedería y que sucedería tan rápido?

¿Qué revela esta escena en Jueces sobre la vida espiritual de Israel?

  • Sin la alfabetización bíblica y un sacerdote que enseña, las personas abrazan rápidamente la religión sincrética. Después de consagrar la plata devuelta al SEÑOR, la madre de Micaía usa una porción para encargar una imagen idólatra. Entonces un levita usa el ídolo en el culto familiar. Micaía y su familia han mezclado el judaísmo y la idolatría y han formado una religión con la que pueden vivir.
  • El sincretismo transforma rápidamente la religión en idolatría total. Jonatán toma los ídolos de Micaía y los establece como dioses para que los danitas los adoren. El ídolo de una familia (Miqueas) se convierte en el ídolo de toda una tribu. Más tarde, todo Israel, excepto un remanente, adoran a los dioses de los cananeos.
  • Ninguna generación puede depender de la piedad de sus antepasados. Cada generación debe experimentar a Dios por sí mismos. El nieto de Moisés era un idólatra. Tenía una forma de religión sin su poder.

El apóstol Pablo se refiere a las historias del Antiguo Testamento para advertir a cada generación a través de su ejemplo: “Porque todo lo que se escribió antes fue escrito para nuestro aprendizaje, para que nosotros, a través de la paciencia y el consuelo de las Escrituras, podamos tener esperanza” (Romanos 15:4). Cualquier generación está a solo una generación de la decadencia espiritual total.

Preguntas de la lectura de hoy (Jueces 16:1 – 18:31):

¿Cuál fue la base de la toma de decisiones en la vida de Israel durante la Era de los Jueces (17:6; 18:1)?

Jueces 18:30-31 identifica al hombre que se convirtió en sacerdote de la casa de Micah y sacerdote tribal de Dan. ¿Quién es él? ¿Qué revela esto acerca de aquellos que tienen herencias piadosas? ¿Sobre el estado espiritual de los levitas durante la era de los jueces?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: