Verano de una Vida Bien Vivida

Por Iva May, 30 de marzo Traducido por Rocío lópez #movimientodealfabetizacionbiblicacbt

Josué tuvo una experiencia tricultural. Pasó su infancia en Egipto, vivió en el desierto donde se mudó cuarenta o más veces, y entró en Canaán, donde acampó en varios lugares antes de que él y su familia finalmente se mudaran a su territorio tribal.

Josué estaba hambriento de Dios y vivió bajo la sombra de Moisés a lo largo de los viajes por el desierto. El bastón de liderazgo no se pudo haber pasado a un mejor hombre. Josué amaba el Libro de la Ley. Comenzó su liderazgo obedeciendo la Palabra de Dios. Circuncidó a todos aquellos que no se habían circuncidado en el desierto. Celebró la Pascua. Se encontró con el comandante del ejército del Señor. Vio a Jericó colapsar ante los gritos de Israel. Le ordenó a Israel que tratara de manera decisiva con el pecado y les enseñó el temor del Señor. Él dirigió a Israel de una exitosa campaña militar tras otra.

Josué comenzó su liderazgo con un alto compromiso a la alfabetización bíblica y terminó su posición de liderazgo con ese mismo compromiso: “Esforzaos, pues, mucho en guardar y hacer todo lo que está escrito en el libro de la ley de Moisés, sin apartaros de ello ni a diestra ni a siniestra” (Jos. 23: 6). Josué revisa la historia de Israel, comenzando con el llamado de Abraham y las promesas de Dios. Él completa su lección de historia al implorar a Israel que deseche sus ídolos y que teman y sirvan al Dios vivo. Él promete: “Si dejareis a Jehová y sirviereis a dioses ajenos, él se volverá y os hará mal, y os consumirá, después que os ha hecho bien.” (24:20).

El libro de Josué termina con un resumen del liderazgo de Josué: “Y sirvió Israel a Jehová todo el tiempo de Josué, y todo el tiempo de los ancianos que sobrevivieron a Josué y que sabían todas las obras que Jehová había hecho por Israel.” (24:31).

Durante la experiencia tri-cultural de Josué, vio el comportamiento humano en su peor momento. Durante sus 110 años Josué desarrolló una rica teología:

  • El hombre es un pecador y necesita ser salvado de sí mismo.
  • Dios acepta la muerte sustitutiva de los inocentes en nombre de los pecadores culpables.
  • Dios es mejor para el hombre de lo que merece.
  • Conocer la Palabra de Dios es crucial para el bienestar espiritual de su pueblo.

Josué descubrió que una vida alimentada por la meditación de la Palabra de Dios y vivir de acuerdo con las promesas de Dios trae una verdadera bendición, un propósito satisfactorio y una rica recompensa. Al final de su vida, él declara: “escogeos hoy a quién sirváis… pero yo y mi casa serviremos a Jehová” (24:15). El camino de Dios comienza con dificultad y termina con gozo (Prov. 4:18), mientras que el camino de los pecadores comienza con facilidad y termina con dolor (Prov. 14:12). Josué ha elegido vivir en la Palabra de Dios y caminar en el camino de Dios; ¿Qué elección vas a hacer tú?

Preguntas de la lectura de hoy (Josué 22:1 – 24:33):

En Números 32, Moisés había ordenado que los rubenitas, gaditas y media tribu de Manasés cruzaran frente a las otras tribus y no regresaran al lado este del Jordán hasta que todo Israel hubiera recibido sus herencias. ¿Cómo ha sido Dios fiel a estas 2 1/2 tribus a lo largo de los años de conquista?

¿Qué revela el discurso final de Josué sobre su comprensión con Dios? ¿Del pecado? ¿De la gente?

¿Cuánto le costará a la gente servir a Dios? ¿Cómo se beneficiarán de servir a Dios?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: