Nunca se es demasiado viejo para Dios

Por Iva May

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 26 de diciembre

El apóstol Juan es un anciano (92 años) que vive como prisionero en una colonia penal cuando su vida se ve interrumpida por una voz y una revelación. Él testifica: “Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último… Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo.” (1:10, 12).

El lector debe hacer una pausa y reflexionar sobre cómo fue para Juan escuchar la voz de Jesús y ver su ser glorificado después del paso de tantos años. Ya no estaba rodeado de sus compañeros, después de haberlos sobrevivido, Juan debe haberse sentido solo en la isla de Patmos, olvidado y demasiado viejo para hacer algo bueno por alguien. Quizás incluso se sintió contento con su legado; su relato evangélico ofrece una enseñanza fascinante sobre la deidad de Jesús, y su epístola escrita para asegurar a los creyentes de la vida eterna del primer siglo (1 Juan 5:13) fue ampliamente leída en todas las iglesias. Poco sabía él que este Día del Señor le daría a Juan su legado final.

Esta escena ofrece una serie de verdades sobre los santos ancianos:

  • La edad tiene poco que ver con la utilidad para Dios; por lo tanto, siempre es demasiado pronto para ceder ante la desesperación. El mejor legado de uno puede ocurrir en los últimos años.
  • Ninguna persona es demasiado vieja para experimentar a Cristo de una manera nueva.
  • Aunque Juan es abandonado y olvidado por el hombre, Dios nunca abandona a los suyos.
  • Experimentar a Dios es algo continúo durante toda la vida. Nadie nunca aterriza espiritualmente; por lo tanto, la fidelidad hasta el final es recompensada con la muerte y dando paso a la presencia misma del Señor.
  • Estar en el Espíritu a una hora designada (el día del Señor) preparó a Juan para recibir la revelación de Cristo; por lo tanto, la adoración prepara a los que pertenecen a Cristo para que lo escuchen él.
  • Juan no tenía idea cuando despertó esa mañana que ese día sería diferente a todos los días anteriores; él eligió adorar al Señor como siempre. La fidelidad en las circunstancias y años de la vida prepara a los seguidores de Cristo para una mayor iluminación.
  • Los seguidores de Cristo más jóvenes deben honrar y respetar a los santos ancianos en medio de ellos. Ellos tienen una historia rica en intimidad con Dios; por lo tanto, los creyentes más jóvenes deben tratar a los santos mayores con respeto.
  • Nunca desprecies a los santos que viven en circunstancias difíciles (Juan había sido hervido en aceite y abandonado en una colonia penal en una isla), ya que pueden experimentar a Dios de formas desconocidas para ti.


Preguntas de la lectura cronológica de la Biblia de hoy (Judas; Apocalipsis 1:1 – 2:29):

¿Cuáles ejemplos del Antiguo Testamento usa Judas para describir a los falsos maestros? ¿Qué ejemplos usa de la naturaleza? ¿Qué caracteriza a los falsos maestros?


¿Cómo describe Juan a Jesús en los versículos iniciales dirigidos a las siete iglesias?


Juan vio a Jesús por última vez cuando ascendió al cielo. ¿Cómo difiere esta visión de Cristo en el Apocalipsis de su última visión de Cristo?

¿Qué diferentes descripciones de sí mismo ofrece Jesús a las iglesias en Éfeso, Esmirna, Pérgamo y Tiatira?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: