Conocimiento que dice “No” al pecado

Por Iva May

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 15 de diciembre


“Pablo, siervo de Dios y apóstol de Jesucristo, conforme a la fe de los escogidos de Dios y el conocimiento de la verdad que es según la piedad” (Tito 1:1, énfasis agregado).

Los medios de hoy glorifican el pecado. Los programas de televisión promueven todos los sabores del pecado al mismo tiempo que omiten intencionalmente su oscuro destino: beber sin alcoholismo, drogas sin adicciones, apostar sin bancarrota, promiscuidad sin embarazo o enfermedades, adulterio sin ruptura relacional, romper la ley sin encarcelamiento, etc. Todos los hombres están tentados por lo que saben. Por lo tanto, el enemigo educa a las personas sobre el pecado, pero siempre deja de lado las consecuencias del pecado. El suyo es un conocimiento que conduce a la trampa.

Pablo, sin embargo, enseña que el conocimiento de la verdad conduce a la piedad. Pablo refuta a los que “profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan” (1:16). El conocimiento de la verdad conduce a la piedad, no a un estilo de vida pecaminoso. Por lo tanto, Pablo instruye a Tito a enseñar a los diversos grupos dentro de la iglesia “lo que esta de acuerdo a la sana doctrina” (2:1):

Hombres mayores (2:2): “Que los ancianos sean sobrios, serios, prudentes, sanos en la fe, en el amor, en la paciencia”.
Mujeres mayores (2:3): “Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien”.
Mujeres jóvenes (2: 4-5) – Las mujeres mayores debían enseñar a las mujeres más jóvenes a vivir de tal manera que “la palabra de Dios no sea blasfemada”.
Hombres jóvenes (2: 6-8): “Exhorta asimismo a los jóvenes a que sean prudentes  presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad, palabra sana e irreprochable, de modo que el adversario se avergüence, y no tenga nada malo que decir de vosotros”.
Trabajadores (2: 9-10) – Los trabajadores creyentes deben responder a sus jefes de tal manera que “para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador”.

“Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras.” (2: 11-14, énfasis agregado).

El conocimiento que no conduce a la piedad son simplemente datos o información, pero el conocimiento de la verdad afecta la forma en que las personas viven.

Preguntas de la lectura cronológica de la Biblia de hoy (1 Tim. 6:11-21; Tito; 2 Timoteo 1:1-18):

Pablo establece estándares altos y justos para los líderes de la iglesia. ¿Qué produce responder a la gracia de Dios que trae salvación tanto en la vida de los líderes como de los seguidores?


Al inicio de 2 Timoteo, ¿qué revela Pablo sobre sí mismo y su viaje espiritual para alentar a Timoteo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: