Conducta de la Iglesia

Por Iva May

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 14 de diciembre


La carta de Pablo a Timoteo, el pastor de la iglesia en Éfeso, proporciona una serie de pautas que, cuando no se siguen, resultan en una derrota personal y una desgracia comunitaria para la iglesia.  Entre otros temas, Pablo aborda la conducta de la iglesia:

Conducta de la iglesia
“Esto te escribo, aunque tengo la esperanza de ir pronto a verte, para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad.” (1 Tim. 3: 14- 15).

La iglesia es idea de Dios; por lo tanto, le da a la iglesia una estructura en la cual operar, estándares para aquellos en liderazgo e instrucciones para cuidar a las viudas.

Supervisores y diáconos (3: 1-4: 15; 5: 17-6: 2)
Hay quienes desean el papel de supervisor de la iglesia, pero no están calificados. El deseo solo no es suficiente; siempre coincide con el carácter: “Si alguno anhela obispado, buena obra desea.   Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar; no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro… ”(3: 1-3). “Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar.” (5:17).

Cuidado de viudas (5: 3-16)
La gente colocaba a sus madres viudas en la lista de viudas de la iglesia en lugar de cuidar a sus propias madres viudas. Pablo contrarresta esto: “Si algún creyente o alguna creyente tiene viudas, que las mantenga, y no sea gravada la iglesia, a fin de que haya lo suficiente para las que en verdad son viudas.” (5:16). Pablo aborda el abuso de los recursos de la iglesia y da instrucciones detalladas sobre las viudas dentro de la iglesia. Seguir estas pautas evitaría darle al enemigo la oportunidad de calumniar (5:14).

Maestros en la iglesia (6: 3-5)
Pablo se dirige a maestros que están “envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia” (6: 4-5). Él reprende a aquellos que usan su posición para obtener ganancias financieras y para influenciar a otros lejos de la verdad.

La estructura de la iglesia y los estándares para sus líderes no se crearon en la corte de la cultura secular, ni pueden cambiarse a la luz de la cultura secular de hoy. Fueron dados por Dios para que, cuando la iglesia opere según el diseño de Dios, su nombre sea exaltado, no difamado.

Pregunta de la lectura cronológica de la Biblia de hoy (1 Tim. 3:1 – 6:10):

Moisés ordenó a los hijos de Israel que se prepararan para entrar a Canaán: “Guárdate y guarda tu alma” (Deut. 4: 9, 15, 23). Esta advertencia requería que Israel viviera vidas disciplinadas y restringidas. Pablo usa las mismas palabras con Timoteo: “Ten cuidado de ti mismo” (1 Tim. 4:16). ¿Cuál es el contexto de esta advertencia? ¿Qué requeriría esto de Timoteo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: