Una vida feliz por el evangelio

Por Iva May

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 1 de diciembre


El encuentro de Pablo con el Cristo resucitado lo cambió para siempre. El antiguo judío santurronista y religioso se convirtió en un apasionado servidor de Jesucristo. Ninguna distancia es demasiada larga para viajar ni hay un costo demasiado alto para pagar para llevar las buenas nuevas de Jesucristo a aquellos que nunca han escuchado.

En 2 Corintios 11: 23-27, Pablo describe la profundidad de su servicio a Cristo: “Yo más:”

  • Trabajo mucho más duro
  • He estado en prisión con más frecuencia
  • He sido azotado más severamente
  • He estado expuesto a la muerte una y otra vez
  • He recibió de los judíos cuarenta latigazos menos uno 5 veces
  • He sido golpeado con varillas  3 veces
  • He sido apedreado
  • He naufragado 3 veces
  • Pasé una noche y un día en mar abierto
  • He estado constantemente en movimiento
  • He estado en peligro por los ríos, en peligro de bandidos, en peligro por mis propios compatriotas, en peligro por los gentiles; en peligro en la ciudad, en peligro en el campo, en peligro en el mar; y en peligro por los falsos hermanos.
  • He trabajado y trabajado y, a menudo, me he quedado sin dormir
  • He pasado hambre y sed
  • He estado con frío y desnudo

Finalmente, Pablo expresa la tensión emocional que siente por las iglesias que ha comenzado: “y además de otras cosas, lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación por todas las iglesias. ” (11:28).

No es que Pablo sea masoquista, que se deleite en el dolor y el sufrimiento, sino que se deleita en el evangelio: “Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias” (12:10). Más tarde, Pablo informa a los creyentes romanos que es por el Cristo resucitado y por el bien de su nombre que él hace todo lo posible para llevar el evangelio a aquellos que nunca lo han escuchado: “y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre” (Rom. 1: 5). Pablo está firmemente convencido de que el evangelio “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.” (1: 16-17).

¡Imagine el egoísmo de una persona que ha sido curada de cáncer manteniendo la cura oculta mientras que otros mueren de cáncer! El pecado es mayor que el cáncer: infecta cada corazón y condena a muerte a cada hombre. Solo el evangelio de Jesucristo ofrece el perdón de los pecados.

Pablo nunca se recuperó de experimentar el perdón ofrecido por el Evangelio.

Preguntas de la lectura cronológica de la Biblia de hoy (2 Cor.11:1 – 13:14; Hechos 20:7-12):

Repasa Proverbios 23: 7. ¿Cómo afecta la “corrupción” de la mente tanto a los burladores como a los creyentes? ¿Qué ejemplo usa Pablo? ¿Cómo se manifiesta esa corrupción hoy?


¿Cómo ve Pablo su “agijón en la carne”? ¿Qué revela esto sobre el orgullo en el corazón y la jactancia?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: