La fuerza gravitacional de la justicia

Por Iva May

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 25 de noviembre

Sin fuerzas gravitacionales, el hombre flotaría hacia el espacio y hacia la muerte; sin las fuerzas que mantienen las esferas en sus lugares, las estrellas del cielo bombardearían y destruirían la tierra. La vida no podría existir sin el misterio de la gravedad.

Las fuerzas espirituales también existen. Una atracción gravitacional irresistible hacia el pecado ata al hombre a la muerte, “porque la paga del pecado es muerte” (Rom. 6:23), y una atracción gravitacional irresistible hacia la justicia resucitó a Cristo de la tumba.

Pablo explica la gravedad espiritual del pecado y la justicia:

–    Por un acto de desobediencia, Adán y Eva introdujeron la ley ineludible de la gravedad del pecado en el mundo. Esa ley del pecado vive en los corazones de cada hombre, mujer, niño y niña. Los une a la desobediencia, el orgullo y la rebelión. Produce el fruto de la inmoralidad sexual, la codicia, la lujuria, la envidia, el robo, la mentira, el adulterio, la idolatría, etc. Todos están atrapados en sus manos. Pablo declara que todos los controlados por esta fuerza, “no pueden agradar a Dios” (Rom. 8: 8).


–    El Señor Jesús introdujo la ley de la gravedad de la justicia. Era el hombre perfecto, completamente justo y sin restricciones por la ley del pecado. El presentó esa justicia perfecta al Padre en nombre de los pecadores. Dios demostró su aceptación de la presentación de Cristo al resucitar a Cristo de la muerte. Esa fuerza de justicia está disponible para todos los que vienen a Cristo en arrepentimiento y fe: “sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado. Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado.” (6: 6-7).

Estos dos “tirones” gravitacionales no tienen el mismo poder, “Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte” (8: 2). La paga del pecado es muerte; por lo tanto, cada hombre muere, pero la muerte, sepultura y resurrección de Cristo han roto el control gravitacional del pecado sobre el hombre y lo ha liberado para caminar en justicia por el poder del Espíritu Santo. Los nacidos de Su Espíritu, “no están en la carne sino en el Espíritu” (8: 9).

La atracción gravitacional del pecado todavía existe, pero el Espíritu de Dios que mora en los espíritus de los creyentes vence esa atracción para que puedan caminar en victoria sobre el pecado. Una lista de “qué hacer y qué no hacer” y una rigurosa autodisciplina no pueden vencer la fuerza descendente de las fuerzas gravitacionales del pecado. Tiene que ser roto por una fuerza mayor. Es solo por el Espíritu que los creyentes, “matan las obras del cuerpo” (8:13) y “se presentan a Dios como vivos de entre los muertos, y sus miembros como instrumentos de justicia para Dios” (6:13).

“Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.” (6:14).

Preguntas de la lectura cronológica de la Biblia de hoy (Rom. 5:1 – 8:17):

    ¿Cómo se reconcilian los pecadores culpables con Dios?


    ¿Cómo usa Pablo a Adán y la ley para demostrar la necesidad de salvación? ¿Cómo fue Adán “un tipo de Aquel que había de venir”?


    Toda la humanidad desciende de Adán. Todos son pecadores y todos mueren. ¿Cómo afecta lo que Cristo logró en la cruz a aquellos que confían en la muerte sustitutiva de Jesús? (Su relación con el pecado y la ley)


    ¿Qué hace el Espíritu Santo en y para el hombre que la ley no puede hacer?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: