Buenas noticias para todos, especialmente para las personas religiosas

Por Iva May

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 11 de noviembre


Cornelio, un centurión romano, es probablemente uno de los hombres más respetados en la ciudad de Cesarea: “piadoso y temeroso de  Dios con toda su casa, y que hacía muchas limosnas al pueblo, y oraba a Dios siempre” (Hechos 10: 2). Incluso sus siervos lo estiman altamente como “varón  justo y temeroso de Dios y que  tiene buen testimonio en toda la nación de los judíos” (10:22). Sin embargo, a pesar de lo bueno que era Cornelio, no era suficiente. No para Pedro, y no para el Evangelio.

Los descendientes de Adán se dividieron en dos grupos: los del linaje de Set, que viven a la luz de la promesa de un Redentor venidero, y todos los demás. La promesa del evangelio es para cualquiera que se atreva a creer. Algunos lo hacen, otros no.

Más adelante en su historia, el SEÑOR designa a Abraham como aquel a través del cual vendrá el Mesías, diciéndole: “serán benditas en ti todas las familias de la tierra” (Génesis 12: 3). El nieto de Abraham, Jacob, identifica a Judá como la persona a través de la cual vendrá el Mesías: “No será quitado el cetro de Judá, ni el legislador de entre sus pies, hasta que venga Siloh; y a él se congregaran los pueblos” (49:10).

El SEÑOR aísla a los judíos como el pueblo a través del cual enviaría al Mesías, pero el Mesías viene a cualquiera que se arrepienta de sus pecados y se vuelva a Él con fe en su muerte sustitutiva.

La lucha de Pedro refleja que, en algún momento, el pueblo judío ha asumido erróneamente que el Mesías solo vendrá por ellos. El Señor interrumpe la falsa suposición de Pedro con una serie de visiones: “y vio el cielo abierto, y que descendía algo semejante a un gran lienzo, que atado de las cuatro puntas era bajado a la tierra; en el cual había de todos los cuadrúpedos terrestres y reptiles y aves del cielo.” (Hechos 10: 11-12). Dios usa estas visiones para mostrarle a Pedro que el Evangelio es una buena noticia para todos, que “sino que en toda nación se agrada del que le teme y hace justicia” (10:35). ¡Cornelio y su familia responden al evangelio y son salvos, bautizados y llenos del Espíritu Santo, tal como lo fueron los judíos creyentes! ¡Buenas noticias para los gentiles creyentes!

La conversión de Cornelio y su familia crea un gran revuelo en Jerusalén. Después de escuchar la explicación de Pedro, los apóstoles y hermanos en Jerusalén “glorificaron a Dios, diciendo: de manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida” (11:18).

Dos verdades sobre el evangelio emergen de esta historia:

–    El Evangelio es para cualquiera que se atreva a creer en Cristo y someterse a Él como Señor y Salvador.
–    Ningún hombre es tan malo o demasiado bueno para el evangelio. Incluso las personas religiosas deben inclinarse ante Jesucristo como Señor y confiar en Él como su salvador.

Preguntas de la lectura cronológica de la Biblia de hoy (Hechos 10:1 – 12:5):

    ¿Cómo confronta y corrige el Señor los prejuicios de la iglesia primitiva y sus líderes?


    ¿Qué precipitó el movimiento del evangelio más allá de las fronteras de Israel? ¿Cómo responde la iglesia en Jerusalén a la salvación de los helenistas? Describa la relación de Pablo y Bernabé.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: