Componentes de fe e incredulidad

Por Iva May

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 07 de octubre

¿Qué tienen en común un líder de la sinagoga con su hija moribunda de 12 años y una mujer con un problema de sangrado crónico de 12 años? Cada uno exhibe cuatro características:


JairoMujer con sangrado
Necesidad desesperadaLa hija de 12 años de Jairo está muriendo: “Mi hija está agonizando” (Marcos 5:23)Después de doce años de enfermedad, la mujer se ha quedado sin opciones ni recursos: “gastado todo lo que tenía, y nada había aprovechado, antes le iba peor” (5:26)
Acceso a CristoJesús llega al lado del lago donde vive Jairo: “luego que le vio, se postró a sus pies” (5:22)Jesús llega al lado del lago donde vive la mujer, y, “cuando oyó hablar de Jesús, vino por detrás entre la multitud, y tocó su manto.” (5:27)
Audacia para superar los obstáculosJairo tiene que vencer a una gran multitud para llegar a Jesús. Él cae a los pies de Jesús y le suplica fervientemente: “ven y pon las manos sobre ella para que sea salva, y vivirá.” (5:23)La mujer tiene que vencer a una gran multitud para llegar a Jesús: “Luego Jesús, conociendo en sí mismo el poder que había salido de él, volviéndose a la multitud, dijo: ¿Quién ha tocado mis vestidos? (5:30)
MiedoJairo tiene miedo: “No temas, cree solamente.” (5:36)La mujer tiene miedo: “Entonces la mujer, temiendo y temblando, sabiendo lo que en ella había sido hecho, vino y se postró delante de él” (5:33)



Jairo y la mujer difieren de los ciudadanos de la ciudad natal de Jesús, quienes rechazan a Cristo y se sienten “ofendidos por Él” (Marcos 6: 3). Jesús “Y no pudo hacer allí ningún milagro, salvo que sanó a unos pocos enfermos, poniendo sobre ellos las manos. Y estaba asombrado de la incredulidad de ellos.” (Marcos 6: 5-6; Mt. 13:57). Su ciudad natal y sus familiares revelan los componentes de la incredulidad:

    – Visión limitada: los parientes de Jesús no pueden ver más allá de su humanidad: su relación de familia


    – Autosuficiencia: su familia no se ve a sí misma como necesitada.


    – Pequeña visión de Dios: Dios no puede venir de esta manera a su pueblo.


   –  Justicia religiosa: su estrechez mental los convence de la rectitud de sus creencias y del rechazo de la esperanza que tanto habían anhelado.

Pocas cosas asombraron a nuestro Señor. Sabía lo que había en el hombre y sabía qué esperar; sin embargo, la falta de fe o la absoluta incredulidad lo asombraron.

Las personas que se dan cuenta de la necesidad que tienen, tienen acceso a Cristo, persisten en su búsqueda y confrontan sus miedos, son las que experimentan a Cristo.

Preguntas de la lectura cronológica de la Biblia de hoy (Marcos 5: 1-43; Mateo 8: 28-34; 9: 18-26; Lucas 8: 26-29, 40-46):

    Describa las vidas antes y después de los hombres / mujeres con el espíritu inmundo. ¿Qué revela esto acerca de las personas bajo dominio demoníaco y el cambio que trae la liberación? ¿Qué paralelos pueden hacerse entre sus historias de antes y después, y las historias de Jairo y la mujer con el trastorno sanguíneo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: