Sin preocupaciones

Por Iva May

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 04 de octubre

Adán y Eva fallaron al no venir al Señor;  sino que vieron la fruta prohibida y se la comieron. Caín se negó a venir al Señor cuando Dios lo confrontó por su ofrenda, en lugar de arrepentirse mato a su hermano. Toda la población anterior al diluvio, excepto Noé y su familia, se negaron a venir al Señor y se ahogaron en el diluvio. Durante el vagar por el desierto, los hijos de Israel se negaron a venir al Señor y perecieron en el desierto. Los reyes y el pueblo del norte de Israel se negaron a venir al Señor y fueron llevados cautivos por los asirios. Casi cien años después, el pueblo de Judá también se negó a venir al Señor y fueron llevados cautivos a Babilonia.

Lamentablemente, a lo largo de la historia solo un remanente ha venido a Él con sus preocupaciones. La mayoría de las personas recurren a la idolatría, el alcohol, el sexo ilícito, la comida, el dinero, etc., en lugar de acudir a Cristo, lo que demuestra la declaración de Salomón: “Hay un camino que parece correcto para el hombre, pero su fin es el camino de la muerte” (Prov.14: 12).

Jesús promete descanso a los cansados ​​y agobiados si solo vienen a Él: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.” (Mt. 11:28). El Evangelio de Lucas contrasta la falta de cuidado del fariseo con la carga del cuidado de la mujer pecadora. El fariseo no siente la carga del pecado, no hay necesidad real, no hay conciencia espiritual. Él es descuidado. La mujer pecadora, sin embargo, interrumpe la comida con una impresionante muestra de amor y visión espiritual. Su carga de pecado es tomada por el portador del pecado. Sus pecados, aunque muchos, son perdonados. Ella está, por lo tanto, ¡sin preocupaciones!

La oferta de Jesús es buena para los religiosos que finalmente se cansan de sus buenas obras, para los inmorales que finalmente se dan cuenta del vacío de los vínculos sexuales, para los ricos que se dan cuenta de que la vida es más que posesiones, para los pobres que piensan que su pobreza les evitará experimentar la vida, y para los adictos cuyos escapes de la realidad solo los atrapan.

La invitación de Jesús dice hoy: “Ven a mí”, pero su voz a menudo se ahoga por voces en conflicto que prometen satisfacción: entretenimiento, comida, alcohol, relaciones (tanto saludables como no saludables), pornografía, drogas, etc. Venir a Jesús requiere la honestidad, la comprensión de que nada llena el vacío en forma de Dios, y la rendición, el arrojarse a los pies de Jesús, sin retener nada. A cambio, Jesús se ofrece a sí mismo: “Te daré descanso”.

¿Qué significa venir a Jesús?

    – Es venir  a Jesús, no a una iglesia o a una experiencia religiosa cargada de emociones.
    – Es venir reconociendo el cansancio, sobre cargas demasiado pesadas para soportar o adormecerse  con el abuso de sustancias.
    – Es venir en fe, creyendo en su promesa de descanso.
    – Es venir bajo el yugo, sometiéndose a su yugo ligero y dejando de lado el pesado yugo del pecado.
    – Es venir para descansar el alma en Aquel que es manso y humilde de corazón.
    – Es una postura de humildad. Las cargas pesan mucho.

Las personas descuidadas viven descuidadamente; por lo tanto, los cuidados son un regalo para despertar la conciencia del hombre de la necesidad de Cristo.

¿Qué te impide venir a Jesús? Su invitación, “Ven a mí”, sigue en pie.

Preguntas de la lectura cronológica de hoy (Mateo 8: 5-13; 11: 1-30; Lucas 7: 1-50):

    Describa la diferencia entre el encuentro de Jesús con el centurión romano y su encuentro con la viuda. ¿Qué revela la resurrección del hijo de la viuda sobre el cuidado de Dios por las mujeres?


    ¿Qué revela la pregunta de Juan el Bautista a Jesús sobre las circunstancias, las expectativas y las dudas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: