Perder al Mesías

Por Iva May

La Biblia Cronológica One Year®, RVR1960  (Tyndale, 2013), 29 de septiembre

Isaías ve el alcance del ministerio del Mesías quinientos años antes de caminar sobre la tierra y comenzar su ministerio terrenal:

“El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí,
Porque me ungió Jehová;
Me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos;
a vendar a los a los quebrantados de corazón
a publicar libertad a los cautivos,
y a los presos apertura de la cárcel,
a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová” (Is. 61: 1-2).

Jesús lee el texto de Isaías en la sinagoga en el día de reposo en Nazaret, afirmando: “Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros.” (Lucas 4:21). Ignorando su entusiasmo abierto, Jesús ve su incredulidad privada y señala la incredulidad de sus antepasados ​​y la fe de una viuda sidonia y un leproso sirio. Su incredulidad oculta queda expuesta: “Al oír estas cosas, todos en la sinagoga se llenaron de ira” (Lucas 4:28).

Los que están dentro de la sinagoga no logran conectar los puntos y se pierden su venida, pero muchos fuera de la sinagoga reciben su ministerio: “y le trajeron todos los que tenían dolencias, los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, los endemoniados, lunáticos y paralíticos; y los sanó.” (Mateo 4:24). Jesús viene a sacudir las cosas en las sinagogas y llevar la vida a instituciones y personas espiritualmente muertas, independientemente de su raza o posición social. El Evangelio de Marcos capta la intencionalidad y la inmediatez del ministerio de Jesús:

   –  Jesús no suaviza su mensaje para ganar audiencia: “Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.” (Marcos 1:14-15).


  –  Aunque Jesús enseña en la sinagoga, elige a sus primeros discípulos de la orilla del mar: “Andando junto al mar de Galilea, vio a Simón y a Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores. Y les dijo Jesús: Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres.” (Marcos 1:16-17).


   – Jesús no espera hasta que termine el servicio de la sinagoga para liberar a un hombre habitado por un espíritu maligno. “Y entraron en Capernaum; y los días de reposo,entrando en la sinagoga, enseñaba… Pero había en la sinagoga de ellos un hombre con espíritu inmundo, que dio voces… pero Jesús lo reprendió, diciendo: “¡Cállate, y sal de él!” (Marcos 1:21, 23, 25).


   – Jesús ignora las barreras socioeconómicas, religiosas y culturales. Él interactúa con un hombre religioso un día y una mujer samaritana, un noble y la suegra enferma de un discípulo otro día, “Y la suegra de Simón estaba acostada con fiebre; y en seguida le hablaron de ella. Entonces él se acercó, y la tomó de la mano y la levantó; e inmediatamente le dejó la fiebre, y ella les servía” (Marcos 1:30-31).


   – Jesús no sigue un horario: “Cuando llegó la noche, luego que el sol se puso, le trajeron todos los que tenían enfermedades, y a los endemoniados… Y sanó a muchos que estaban enfermos de diversas enfermedades, y echó fuera muchos demonios” (Marcos 1:32, 34).


   – Jesús no está enamorado de la fama y la adulación: “Vamos a los lugares vecinos, para que predique también allí; porque para esto he venido.” (Marcos 1:38).

Muchos pierden  a Cristo y su actividad hoy cuando esperan que Él sea y haga algo diferente a lo que fue profetizado en el Antiguo Testamento. Jesús no vino a afirmar personas morales, a apoyar la religión, a hacer ministerio social ni a hacerse un nombre. Él vino a redimir a aquellos que reconocieron sus vidas destrozadas y arruinadas. Él vino para regenerar y transformar a los pecadores. ¡Vino para glorificar a su Padre en el cielo!

Preguntas de la lectura cronológica de la Biblia de hoy (Mc. 1:14-15, 21-39; Mt. 4:12-25; 8:14-17; Jn. 4: 46-54; Lc. 4:16-44):

    Describe la diferencia entre la recepción de Jesús dentro y fuera de la sinagoga. ¿Qué revela esto acerca de las instituciones religiosas en los días de Jesús?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: