Dos anuncios que moldearon la historia

Por Iva May

La Biblia Cronológica One Year®, RVR1960  (Tyndale, 2013), 24 de septiembre

Dios rompe cuatrocientos años de silencio cuando el ángel Gabriel se le aparece a un viejo sacerdote llamado Zacarías. El ángel informa a Zacarías que su oración, (para que su esposa estéril dé a luz un hijo), que ha orado durante muchos años, se ha escuchado: “Pero el ángel le dijo: Zacarías, no temas; porque tu oración ha sido oída, y tu mujer Elisabet te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Juan.. . . E irá delante de él con el espíritu y el poder de Elías, para hacer volver los corazones de los padres a los hijos, y de los rebeldes a la prudencia de los justos, para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto” (Lucas 1: 13, 17).

Seis meses después, el mismo ángel se le aparece a una joven adolescente y le promete que, aunque es virgen, tendrá al Hijo que se sentará en el trono de David: “Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.” (1: 30-33).

Tanto Zacarías como María están impresionados  y asustados por la aparición del ángel. Gabriel se dirige a sus diferentes miedos. Zacarías considera su vejez y el útero estéril de su esposa, y no cree hasta que Gabriel le asegure lo contrario. ¡La respuesta incrédula de Zacarías le costó la voz durante nueve meses!

María se maravilla ante el anuncio de Gabriel,  ella está segura de que Dios mismo llenará su matriz, que Aquel que ha abierto la matriz estéril de Elizabeth puede entrar en la matriz de María: “porque nada hay imposible para Dios” (1:37). Aunque María cuestiona el “cómo” del nacimiento virginal, inmediatamente se aferra a la voluntad de Dios para su vida.

María se apresura a Judea para ver a Elizabeth. Su respuesta a la bendición de Elizabeth revela la razón por la que María había recibido y aceptado tan rápidamente el anuncio de Gabriel. Ella cita al menos veinticinco textos de Génesis, Éxodo, 1 Samuel, Salmos, Isaías y Habacuc (Lucas 1: 46-56). María interpreta el anuncio de Gabriel a la luz de lo que ella entiende acerca de Dios y sus promesas de redención registradas por los profetas de la antigüedad. El anuncio de Gabriel une las diversas piezas del Antiguo Testamento que María ya conoce. La alfabetización bíblica prepara a María para recibir el mensaje de Gabriel con alegría y tranquilidad.

Así es Dios. Sin titulares. Sin desfiles. Sin fanfarria. Solo dos anuncios, uno para un sacerdote mayor y otro para una joven virgen adolescente, interrumpen el tiempo y la vida de las personas, y cambian la historia. El hijo de Zacarías preparará a muchos israelitas para la venida del hijo de la virgen. El hijo de María salvará al pueblo de Dios de su pecado.

Preguntas de la lectura cronológica de la Biblia de hoy (Marcos 1:1; Lucas 1; 3:23-38; Juan 1:1 – 18; Mateo 1:1-17):

    El Evangelio de Lucas comienza con el anuncio del nacimiento de Juan y pasa al nacimiento de Jesús, con la humanidad de Jesús, mientras que el Evangelio de Juan comienza con la deidad de Jesús antes de presentar a Juan el Bautista.

¿Qué establece el Evangelio de Juan con respecto a la identidad y misión de Jesús? 

¿La identidad y misión de Juan el Bautista? 

¿Cómo termina Juan su prólogo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: