Líderes y su Consejo Asesor


Por Iva May

La Biblia Cronológica One Year®, RVR1960  (Tyndale, 2013), 21 de septiembre

“Estos son los sacerdotes y levitas que subieron con Zorobabel hijo de Salatiel, y con Jesúa: Seraías, Jeremías, Esdras” (Neh. 12: 1).

Zorobabel, nieto de Joaquín, (el rey de Israel que fue llevado en cautiverio y encarcelado durante 37 años), dirige a Judá durante el tiempo del regreso del exilio babilónico. Zorobabel dirige el primer grupo de cautivos de regreso a Jerusalén en 538 a. C. y comienza a reconstruir el Templo en el sitio antiguo. Zorobabel está estrechamente asociado con Jesúa, el sumo sacerdote post-exilio, y Esdras, un sacerdote levítico. Juntos, lideran la construcción del nuevo Templo, que se completa y se dedica alrededor de 516 a. C. El sistema de sacrificios se restablece 70 años después de la destrucción del primer Templo por los babilonios.

Con la bendición de Ciro (Esdras 1: 1-2), Zorobabel y Jesúa, el sumo sacerdote, conducen al primer grupo de cautivos de regreso a Jerusalén. También devuelven los recipientes de oro y plata que Nabucodonosor había retirado del Templo.

Después de reconstruir la fundación del Templo en los primeros dos años, la construcción se detiene durante 17 años, en parte debido a la oposición y la interrupción de Tobías y sus seguidores. Impulsado por los profetas Hageo y Zacarías (Esdras 5: 1-2), Zorobabel reanuda el trabajo en el Templo en el segundo año del reinado de Darío Hystaspes de Persia (Hageo 1: 14-15), de quien recibe grandes subvenciones de dinero y materiales de Persia.

El Templo está terminado en cuatro años, alrededor de 516 a. C., y está dedicado con gran celebración (Esdras 6: 15-19). Siguiendo las instrucciones de Dios, Hageo le promete a Zorobabel una bendición especial: “En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, te tomaré, oh Zorobabel hijo de Salatiel, siervo mío, dice Jehová, y te pondré como anillo de sellar; porque yo te escogí” (Hageo 2:23).

Zorobabel sabe quién es en relación con el pasado: el desciende del rey David, y Dios le había prometido a David que nunca le faltaría un descendiente en su trono. La genealogía de Zorobabel, sin embargo, no se detiene aquí, sino que continúa en la genealogía de José, “Después de la deportación a Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, y Salatiel a Zorobabel. Zorobabel engendró a Abiud, Abiud a Eliaquim, y Eliaquim a Azor. Azor engendró a Sadoc, Sadoc a Aquim, y Aquim a Eliud. Eliud engendró a Eleazar, Eleazar a Matán, Matán a Jacob; y Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo.” (Mateo 1: 12-16. Ver también Lucas 3:27).

Esta escena revela una serie de verdades importantes sobre los líderes y su consejo:

    – Los líderes desconectados del pasado no comprenden su propósito en el presente.
    – Los líderes que entienden el pasado se rodean de hombres con ideas afines que confrontan sus vidas y los mantienen en la obra.
    -Los líderes que entienden el pasado y cumplen su propósito en el presente celebrarán con gran alegría cuando ven la gran historia que aún no se ha revelado en el futuro.

Preguntas de la lectura cronológica de la Biblia de hoy (Neh. 11:1 – 12:26; 1 Crón. 9):

    Repasa Proverbios 16:33; 18:18. ¿Cómo deciden los exiliados que regresan quién morará en Jerusalén? ¿Qué revela esto sobre la toma de decisiones, la equidad y el mantenimiento de una comunidad unificada?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: