Escuela Bíblica al aire libre

Por Iva May

La Biblia Cronológica One Year®, RVR1960  (Tyndale, 2013), 19 de septiembre

“Y el sacerdote Esdras trajo la ley delante de la congregación, así de hombres como de mujeres y de todos los que podían entender, el primer día del mes séptimo. Y leyó en el libro delante de la plaza que está delante de la puerta de las Aguas, desde el alba hasta el mediodía, en presencia de hombres y mujeres y de todos los que podían entender; y los oídos de todo el pueblo estaban atentos al libro de la ley.” (Neh. 8: 2-3).

Para muchas personas, las buenas intenciones de leer la Biblia comienzan en Génesis y terminan en algún lugar de los primeros capítulos de Levítico, donde rápidamente se atascan en las leyes dietéticas. ¡Es una vergüenza! Es en este punto donde el interés de Dios por el bienestar físico, social y espiritual de su pueblo se vuelve extremadamente evidente. Luego está el libro de Números, que describe los cuarenta años deambulando por el desierto, y finalmente el libro de Deuteronomio.

Deuteronomio cubre mucho terreno:

    – Varias batallas importantes
    – La entrega de los diez mandamientos
    – Instrucciones sobre la interacción comunitaria (comportamiento sexual, ciudades de refugio, herencia, hijos rebeldes, matrimonio)
    – Instrucciones sobre eventos futuros anticipados en la vida de Israel
    – Profecías con respecto al Mesías: el Profeta que vendrá después de Moisés
    – Estatutos sobre el culto (fiestas, ofrendas, etc.)
    – Principios que rigen la guerra, los cautivos, etc.
    – Las bendiciones y maldiciones
    – Discurso de despedida de Moisés
    – Ordenación de Josué como el nuevo líder de Israel

Muchos en la iglesia de hoy saben un poco sobre los Evangelios y las epístolas de Pablo, pero poco del Libro de la Ley de Moisés. Larry Crabb, al comentar sobre la necesidad de conocer la historia de Dios, dice: “En el 2006, después de conocer a Jesús durante medio siglo, después de años de participación activa en la iglesia, me di cuenta que conocía fragmentos de la verdad bíblica, muchos principios y mucha doctrina, pero no sabía la historia que contaba”. Además describe las peligrosas consecuencias de no conocer la Biblia y su historia completa: “Sin la verdad de la historia, coquetearé con el ateísmo, lucharé con la incredulidad, oraré sin pasión (excepto tal vez la ira), permaneceré dedicado a mi historia y continuaré en una desesperada adicción a mí mismo”. ¡Eso es exactamente lo que le pasó a Israel!

Esdras lidera a Israel en un curso intensivo, una gran escuela bíblica de vacaciones, en alfabetización bíblica. Durante siete días, Israel se para y escucha la lectura de Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio. Mientras escuchan, comienzan a llorar al comprender las promesas de Dios a su pueblo, su historia de rebelión y la misericordia de Dios. ¡La historia de Dios es tan poderosa!

Pocos hoy conocen la historia de Dios. Nuestra cultura sufre por nuestra falta de alfabetización bíblica. Es tiempo de que el pueblo de Dios abra sus Biblias y aprenda Su historia.

Preguntas de la lectura cronológica de la Biblia de hoy (Neh. 7:4 – 8:12):

    ¿Por qué la gente construye una plataforma para que Esdras se pare?


    ¿Cómo muestra la gente su reverencia hacia Esdras y la proclamación de la Palabra?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: