Ver lo que Dios ve

Por Iva May

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 17 de agosto

No hay secretos. Nada está escondido de Dios. Lo que sucede a puerta cerrada está abierto a los ojos de Dios. Él ve. Él sabe. El expone. Y El juzga: “Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta” (Heb. 4:13).

Dios le da a su profeta, Ezequiel, un vistazo a lo que ve dentro del templo en Jerusalén. No es bonito: “Y me llevó a la entrada del atrio, y miré, y he aquí en la pared un agujero. Y me dijo: Hijo de hombre, cava ahora en la pared. Y cavé en la pared, y he aquí una puerta Me dijo luego: Entra, y ve las malvadas abominaciones que éstos hacen allí.” (Ez. 8: 7-9).

El “viaje de visión” de Ezequiel comienza en la puerta norte, donde el Espíritu le muestra el ídolo de los celos. Luego, el Espíritu lleva a Ezequiel a la entrada de la corte, donde le ordena a Ezequiel que cave en la pared y localice una puerta. A través de esa puerta, Ezequiel ve a los setenta ancianos encendiendo incienso a sus diversos dioses “en la oscuridad” (o eso creen). Luego el Espíritu lleva a Ezequiel a la entrada de la puerta norte de la casa de Jehová. Allí ve mujeres llorando ante un dios de la fertilidad. Finalmente, el Espíritu lo lleva al patio interior de la casa del Señor y le muestra veinticinco hombres adorando al sol.

El Señor le prometió a Salomón, después de haber construido y dedicado el templo, que si él y sus hijos “Mas si obstinadamente os apartareis de mí vosotros y vuestros hijos, y no guardareis mis mandamientos y mis estatutos que yo he puesto delante de vosotros, sino que fuereis y sirviereis a dioses ajenos, y los adorareis; yo cortaré a Israel de sobre la faz de la tierra que les he entregado; y esta casa que he santificado a mi nombre, yo la echaré de delante de mí, e Israel será por proverbio y refrán a todos los pueblos”(1 Reyes 9: 6-7). Han pasado varios cientos de años, e Israel está haciendo lo mismo que declararon que no harían: adorar ídolos en el templo del Señor.

Esta escena nos enseña que, aunque escondemos nuestras “cosas” detrás de las puertas cerradas del secreto y lejos de las miradas indiscretas de los demás, no hay secretos ocultos para Dios. Él ve y sabe. Expone y juzga, tarde o temprano. El juicio ya no es más tarde para Israel. El juicio ha llegado.

Preguntas de la lectura cronológica de la Biblia de hoy (Ez. 5: 1-9: 11):

    ¿Cómo usa Dios la visión de cortar el cabello para enseñar a Israel?


    El SEÑOR le permite a Ezequiel ver en una visión las abominaciones cometidas por aquellos en Jerusalén y la partida de la gloria de Dios del templo. Describe la escena en el templo de Jerusalén. ¿Qué revela esta visión acerca de Dios? ¿Sobre la naturaleza humana?


    ¿Cómo responde Ezequiel a lo que ve que tiene lugar en Jerusalén? ¿Qué revela esto acerca de aquellos a quienes Dios trae a su confianza?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: