Las dificultades del ministerio

Por Iva May

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 06 de agosto


Jeremías acaba de entregar uno de sus mensajes más fuertes hasta la fecha. Él promete un desastre, mientras que los falsos profetas le dicen a la gente que Dios no actuará en contra de Israel, por el bien de su templo. Jeremías predica el arrepentimiento mientras los sacerdotes y profetas aprueban la adoración de ídolos. Como no pueden callar a Jeremías, se ponen a la ofensiva atacándolo verbalmente.

Sin embargo, Jeremías no se involucra en una guerra verbal, sino que responde a sus burlas clamando a Dios. Aquí hay un hombre que ha pasado años intercediendo ante Dios por un pueblo rebelde, y todo lo que hacen es atacarlo. Él es lo mejor que tienen para ellos; él está entre ellos y el juicio de Dios. Quién sabe qué desastre habría golpeado años antes si no hubiera sido por las oraciones de Jeremías.

No hay nada que distraiga más a los que están en el ministerio que ser atacados con agresiones verbales o sufrir  abusos. Los ataques verbales desgastan a los ministros de Dios.

Anteriormente en su ministerio, Jeremías había orado para evitar la ira de Dios. Sin embargo sus oraciones han cambiado, a oraciones imprecatorias. Jeremías ve los ataques verbales, más que un ataque personal, como una rebelión total contra Dios. Por lo tanto, el SEÑOR le da instrucciones a Jeremías para que deje de interceder por Israel: “Me dijo Jehová: No ruegues por este pueblo para bien. Cuando ayunen, yo no oiré su clamor, y cuando ofrezcan holocausto y ofrenda no lo aceptaré, sino que los consumiré con espada, con hambre y con pestilencia.” (Jer. 14: 11-12). Él continúa: “Como viento solano los esparciré delante del enemigo; les mostraré las espaldas y no el rostro, en el día de su perdición.” (18:17). La rebelión continua y le cuesta a las tribus restantes de Israel uno de sus más grandes defensores en oración.

Dios le da a Jeremías dos imágenes para ilustrar su juicio, una de las cuales es la cerámica. El SEÑOR le ordena a Jeremías que compre una vasija de barro de cerámica, que  lleve la vasija ante los ancianos al Valle del hijo de Hinom (donde Judá practica el sacrificio de niños), quiebra la vasija y declara: “Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Así quebrantaré a este pueblo y a esta ciudad, como quien quiebra una vasija de barro, que no se puede restaurar más” (Jer. 19:11). No hace falta decir que esto no le sienta bien al sacerdote y al principal gobernador de la casa del SEÑOR; azotan a Jeremías y lo ponen  en el cepo durante la noche.

Jeremías 20: 7-18 registra la respuesta de Jeremías a su maltrato: “cada día he sido escarnecido, cada cual se burla de mí” (20: 7b). Por lo tanto, decide quedarse callado. “Y dije: No me acordaré más de él, ni hablaré más en su nombre; no obstante, había en mi corazón como un fuego ardiente metido en mis huesos; traté de sufrirlo, y no pude.” (20: 9). Jeremías parece andar en una montaña rusa de emociones. Él rompe en un canto de alabanza en un momento: ¡Cantad a Jehová, load a Jehová!  Solo para volver a la autocompasión momentos después, ¡Maldito el día en que nací!  (20: 13a, 14a).

Por las métricas del ministerio de hoy, Jeremías es un fracaso. Su audiencia lo rechaza, y desprecia el trabajo que Dios le ha dado. ¡Pero Jeremías no se rinde! Cuando Dios llama a un hombre al ministerio, no es un llamado al éxito, sino un llamado a morir para el éxito.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Jer. 19: 1-20: 18; Daniel 1: 1-21):

    ¿Cómo utiliza Jeremías lo visual de la vasija de barro en su mensaje a Judá? ¿Cómo responde el sacerdote a su mensaje?


    Describa la respuesta de Jeremías tanto al sacerdote como al Señor después de haber sido colocado en el cepo en la puerta alta de Benjamín.

    Mientras tanto, ¿cómo están siendo tratados los jóvenes llevados al exilio? ¿Cómo responde Daniel a la situación en que se encuentra? ¿Cómo se compara esto con el comportamiento de José después de ser llevado a la esclavitud en Egipto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: