El duro amor de Dios

Por Iva May 

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 02 de agosto


A veces el amor no es tierno y dulce; a veces el amor es duro.  A veces el amor de Dios es duro. Puede que a la gente no le guste pensar en el amor duro de Dios, pero es lo que es. Dios habla a la familia del rey en Judá: “Como Galaad eres tú para mí, y como la cima del Líbano; sin embargo, te convertiré en soledad, y como ciudades deshabitadas. Prepararé contra ti destruidores, cada uno con sus armas, y cortarán tus cedros escogidos y los echarán en el fuego” (Jer. 22: 6-7). Ciertamente suena como amor duro!

Moisés entendió el duro amor de Dios. El mismo amor que sacó a los hijos de Dios de Egipto los puso “en la esquina” del desierto durante cuarenta años debido a su incredulidad y rebelión.

David entendió el duro amor de Dios: “Limpio te mostrarás para con el limpio,
Y rígido serás para con el perverso” (2 Sam. 22:27; Sal. 18:26). El mismo amor que ungió a David como rey confrontó el adulterio de David y el asesinato de uno de sus hombres valientes.

Dios ha procurado atraer a Israel de nuevo a Sí Mismo durante cientos de años, sin embargo, han “Porque dejaron el pacto de Jehová su Dios, y adoraron dioses ajenos y les sirvieron” (Jer. 22: 9). Finalmente, levanta a los asirios para sacarlos de la tierra. Amor duro.

Judá ha hecho poco menos como nación. Han experimentado momentos de avivamiento bajo los reinados de Asa, Josafat, Ezequías y Josías, pero la mayoría de sus 345 años como nación se han caracterizado por la idolatría.

Jeremías entiende el  duro amor de Dios. El amor que le dio a Israel la tierra de Canaán los saca de la tierra debido a su incredulidad, rebelión e idolatría. Ese mismo amor levanta a los egipcios para destronar a Joacaz.

El duro amor de Dios envió a Habacuc a profetizar sobre su cautiverio inminente: “Porque he aquí, yo levanto a los caldeos, nación cruel y presurosa, que camina por la anchura de la tierra para poseer las moradas ajenas” (Hab. 1: 6). ). Habacuc declara: “Muy limpio eres de ojos para ver el mal, ni puedes ver el agravio” (1: 13a), y cuestiona el uso de Dios de los traidores y los malvados para ejecutar el juicio: “¿por qué ves a los menospreciadores, y callas cuando destruye el impío al más justo que él y haces que sean los hombres como los peces del mar, como reptiles que no tienen quien los gobierne?” (1:13) La oración de Habacuc muestra su comprensión del  amor duro de Dios; él ora: “En la ira  acuérdate de la misericordia” (3: 2). Israel merece el “duro amor” de Dios, pero Habacuc le pide al Señor que modifique su ira con misericordia.

El duro amor de Dios levanta a los reyes paganos para castigar a las personas del pacto, pero su amor redime un remanente y castiga a los castigadores. Dios muestra un amor duro porque su santidad lo exige, su disciplina lo requiere y sus hijos a menudo lo necesitan. No importa cuán duro sea Su amor, todavía es amor, amor que un día finalmente llevará a su pueblo a casa.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Habacuc; Sofonías 1: 1-2: 7):

    Enumere las quejas que Habacuc plantea en el capítulo 1.

    ¿Qué revela Habacuc sobre el carácter de Dios?


    ¿Qué comunica Dios acerca de las personas orgullosas en su respuesta a las quejas de Habacuc?

    ¿Qué le enseña la respuesta de Dios a Habacuc acerca de Dios? ¿Cómo responde él al anuncio de Dios de un juicio inminente?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: