Dios olvidado

Por Iva May 

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 29 de julio

Adán y Eva nacen con necesidades: estéticas, físicas, relacionales y espirituales. Dios satisface cada una de esas necesidades en el jardín del Edén. El jardín es hermoso y abundante, y ellos caminan con Dios en medio de ellos. Adán y Eva experimentan estas mismas necesidades después de la caída.

NecesidadesAntes de la caída   Génesis 2:8-25Después de la caída  Génesis 3
Estéticas El SEÑOR hace crecer todo árbol que sea agradable a la vista (2:8).La pareja elige la belleza sobre Dios (3:6).
FísicaEl SEÑOR hace crecer todo árbol que era bueno para  comer (2:8).La pareja elige el apetito sobre Dios (3:6). 
RelacionalDios evalúa la soledad de Adán y dice: “No es bueno que el hombre esté solo”. Saca una costilla del costado del hombre y crea a su compañera.La pareja se vuelve uno contra el otro (3:12,16).
EspiritualDios camina con el hombre en el jardín (3:8)La pareja escucha a la serpiente en lugar de Dios.

Aunque la vida se vuelve más difícil después de la caída, Dios anticipa y satisface todas las necesidades de la pareja, incluida la salvación. Dios le promete a Eva que su simiente derrotará a la serpiente, y Él cubre su desnudez con las pieles de un animal. Abel acude a Dios a su manera establecida, mientras que Caín abandona el camino de Dios por los suyos.

La nación de Israel continúa en la tradición de Caín de abandonar a Dios. A lo largo de su historia, toman decisiones basadas en lo que ven en lugar de lo que Dios dijo y permiten que sus apetitos los gobiernen en lugar de la Palabra de Dios. Israel demuestra su quebrantamiento a través del engaño, el robo, el asesinato y el pecado sexual. La idolatría se convierte en una característica establecida cuando abandonan al Dios vivo y dependen de otras naciones para defenderlos.

El SEÑOR resume el pecado de Israel:

“Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua” (Jeremías 2:13). Dios ha demostrado su bondad con un jardín bien diseñado, el Edén. Tiempo después, el SEÑOR le da a Israel una tierra que no han comprado, casas que no han construido y campos que no han cultivado, sin embargo, lo abandonan.

Así como Adán y Eva y la nación de Israel abandonaron al Señor a pesar de su bondad (Jeremías 2: 5), el abandono de Dios caracteriza a muchos en la actualidad:

  • Las decisiones se toman no por la oración y en la fe, sino por la vista y el deseo indisciplinado; por lo tanto, la ansiedad lleva a las personas a apagar su sed espiritual en cisternas rotas que no producen agua viva.
  • En cada calle y en cada iglesia abundan los quebrantos relacionales y sociales.

Aquellos en el Oeste puede que no se inclinen ante ídolos tallados, pero los ídolos llenan garajes, salas de estar, armarios, negocios y bancos. Estas “cisternas rotas” no pueden satisfacer la verdadera necesidad que todo corazón desea: beber agua viva.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (2 Reyes 21; 22: 1-2; 2 Crónicas 33; 34: 1-7; Jer. 1; 2: 1-22):

Manasés reina sobre Israel durante 55 años. La mayoría de esos años se dedican a adorar ídolos, hasta que es llevado a Babilonia. Se humilla ante el SEÑOR, y el SEÑOR lo lleva de regreso a la tierra de Judá. ¿Cómo afecta esto su liderazgo en Judá?

Describa el reinado del hijo de Manasés, Amón, y su nieto, Josías.

Describe el ministerio al que Dios llamó a Jeremías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: