Ministros de alquiler

Por Iva May 

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 19 de julio

Los líderes espirituales que abusan de su papel para beneficio personal tergiversan a Dios con su pueblo. Los líderes de Judá usaron su plataforma para enriquecerse; no eran hombres de convicción sino lucrativos, religiosos comerciales.

Dios llamó a Miqueas para hablar con los líderes de Jerusalén sobre el abuso de sus posiciones para beneficio personal, “Mas yo estoy lleno de poder del Espíritu de Jehová, y de juicio y de fuerza, para denunciar a Jacob su rebelión, y a Israel su pecado. Oíd ahora esto, jefes de la casa de Jacob, y capitanes de la casa de Israel, que abomináis el juicio, y pervertís todo el derecho;. . . . Sus jefes juzgan por cohecho, y sus sacerdotes enseñan por precio, y sus profetas adivinan por dinero; y se apoyan en Jehová, diciendo: ¿No está Jehová entre nosotros? (Miqueas 3: 8-9,11).

Miqueas era de un pequeño pueblo llamado Moreset, en el sudoeste rural de Judá; sin embargo, no tuvo problemas para acusar a los líderes corruptos de Jerusalén, a los religiosos comerciales que abusaron de sus posiciones de influencia para obtener beneficios personales. Miqueas prometió que Jerusalén se convertiría en un montón de ruinas “Sion será arada como campo, y Jerusalén vendrá a ser montones de ruinas, y el monte de la casa como cumbres de bosque.” (3:12). Jeremías citó la profecía de Miqueas treinta años después (Jeremías 26:18).

La religión atrae a los “vividores”: hombres que felizmente se disfrazan de “hombres de Dios” mientras que representan sus propios intereses.

Cuando Elías mató a los 400 profetas de Baal, pasaron solo unos pocos años hasta que Acab tuvo otro grupo de 400. Los religiosos comerciales parecen prosperar mientras que los profetas de Dios le sirven sin importar el beneficio personal. Son hombres de convicción que no se pueden comprar. Ellos entienden que:

  • La justicia no se puede comprar. No importa cómo el hombre pueda redefinir como bueno lo que Dios ha llamado mal, los profetas de Dios siempre emitirán un llamamiento que declara el pecado por lo que realmente es.
  • La verdad no es una mercancía; a diferencia de la información, no se puede comprar. Tristemente, muchos pagan dinero para escuchar mentiras, mientras que Dios ofrece la verdad libremente a quien la reciba.
  • Ningún hombre conoce el futuro. El futuro debe ser revelado por Dios.
  • El hombre de Dios debe decir la verdad independientemente de su popularidad o rechazo.
  • La verdad que Dios revela siempre sucederá, incluso si actualmente parece una tontería.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Is. 34-35; Miqueas 2-5):

¿Qué revela el mensaje de Isaías a las naciones acerca de Dios?

¿Cómo da Isaías 35 esperanza al pueblo de Dios en medio del juicio?

Miqueas proporciona información sobre el clima espiritual de los líderes de Israel cuando enfrentan la amenaza asiria. ¿Cómo los líderes de Judá y la gente poderosa entre ellos abusaron de su poder?

Miqueas habla de un día muy lejano en el que Dios establecerá la tierra de Israel como una bendición para las naciones. ¿Cómo cumplirá esto la promesa que Dios hizo a Abraham en Génesis 12: 3? ¿Qué revela esto acerca de Dios y las promesas que Él hace?

¿Qué promesa hace el Señor con respecto al mesías de Judá?

Revise la promesa de Dios con respecto a los descendientes de Judá en Génesis 49:10. ¿Cómo cumplirá Jehová esa promesa?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: