Esperanza y ayuda para los oprimidos

Por Iva May

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 15 de julio

Uno de los frutos destructivos de la Caída es el desarrollo de una cultura de explotación

Caín y sus descendientes, quienes vivían fuera de la presencia de Dios, se convirtieron en asesinos, personas  violentas,  y opresores de mujeres  a través de la poligamia. Más tarde, cuando los descendientes de Set se casaron con los descendientes de Caín, el mundo entero sucumbió a la violencia y la explotación, a excepción de Noé y su familia, quienes fueron rescatados de una inundación global. Durante la Era de los Patriarcas, Abraham rescató a Lot y a los ciudadanos de Sodoma de un ejército superior que usó su poder para capturar y explotar ciudades más pequeñas.

Mientras que la narrativa humana revela el hilo oscuro de la explotación, la historia de la Biblia también demuestra la bondad y la fidelidad de Dios a través de su defensa de los que son explotados. Mientras el escritor del Salmo 146 reflexiona sobre la bondad de Dios, usa la historia de Jacob para describir la defensa de Dios:

“Bienaventurado aquel cuyo ayudador es el Dios de Jacob,
Cuya esperanza está en Jehová su Dios,

El cual hizo los cielos y la tierra,
El mar, y todo lo que en ellos hay;
Que guarda verdad para siempre,

Que hace justicia a los agraviados,
Que da pan a los hambrientos.
Jehová liberta a los cautivos;

Jehová abre los ojos a los ciegos;
Jehová levanta a los caídos;
Jehová ama a los justos.

Jehová guarda a los extranjeros;
Al huérfano y a la viuda sostiene,
Y el camino de los impíos trastorna.

 Salmo 146: 5-9

Jacob y su madre Rebeca se aprovechan de la ceguera de Isaac para engañarlo y obtener el derecho de nacimiento. Más tarde, Labán voltea las mesas sobre Jacob, enseñándole una lección sobre la explotación cuando desea a Raquel como esposa, pero es esclavizado por engaño a Labán. Aunque Dios usa esa explotación para cumplir sus propósitos de colocar los bloques de construcción de la nación de Israel, reprende a Labán por su engaño.

Los egipcios esclavizan a Israel para construir su propia nación, pero son desmantelados por el Dios de Israel para lograr la liberación de Israel.

La Escritura revela una serie de verdades sobre la explotación:

  • La explotación del hambriento ocurre cuando aquellos que tienen recursos se niegan a compartir con aquellos que están en desventaja (¡no perezosos!).
  • La explotación de los vulnerables ocurre cuando aquellos que tienen poder usan ese poder para el mal en lugar de la bendición.
  • Toda explotación es el resultado de vivir fuera de la presencia de Dios y de elegir actuar por egoísmo.
  • Dios a veces usa la explotación de otros en la vida de su pueblo para fortalecerlos y prepararlos para lo que está por venir.
  • Un día toda la explotación será juzgada por Dios. Él reivindicara a los oprimidos y traerá juicio santo a aquellos que han explotado a otros.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Sal. 136; 146-150):

¿Cómo el agradecimiento y la alabanza a Dios, nos modifican la perspectiva?

¿Qué contraste hace el escritor  entre confiar en el hombre y confiar en Dios en el Salmo 146?

De acuerdo con el Salmo 149, ¿la alabanza para qué prepara al pueblo de Dios?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: