Una oración por los abrumados

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 8 de julio

“Se escribirá esto para la generación venidera; y el pueblo que está por nacer alabará a JAH” (Sal. 102: 18).

La culpa, la ansiedad y el dolor caracterizaron a Israel después de su cautiverio por parte de los babilonios (este salmo probablemente se escribió durante los días siguientes al cautiverio para avivar la fe de los que se desesperaban).

El Salmo 102 enseña varias verdades útiles que ministran a aquellos que están abrumados por las consecuencias de sus circunstancias:

El rostro de Dios parece oculto a veces y las oraciones parecen sin respuesta: “No escondas de mí tu rostro en el día de mi angustia; inclina a mí tu oído; apresúrate a responderme el día que te invocare. . . . A causa de tu enojo y de tu ira; pues me alzaste, y me has arrojado” (102: 2, 10). Sin embargo, Él no cambia, “Pero tú eres el mismo, y tus años no se acabarán” (102:27).

La pérdida de la conciencia de la presencia de Dios puede causar ansiedad que afecta la salud física: “Porque mis días se han consumido como humo, y mis huesos cual tizón están quemados. Mi corazón está herido, y seco como la hierba, por lo cual me olvido de comer mi pan. Por la voz de mi gemido mis huesos se han pegado a mi carne” (102: 3-5).

Las relaciones interpersonales están corrompidas, “Cada día me afrentan mis enemigos;
Los que contra mí se enfurecen, se han conjurado contra mí” (102: 8).

El tiempo pasa lentamente, “Mis días son como sombra que se va, y me he secado como la hierba. . . . El debilitó mi fuerza en el camino; acortó mis días” (102: 11, 23).

Las llamas de la esperanza deben ser avivadas: “Mas tú, Jehová, permanecerás para siempre,
Y tu memoria de generación en generación. Te levantarás y tendrás misericordia de Sion,
Porque es tiempo de tener misericordia de ella, porque el plazo ha llegado.” (102: 12-13).

Dios usa la tristeza de su pueblo de manera redentora: “Entonces las naciones temerán el nombre de Jehová, y todos los reyes de la tierra tu gloria. . . . Se escribirá esto para la generación venidera; y el pueblo que está por nacer alabará a JAH” (102: 15, 18).

El sufrimiento despierta un entendimiento de la brevedad de la vida, “Dije: Dios mío, no me cortes en la mitad de mis días; por generación de generaciones son tus años” (102: 24).

Solo el cielo revelará el número de aquellos en los últimos tres milenios que han sido consolados por este salmo. ¿Abrumado por la culpa, la preocupación y la ansiedad? ¡Entonces este salmo es para ti!

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Sal. 98-100; 102; 104):

¿Cómo afecta la adoración a nuestro gran Dios Soberano nuestra actitud y perspectiva?

¿De qué manera adora el salmista a Dios en estos salmos? ¿Qué revela esto sobre la adoración?

¿Qué reconoce el salmista acerca de Dios que lo eleva en adoración?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: