Las relaciones matrimoniales son importantes

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 17 de junio

Elías le escribe a Joram una carta para reprenderlo por su influencia malvada como el rey de Judá: “Por cuanto no has andado en los caminos de Josafat tu padre, ni en los caminos de Asa rey de Judá,sino que has andado en el camino de los reyes de Israel, y has hecho que fornicase Judá y los moradores de Jerusalén, como fornicó la casa de Acab” (2 Crón. 21: 12-13). Elías promete a Joram que el SEÑOR pronto golpeará todo lo que le pertenece con un fuerte golpe y que morirá de una muerte horrible.

El hijo de Josafat, Joram, se había casado con la hija de Acab, Atalía. Su hijo, Ocozías, sucede a Joram al trono. Él no camina en los caminos de su abuelo paterno Josafat, sino en los caminos de su abuelo materno, Acab. La influencia de Atalía deja su marca en Ocozías: “También él anduvo en los caminos de la casa de Acab, pues su madre le aconsejaba a que actuase impíamente. Hizo, pues, lo malo ante los ojos de Jehová, como la casa de Acab; porque después de la muerte de su padre, ellos le aconsejaron para su perdición.” (22: 3-4).

Lo que pudo haber parecido un movimiento sabio en una generación, una alianza inocente por matrimonio con un rey vecino, se convierte en el desmoronamiento de la nación en las siguientes generaciones. La nuera de Josafat ejerce una influencia increíble sobre su nieto, para el dolor de su nieto y en detrimento de Judá.

Una idea que ha ganado bastante dinero en nuestros días es que “mi matrimonio es simplemente una relación entre mi pareja y yo; nadie más tiene nada que decir, y nadie más se verá afectado “. Tanto la Escritura como la realidad actual revelan el defecto de este pensamiento. Cada relación tiene impacto en las generaciones futuras. Las elecciones hechas hoy afectan a los hijos y nietos del mañana.

Los matrimonios son pactos hechos ante Dios; aquellos que eligen entrar en ese pacto a la ligera, especialmente al entrar en ese pacto con los incrédulos, invitan el mismo desastre a sus hogares. Dios se toma en serio cuando dice: “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?” (2 Cor. 6:14).

El profeta Amós pudo haber tenido esta misma relación en mente cuando escribió: “¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?” (Amós 3: 3). Este es el versículo favorito de mi esposo para consejería prematrimonial. Si uno de los cónyuges se dirige al cielo y el otro se dirige al infierno, este matrimonio no tiene ninguna posibilidad de éxito. La unión puede parecer correcta, pero el Dios que sabe todas las cosas ve lo suficiente en el futuro para ver el desastre final de tal matrimonio. Ten cuidado cuando hagas alianzas duraderas, ¡las relaciones son importantes!

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (2 Crónicas 21:8-20; 22:1-9;  2 Reyes 8:23 – 10:31):

Repasa Deuteronomio 28: 15-16, 25, 33. ¿Qué había prometido el SEÑOR si Israel desobedecía al SEÑOR y Sus mandamientos? ¿Cómo cumplirá Jehová esta promesa en los días de Joram? ¿Qué revela esto acerca de Dios?

¿Cómo afecta la alianza entre Josafat y Acab el reinado de sus descendientes? ¿Cuánto le cuesta a Judá esta alianza?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: