Ateos Prácticos

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 14 de junio

Cuando Dios le promete a Abraham un hijo, una tierra y descendientes, Él se obliga a protegerlo (Gn. 12: 1-2); sin embargo, Abraham lucha para apropiarse de esa protección cuando huye primero a Egipto y luego a Gerar. El SEÑOR se identifica a sí mismo como el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob. Quien es para los patriarcas, es para sus descendientes. Como nación joven, Israel lucha por apropiarse de la provisión y protección de Dios durante los cuarenta años en el desierto. También luchan para apropiarse de su presencia y provisión durante la Era de los Jueces. Solo después de largos periodos de opresión, claman a Dios. David se apropia de la promesa de protección cuando Saúl e Israel se enfrentan a los filisteos:  “¿quién es este filisteo incircunciso, para que provoque a los escuadrones del Dios viviente?” (1 Samuel 17:26). Jonatán, el hijo de Saúl, también entiende quién es Dios para Israel cuando los filisteos lo superan en número en una batalla: “quizá haga algo Jehová por nosotros, pues no es difícil para Jehová salvar con muchos o con pocos.” (1 Sam. 14: 6). Tristemente, el rey Amasías de Israel no tiene tal visión de Dios.

Cuando el rey Ocozías cae a través de la celosía de su habitación superior y se lesiona, envía mensajeros para preguntar al dios de Ecrón, como si no hubiera Dios en Israel. El SEÑOR envía a Elías a interceptar a los mensajeros y los envía de vuelta a Ocozías con un mensaje propio: “¿No hay Dios en Israel, que vais a consultar a Baal-zebub dios de Ecrón?” (2 Reyes 1: 3). El rey responde enviando una partida de guerra para capturar a Elías, de nuevo, ¡como si no hubiera Dios en Israel! El SEÑOR destruye la primera y la segunda delegación con fuego. Pensarías que, a estas alturas, Ocozías le conocería al Dios de Israel, pero no. El capitán de la tercera delegación obtiene lo que Ocozías no puede: ¡él vive y el rey muere! ¡Elías aprende que no debe temer al hombre que no teme a Dios!

Esta escena revela una serie de verdades sobre la vida como si Dios no existiera:

  • Las crisis revelan tanto el orgullo del hombre como el objeto de la confianza del hombre.
  • Solo Dios conoce el futuro, y el hombre no puede saber lo que depara el futuro a menos que Dios lo revele. Él se ha revelado a su pueblo; sin embargo, deben responder a quien El es.
  • Las personas orgullosas viven para demostrar su independencia; A menudo ponen en riesgo las vidas de otros en el proceso.
  • Cada hombre es más dependiente de Dios de lo que se da cuenta.

Dios desea revelarse al mundo a través de Israel. Tristemente, la incredulidad de Israel dificulta la bendición de Dios para ellos como pueblo e impide que otras naciones lo conozcan.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (2 Reyes 1; 3; 8: 16-22; 1 Reyes 22: 41-50; 2 Crónicas 20: 31-21: 7):

¿Qué instrucciones da Elías a los reyes de Israel, Judá y Edom, y qué requerirá de ellos? ¿En qué otras historias hemos visto a Dios dar instrucciones extrañas? ¿Qué revela esto acerca de Dios? ¿Cómo se prueba el SEÑOR a los reyes?

El hijo de Josafat se casa con la hija de Acab. ¿Cómo afecta esta alianza matrimonial el reinado del hijo de Josafat? ¿Qué revela esto sobre los efectos del compromiso?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: