Un Rey berrinchudo y una reina intrigante

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 12 de junio

“Y su mujer Jezabel le dijo: ¿Eres tú ahora rey sobre Israel? Levántate, y come y alégrate; yo te daré la viña de Nabot de Jezreel.” (1 Reyes 21:7).

¿Alguna vez has querido algo tanto que tu obsesión te haya llevado a perder el apetito? Acab se enferma por la propiedad de su prójimo. La propiedad de Nabot es solo un síntoma de un problema más profundo. El capítulo anterior se cerró con la reprensión del profeta al rey Acab por su desobediencia al no matar a Ben-adad. Malhumorado y enfadado, Acab regresa a Samaria, donde guarda su reprimenda. En este momento de su vida, él codicia la propiedad de su vecino. Nada lo alegrará si no tiene la viña de Nabot.

Hombres malhumorados y enojados explotan o hacen pucheros. Las mujeres casadas con hombres que explotan tienden a retirarse, mientras que las mujeres casadas con hombres que hacen pucheros aprovechan a  hacer planes y rescatarlos. Acab hace pucheros, y Jezabel  intriga: “Te conseguiré el viñedo”.

¿Qué podemos aprender de esta mujer intrigante?

  • Los intrigantes se ocupan del asunto en sus propias manos: “Te daré la viña de Nabot,  jezreelita” (21: 7).
  • Los intrigantes ignoran las convicciones y los derechos legales de los demás. La negativa de Nabot a ceder su propiedad se basa en los derechos de propiedad desarrollados en el Libro de la Ley (Lev. 25:23; Núm. 36: 7).
  • Los intrigantes abusan de la autoridad. Ella escribió cartas en nombre de Acab y las selló con su sello. (1 Reyes 21: 8).
  • Los intrigantes acusan falsamente a personas inocentes como una tapadera por su codicia: “Poned a dos hombres perversos delante de él, que atestigüen contra él y digan: Tú has blasfemado a Dios y al rey. ” (21:10).
  • Los intrigantes utilizan la religión como un frente para aprovecharse de los demás, “Proclamad ayuno… Has blasfemado a Dios” (21: 9-10).
  • Los intrigantes tratan a sus víctimas con dureza: ” Y entonces sacadlo, y apedreadlo para que muera.” (21:10).
  • Los intrigantes intimidan a otros para que cooperen con sus planes: “Y los de su ciudad, los ancianos y los principales que moraban en su ciudad, hicieron como Jezabel les mandó, conforme a lo escrito en las cartas que ella les había enviado” (21:11).

Las personas que toman los asuntos en sus propias manos lastiman a los demás. Nunca experimentan lo que Dios hará en nombre de los que lo esperan (Isaías 64: 4); ellos experimentan juicio en su lugar. Esta historia sirve como una clara advertencia para todas las mujeres que hacen planes; Jezabel se sale con la suya y obtiene la viña para Acab, pero incurre en el juicio de un Dios Santo.

Preguntas para la lectura cronológica de hoy (1 Reyes 20:23 – 22:9;  2 Crónicas 18: 1-8):

¿Qué había querido Dios para Ben-Hadad?

¿Cuál es el legado de Acab (21: 25-26)? ¿Cuál fue la influencia de Jezabel sobre él?

¿Cómo promete Dios vindicación para Nabot? ¿Viene su reivindicación de inmediato?

Pídele al Señor que te haga consciente de las intrigas en tu propia vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: