La sabiduría y alfabetización bíblica

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 20 de mayo

“Ahora pues, Jehová Dios mío, tú me has puesto a mí tu siervo por rey en lugar de David mi padre; y yo soy joven, y no sé cómo entrar ni salir. Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo; porque ¿quién podrá gobernar este tu pueblo tan grande?” (1 Reyes 3: 7,9).

Muchos de los que hoy entran en la política “lo falsifican hasta que lo logran”. Ellos confían en su carisma o equipos de apoyo para llevarlos al cargo. Clamar a Dios no es ni siquiera una opción. Guiar a otros conlleva una gran y grave responsabilidad. Solo cuando los líderes consideren a su pueblo como el pueblo de Dios, clamarán a Dios por su sabiduría y ayuda.

Moisés registra un conjunto de regulaciones en Deuteronomio 17: 14-20 que deben guiar el comportamiento de los futuros reyes de Israel.

  • No debe ser extranjero (17:15).
  • “no aumentará para sí caballos, ni hará volver al pueblo a Egipto con el fin de aumentar caballos” (17:16).
  • “Ni tomará para sí muchas mujeres, para que su corazón no se desvíe” (17:17).
  • “ni plata ni oro amontonará para sí en abundancia” (17:17).
  • “Y cuando se siente sobre el trono de su reino, entonces escribirá para sí en un libro una copia de esta ley, del original que está al cuidado de los sacerdotes levitas; y lo tendrá consigo, y leerá en él todos los días de su vida, para que aprenda a temer a Jehová su Dios, para guardar todas las palabras de esta ley y estos estatutos, para ponerlos por obra” (17: 18-19)
  • “para que no se eleve su corazón sobre sus hermanos, ni se aparte del mandamiento a diestra ni a siniestra” (17:20).

David exhorta a Salomón por última vez antes de su muerte: “Guarda los preceptos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de la manera que está escrito en la ley de Moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y en todo aquello que emprendas” (1 Reyes 2: 3). El Señor responde a la petición de Salomón concediéndole sabiduría. Luego pone una condición en la duración de la vida de Salomón: “Y si anduvieres en mis caminos, guardando mis estatutos y mis mandamientos, como anduvo David tu padre, yo alargaré tus días” (1 Reyes 3:14). Tanto Dios como David llevan a Salomón a la quinta guía de Deuteronomio para elegir un rey. 

La alfabetización bíblica acompaña la sabiduría de Dios. Líderes que son efectivos conocen y siguen la Palabra de Dios.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Sal. 83; 1 Cr. 29: 23-25; 1 Reyes 2:13 – 3:15):

La mención de los asirios coloca el Salmo 83 en la última era del Reino Dividido. ¿Cómo se describen los enemigos de Israel? ¿Cómo ora el salmista contra los enemigos de Israel?

¿Cuales dos eventos ocurren que obligan a Salomón a resolver el problema con Adonías?

Repase las instrucciones finales de David a Salomón en 1 Reyes 2: 1-9. Leer 1 Sam. 2: 31-35. ¿Por qué Salomón elimina a Abiatar de servir como sacerdote?

¿Qué comparten las historias sobre Adonías, Joab y Simei?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: