¡Expuesto!

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 26 de abril

“Y pasado el luto, envió David y la trajo a su casa; y fue ella su mujer, y le dio a luz un hijo. Mas esto que David había hecho, fue desagradable ante los ojos de Jehová” (2 Sam. 11:27).

Hoy parece que las celebridades no pueden hacer nada en secreto. Los paparazzi se instalan en sus casas, siguen sus autos y hasta jaquean sus teléfonos para descubrir las fotos jugosas de las celebridades. Los gobernantes, sin embargo, parecen salirse con la suya porque su poder los protege.

David piensa que tiene el poder suficiente para protegerlo de la exposición de su pecado. Cuando comete adulterio, piensa que ha cubierto el pecado, pero la mujer queda embarazada. David intenta cubrir su pecado llevando a su marido a casa, pero nuevamente la exposición se avecina, porque la fidelidad del marido hacia el rey no le permite ir a casa con su esposa. El último intento de David de ocultar su pecado cruza otra línea moral mucho más seria: abusa de su poder para asesinar a un subordinado leal. Aún así, no ha cubierto su pecado.

¿O si? La historia no termina con el pecado encubierto, sino con el disgusto de Dios: ” Mas esto que David había hecho, fue desagradable ante los ojos de Jehová ” (11:27). Los intentos de encubrimiento de David son un fracaso total porque ha olvidado que el único que importa lo ve todo y lo descubre todo en su tiempo. Dios expone el pecado de David ante todos, lo castiga delante de todos  e incluso le enseña el perdón de manera pública.

Moisés había advertido a las dos tribus y media  contra la infidelidad al SEÑOR: “…y sabed que vuestro pecado os alcanzará.” (Núm. 32:23). Salomón escribió hace mucho tiempo: “El que cubre sus pecados no prosperará, pero el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia” (Prov. 28:13). Dios tiene una manera de expresar su descontento que expone nuestro pecado, exalta su santidad, y presenta su misericordia.

El mejor paso después  de nuestro pecado es  confesarlo y apartarnos de él; encubrir el pecado solo trae una exposición dolorosa. Pablo bien dice: “Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados” (1 Co. 11:31).

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (1 Crónicas 20:1; 2 Samuel 11:1 – 12:14; Salmo 51; 2 Samuel 12:15-25; 2 Samuel 5:14-16; 1 Crónicas 14:3-7; 1 Crónicas 3:5-9):

David busca cubrir su pecado al traer a Urías el hitita de la batalla, pero Urías frustra los planes de David a cada paso. ¿Qué cualidades muestra Urías que todo seguidor del Señor debería tener?

A los ojos del mundo, David cubre completamente su pecado, pero la Biblia revela no solo las acciones de los hombres sino también los motivos del corazón y la mente de Dios. ¿Cómo expone la Biblia los motivos de David y la actitud de Dios hacia el pecado de David?

Cuando Natán el profeta viene a David, él le cuenta una historia para exponer su pecado. ¿Cuál es la respuesta de David a la historia?

La reprensión de Dios a David se basa en varias verdades clave. ¿Cuáles son estas verdades clave sobre la relación de Dios con David y la respuesta de David a esa relación?

Al final de la historia, el niño nacido de David y Betzabe muere. ¿Cómo maneja David la muerte del niño y qué puedes aprender sobre las muertes de niños a partir de esta historia?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: