Cuando la bondad fracasa

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 25 de abril

A veces la bondad es contraproducente. No tiene nada que ver con el que expresa la bondad, sino con el que recibe la bondad. Esta persona puede tener un receptor de bondad defectuoso por la sospecha, que atribuye motivos ulteriores al benefactor.

Eso es exactamente lo que sucedió con el rey David y Hanún: “Después de esto, aconteció que murió el rey de los hijos de Amón, y reinó en lugar suyo Hanún su hijo. Y dijo David: Yo haré misericordia con Hanún hijo de Nahas, como su padre la hizo conmigo. Y envió David sus siervos para consolarlo por su padre. Mas llegados los siervos de David a la tierra de los hijos de Amón” (2 Sam. 10: 1-2). David envía una delegación para expresar sus condolencias a Hanún. En lugar de recibir a la delegación de David por lo que es, un comité de bienvenida, al reunirse con ellos, les afeita la barba, les corta la ropa hasta  las caderas y los envía de regreso a David en humillación.

David y Nahas han tenido una historia juntos. Aunque la Biblia guarda silencio con respecto a los términos de su amistad, David ha recibido la bondad de Nahas y solo deseaba expresar su gratitud hacia el hijo de Nahas. En lugar de un beso en la mejilla, recibe una bofetada en la cara.

Esta historia revela varias verdades sobre la sospecha:

  • La sospecha le roba a uno recibir un bien intencionado. Porque Hanún escucha las sospechas de sus asesores: “¿No ha enviado David sus siervos a ti para reconocer e inspeccionar la ciudad, para destruirla? (10: 3), no recibe las condolencias por la muerte de su padre.
  • La sospecha humilla a los demás por el bien que buscan hacer. En lugar de recibir las condolencias de David a su valor nominal, los amonitas humillan a la delegación de David. Las personas sospechosas son personas de mente pequeña. Abusan de su poder y autoridad sobre los demás para humillarlos.
  • La sospecha revela un corazón de duplicidad. Los asesores de Hanún le atribuyen a David sus propios motivos malvados. Eso es exactamente lo que habrían hecho si el padre de David hubiera muerto.
  • La sospecha crea conflicto entre amigos. David no tiene pelea con Nahas o su hijo Hanún. Se produce una batalla donde no ha habido conflicto previo. David envía a Joab para atacar a los amonitas. Humillado, el ejército amonita huye del campo de batalla (10: 7-14).
  • La sospecha lleva a personas inocentes al conflicto: Hanún invita a los arameos a un conflicto que no es el suyo. ¡Esta alianza es costosa!

Tenga cuidado de entretener sospechas sobre los motivos de los demás. Los actos de bondad a menudo son solo eso, actos de bondad.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (2 Samuel 8:15 – 10:19; 1 Crónicas 6:16-48; 18:14-17; 19: 1-19):

La confianza de David en el SEÑOR al haber sido ungido como rey de Israel se desborda en su interacción con los herederos de Saúl. ¿Qué le enseña a Israel acerca de la gracia, su trato a Mefi-boset?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: