La Caza: Persiguiendo el Corazón de Dios

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 22 de abril

Los primeros días del reinado de David revelan su corazón conforme a  Dios.

  • David busca al SEÑOR cuando es atacado por los filisteos.

En dos ocasiones, los filisteos persiguen a David en el valle de Refaim. En ambas ocasiones, David busca al SEÑOR, y el SEÑOR lo hace victorioso (2 Samuel  5: 17-25). Él no asume que la dirección de Dios para el primer conflicto es la misma para el segundo conflicto. De hecho, Dios lo instruye de manera diferente en cada ocasión. David entiende que, aunque las situaciones pueden ser similares, los líderes deben buscar la sabiduría de Dios cada vez.

  • David entiende que los hombres lo seguirán y que su posición de liderazgo no debe desperdiciarse en la gratificación personal.

David menciona su sed de agua de su hogar en Belén. Tres de sus hombres poderosos rompen el campamento filisteo en Belén y le regalan a David el agua que él desea. David se niega a beberlo cuando se da cuenta de que el agua podría haberle costado a varios de sus hombres valientes. David entiende que los hombres lo seguirán a un gran costo para ellos mismos, y que no debe tratar a tales seguidores a la ligera.

  • David aprende de sus errores.

El deseo de David de traer el arca del pacto de Quiriat-jearim a Jerusalén es noble. Él hace un gran alboroto de la ocasión, colocando el arca del pacto en un carro nuevo y reclutando a 30,000 hombres, junto con acompañamiento musical, para marchar junto al arca. Cuando Uza extiende su mano para sujetar el arca, Dios lo derriba. David aprende que hacer lo correcto de la manera incorrecta cuesta la vida de los demás.

Al inicio de su reinado, David entiende que su posición como rey de Israel conlleva una gran responsabilidad. El Salmo 101 refleja el deseo de David de honrar al Señor en su nueva posición: “Entenderé el camino de la perfección cuando vengas a mí. En la integridad de mi corazón andaré en medio de mi casa (101: 2). “No pondré delante de mis ojos cosa injusta” (101: 3). “Corazón perverso se apartará de mí; No conoceré al malvado” (101: 4). “De mañana destruiré a todos los impíos de la tierra,
Para exterminar de la ciudad de Jehová a todos los que hagan iniquidad” (101: 8).

Un corazón para Dios siempre incluye la oración, la preocupación por el bienestar de los demás, una actitud enseñable y la mansedumbre para aprovechar el poder. Abraham Lincoln dijo: “Cualquier hombre puede manejar la adversidad, pero si quieres ver el carácter de un hombre, dale poder”.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (2 Samuel 5; 1 Crónicas 11: 1-9; 12:23-40; 13: 1-14; 14: 1-2, 8-17):

¿Qué aprende David sobre Dios en Baal Perazim?

¿Qué le enseña el fiasco en Quiriat-jearim a David acerca del SEÑOR y el arca del pacto? ¿Cuánto le cuesta a otros el hecho de que David no busque al SEÑOR con respecto al arca?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: