La reacción violenta de la desobediencia

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 19 de abril

Cientos de años antes de la Era del Reino, Moisés registró la promesa de Dios con respecto a los amalecitas, que habían luchado contra Israel durante los primeros días de su partida de Egipto: “Y Jehová dijo a Moisés: Escribe esto para memoria en un libro, y di a Josué que raeré del todo la memoria de Amalec de debajo del cielo.” (Ex. 17:14). Moisés repitió esta promesa a la próxima generación en Deuteronomio 25: 17-19.

Al inicio del reinado de Saúl, el SEÑOR le ordena que destruya a los amalecitas. La desobediencia de Saúl le cuesta el reino (aunque el SEÑOR le permite reinar por muchos años mas) y un sucesor en el trono de Israel (1 Samuel 15).

Han pasado varias décadas desde la desobediencia de Saúl. De repente, los amalecitas vuelven a aparecer en la historia de la Biblia. Mientras David lucha por el ejército filisteo, los amalecitas destruyen Siclag, donde se encuentra su familia, y los toman cautivos. “Y David consultó a Jehová, diciendo: ¿Perseguiré a estos merodeadores? ¿Los podré alcanzar? Y él le dijo: Síguelos, porque ciertamente los alcanzarás, y de cierto librarás a los cautivos” (1 Samuel 30: 8). David los rastreó, rescató a su familia y destruyó a los amalecitas.

De esta historia emergen varias verdades simples pero profundas:

  • Lo que parece simple desobediencia por parte de una persona siempre afecta a los demás, incluso en las siguientes generaciones. Décadas más tarde, David tiene que lidiar con los amalecitas.
  • Dios a menudo da a las generaciones posteriores oportunidades para tener éxito donde las generaciones anteriores han fracasado. David destruye a los amalecitas, y esa es la última vez que se mencionan en la Biblia.
  • Dios siempre cumple las promesas que hace. Los amalecitas vivieron en un tiempo prestado hasta el final del reinado de Saúl, cuando David los eliminó.

David comienza su reinado donde Saúl debió haber empezado su reinado, con la derrota de los amalecitas. Quizás Saúl hubiera derrotado a los filisteos durante su vida si hubiera pasado menos tiempo tratando de matar a David. Lamentablemente, el reinado de Saúl termina cuando muere a manos de los filisteos, dejando a David uno más de los líos de Saúl para limpiar.

Preguntas de la lectura de hoy (1 Samuel 30:1 – 31:13; 1 Crónicas 9:40 – 10:14; 2 Samuel 1: 1-27):

Repase Éxodo 17:14; Deuteronomio 25: 17-19; 1 Samuel 15: 2-3. ¿Qué revela la destrucción de los amalecitas sobre David?

¿Cómo se asemeja la muerte de Saúl a la de Abimelec en Jueces 9:54? ¿Qué revela esta comparación sobre el gobierno de Saúl?

¿Qué revela la respuesta de David a la muerte de Saúl sobre David?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: