Alfabetización bíblica, justicia y salud espiritual

Por Iva May el 29 de marzo de 2020

“Los jefes de los padres de los levitas vinieron al sacerdote Eleazar, a Josué hijo de Nun y a los cabezas de los padres de las tribus de los hijos de Israel, y les hablaron en Silo en la tierra de Canaán, diciendo: Jehová mandó por medio de Moisés que nos fuesen dadas ciudades donde habitar, con sus ejidos para nuestros ganados” (Jos. 21: 1-2).

Las ciudades y los pastizales de los doce territorios de Israel se reservaron para los levitas. Seis de esas 48 ciudades fueron designadas como Ciudades de Refugio. La justicia y el bienestar espiritual de Israel dependen de la dispersión de los levitas (que saben y hacen su trabajo) en los 12 territorios. Esta dispersión revela una serie de verdades con respecto al gobierno de la nación:

La alfabetización bíblica acompaña el bienestar espiritual del pueblo de Dios. Los levitas están dispersos por toda la tierra para exaltar y enseñar el Libro de la Ley de Moisés: “Ellos enseñarán tus juicios a Jacob, Y tu ley a Israel; Pondrán el incienso delante de ti, Y el holocausto sobre tu altar.” (Deut. 33:10).

La justicia acompaña a personas bíblicamente alfabetizadas y espiritualmente sanas. Seis ciudades (tres a cada lado del río Jordán) entre las 48 ciudades de los levitas están designadas como ciudades de refugio. Los levitas forman un tribunal de justicia para conocer los casos de personas involucradas en la pérdida involuntaria de vidas. El discernimiento espiritual basado en la ley de Dios ofrece justicia para los inocentes.

Las personas bíblicamente instruidas y espiritualmente sanas ofrecen un juicio imparcial y lugares seguros para aquellos acusados ​​falsamente de delitos. Los accidentes ocurren. Los pecadores, por ser quienes son, buscan venganza, incluso por la pérdida involuntaria de vidas. Las ciudades de refugio ofrecen a los involucrados en la muerte no intencional un lugar seguro para el juicio y un lugar seguro para vivir una vez que se declara la inocencia. No hay prisiones en Israel.  Los culpables de la pérdida intencional de la vida mueren. Los exonerados están a salvo de las represalias. Los levitas son responsables ante Dios para asegurar que la justicia reina en Israel.

El posicionamiento de los levitas en los doce territorios y las seis ciudades de refugio dentro de esos territorios garantiza el acceso a la justicia de todo Israel. El buen gobierno de esta nación recién fundada depende de la alfabetización bíblica y la salud espiritual de los levitas.

Preguntas de la lectura de hoy (Josué 19: 49-21: 45; 1 Crónicas 6: 54-81):

¿Qué le dice la preocupación y provisión de Dios a la persona culpable de homicidio involuntario acerca de su carácter?

Dios le da a los hijos de Aarón 13 ciudades en Judá, en Simeón y en Benjamín. Tres de estas ciudades en Benjamín incluyen a Gabaón, Geba y Anatot. Estas ciudades rodean a cinco millas de Gabaa de Benjamín, que se hizo famosa en Jueces 19. ¿Qué tipo de influencia deberían tener los hijos de Aarón en sus pueblos vecinos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: