Un lugar para su nombre, una práctica digna de su presencia

La Biblia Cronológica de One Year®, NKJV (Tyndale, 2013), 15 de marzo

Dios anhela estar entre su pueblo. Él le dice a Moisés de un día en que elegirá un lugar entre todas las tribus de Israel para colocar Su Nombre. También advierte a Israel de no redefinir quién es Él y adorarlo de la manera en que los demás adoran a sus dioses: “guárdate que no tropieces yendo en pos de ellas, después que sean destruidas delante de ti; no preguntes acerca de sus dioses, diciendo: De la manera que servían aquellas naciones a sus dioses, yo también les serviré. No harás así a Jehová tu Dios; porque toda cosa abominable que Jehová aborrece, hicieron ellos a sus dioses; pues aun a sus hijos y a sus hijas quemaban en el fuego a sus dioses.”  (Deuteronomio 12: 30-31).

El sincretismo es sumarle o restarle  a la revelación de Dios de sí mismo en las Escrituras; está redefiniendo a Dios y reinterpretando la adoración. 

Idolatría:

  • Disminuye la identidad de Dios como Él se ha revelado a sí mismo en las Escrituras y luego adora esa visión disminuida.
  • Imagina que Dios es diferente de lo que Él se ha revelado a sí mismo en las Escrituras y adora esa imagen.
  • Reduce la revelación de Dios de sí mismo en las Escrituras al crear un objeto para caracterizarlo y luego adora ese objeto.

Por lo tanto, el SEÑOR le ordena a Israel que destruya todos los lugares de adoración cananeos, para destruir sus ídolos. Él les ordena que apedreen a miembros en sus propias familias y líderes en sus propias ciudades, que intentan atraerlos para redefinir a Dios y reinterpretar la adoración. Incluso deben destruir ciudades enteras entre ellos, si son culpables de idolatría.

Israel debe examinar cada profecía y práctica de adoración a través de la revelación de Dios de sí mismo, su palabra. Las Escrituras son iconoclastas, ya que destruyen representaciones falsas y falsas ideas acerca de Dios. Dios es quien dice que es, y la adoración es como él prescribe. Tampoco está abierto a interpretación o adaptación. Dios es santo, y su nombre debe ser venerado tanto en la creencia como en la práctica.

“Además, Dios habla de un día futuro cuando Su Nombre morará en un lugar específico entre Su pueblo, y ofrecerán sacrificios allí, Mas pasaréis el Jordán, y habitaréis en la tierra que Jehová vuestro Dios os hace heredar; y él os dará reposo de todos vuestros enemigos alrededor, y habitaréis seguros. Y al lugar que Jehová vuestro Dios escogiere para poner en él su nombre, allí llevaréis todas las cosas que yo os mando: vuestros holocaustos, vuestros sacrificios, vuestros diezmos, las ofrendas elevadas de vuestras manos, y todo lo escogido de los votos que hubiereis prometido a Jehová.”  12: 10-11). 

El deseo de David de construir un lugar para Su Nombre se origina en esta promesa.

Preguntas de la lectura de hoy (Deuteronomio 10:1- 12:32):

Mientras Moisés revisa los tratos pasados ​​de Dios con Israel, ¿qué dice él que resume el corazón de Dios hacia su pueblo?

¿Qué comunica Moisés acerca de la alfabetización bíblica y la bendición de Dios sobre su pueblo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: