Buen gobierno

La Biblia Cronológica de One Year®, NKJV (Tyndale, 2013), 13 de marzo

Los hombres mundanos gobiernan a las personas con su propia sabiduría en lugar de depender de la sabiduría manifestada de Dios. La opresión pronto gobierna el día, y la depresión y la desesperación caracterizan a la gente. No es así con el pueblo de Dios.

Dios distingue a Israel de todos los pueblos que los rodean haciendo un pacto con ellos y dándoles reglamentos para guiar su comportamiento:

“Mirad, yo os he enseñado estatutos y decretos, como Jehová mi Dios me mandó, para que hagáis así en medio de la tierra en la cual entráis para tomar posesión de ella. Guardadlos, pues, y ponedlos por obra; porque esta es vuestra sabiduría y vuestra inteligencia ante los ojos de los pueblos, los cuales oirán todos estos estatutos, y dirán: Ciertamente pueblo sabio y entendido, nación grande es esta. Porque ¿qué nación grande hay que tenga dioses tan cercanos a ellos como lo está Jehová nuestro Dios en todo cuanto le pedimos? Y ¿qué nación grande hay que tenga estatutos y juicios justos como es toda esta ley que yo pongo hoy delante de vosotros?” 

 (Deuteronomio 4: 5-8).

Las reglas y regulaciones dadas por Dios están destinadas a construir una comunidad, a traer la libertad y causar celebración.

Las regulaciones dietéticas protegen a la comunidad de enfermedades al abogar por la limpieza y la salud personal.

Las regulaciones sociales promueven la hermandad y protegen a la comunidad de la implosión debido a los depredadores.

Las regulaciones ceremoniales desarrollan la gratitud y la conciencia de Dios al promover una celebración comunitaria centrada en Dios.

Las normas de sacrificio reconocen la santidad de Dios y la seriedad del pecado al recordar constantemente a la comunidad la promesa de redención de Dios.

Cuando Dios ya no es el epicentro de la comunidad, surgen hombres que gobiernan por la sabiduría terrenal. Sin la sabiduría de Dios, los gobiernos oprimen, los depredadores proliferan y las conductas adictivas aumentan. Y la esperanza de redención muere. ¡Cómo el mundo necesita ver un gobierno piadoso!

Pregunta de la lectura de hoy (Deuteronomio 3: 21-5: 33):

¿A qué evento se refiere Moisés como una advertencia contra la desobediencia a los mandamientos del SEÑOR?

¿Qué causa identifica Moisés como raíz de la idolatría?

¿Qué promete Dios que ocurrirá si Israel recurre a la idolatría?

Moisés recita los diez mandamientos a los que se preparan para ingresar a Canaán. ¿Qué les dice Moisés acerca de la generación anterior que recibió los diez mandamientos?

¿Qué promesa acompaña la obediencia a los diez mandamientos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: