Un ministerio organizado

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 27 de febrero

“Y Jehová habló a Moisés, diciendo: Haz que se acerque la tribu de Leví, y hazla estar delante del sacerdote Aarón, para que le sirvan” (Núm. 3: 5-6).

A nadie le gusta moverse. Mudarse implica empacar, clasificar, descartar y planear seriamente. Imagine la planificación y el trabajo que se necesitaría para mover a los israelitas en el desierto. En medio de todo el movimiento, Israel también tuvo la tarea de mover el Tabernáculo de Reunión. Cambiar las ubicaciones requeriría la ayuda de todos los levitas para desarmar el Tabernáculo de Reunión y luego volver a ensamblarlo en un sitio nuevo.

El Señor separa a Aarón y a sus descendientes de todos los demás levitas para ministrar como sacerdotes delante de Él en el santuario y para cuidar de las cosas más santas. Él les da la responsabilidad de empacar los muebles sagrados y los artículos utilizados para ministrar en el santuario. Nadie más que Aarón y sus descendientes pueden ver las cosas santas. Deben acampar en el lado este del tabernáculo frente al Tabernáculo de Reunión.

Todos los Levitas restantes están organizados por clanes y tareas asignadas para que el mover el Tabernáculo de Reunión sea simple y asegurar que las cosas santas de Dios sean tratadas con respeto.

  • Los gersonitas deben acampar en el oeste, detrás del Tabernáculo. Tienen la responsabilidad de llevar el Tabernáculo y la tienda, sus cubiertas y las cortinas exteriores.
  • Los coatitas deben acampar en el lado sur del tabernáculo. Son responsables de llevar el contenido del santuario: el arca, la mesa, el candelero, los altares, los artículos del santuario utilizados para ministrar y la cortina interior.
  • Los meraritas deben acampar en el lado norte del tabernáculo. Deben mantener la infraestructura del Tabernáculo de Reunión y llevar estas piezas cuando se muden a nuevas ubicaciones.

Estas instrucciones revelan varias verdades sobre el ministerio:

  • Ninguna persona puede hacerlo todo. Las tareas específicas son asignadas a todos los levitas por clanes.
  • La confusión ocurre cuando las descripciones de los trabajos no están claras. Cada hombre de cada clan sabe de qué es y de quién no es responsable; ningún clan es responsable de las tareas asignadas a los otros clanes.
  • La desorganización interrumpe el movimiento hacia adelante. Los sentimientos se alteran y los ánimos se encienden cuando personas bienintencionadas se caen una sobre otra para hacer el trabajo.
  • El ministerio tiene poco que ver con la preferencia, pero tiene que ver con el llamado. Llevar los artículos del santuario puede parecer más espiritual, pero sin la estructura de la carpa, ¿realmente importa? Los coatitas tenían que hacer solo lo que les habían asignado.

¡La sabiduría de Dios se manifiesta una vez más en medio de Israel! El aprendizaje de Israel para moverse juntos como una comunidad organizada es la preparación de Dios para capacitarlos para tomar la tierra de Canaán de manera organizada.

Preguntas de la lectura de hoy (Números 2: 1-3: 51):

¿Qué revela la organización de Israel por tribu sobre la protección comunitaria y el movimiento hacia adelante?

¿Por qué los levitas fueron seleccionados para el servicio?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: