La ingratitud conduce a la idolatría

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 8 de febrero

A lo largo de la Era De La Creación, Dios revela que Él es Jehová-Jireh, “Dios que provee”. Demuestra Su abundante provisión en el jardín del Edén a través de árboles que contienen frutos maduros que también contienen semillas, asegurando así la provisión continua para la humanidad. Él anticipa la necesidad de redención del hombre cuando crea el animal que se sacrificará para cubrir la desnudez de Adán y Eva antes de crear a Adán y Eva. Él le ordena a Noé que cargue el arca con siete de cada animal limpio; de esa fuente, Noé ofrece al Señor el sacrificio que incita a Dios a decirle a Noé que nunca más maldecirá la tierra por causa del hombre.

Durante la Era de los Patriarcas, Dios cumple la promesa que le hizo a Abraham cuando le da a Isaac  a él y a su esposa estéril. Años más tarde, Él provee un carnero en la premura como un sustituto de Isaac. Él provee una esposa para Isaac, abre su matriz veinte años después y le da gemelos. Él provee para su nación seminal durante una hambruna global, cuando envía a José adelante y lo instala como primer ministro en Egipto.

Él rescata a su nación en expansión de la esclavitud egipcia y satisface todas sus necesidades durante su peregrinación por el desierto. En esta Era Del Éxodo, Dios establece tres fiestas anuales o celebraciones para recordar a Israel Su provisión (Ex. 23: 14-17):

  • La Fiesta de los Panes sin Levadura (también llamada Pascua) – La salida apresurada de Israel fuera de Egipto se celebra anualmente al comer pan horneado sin levadura durante siete días.
  • La Fiesta de la Cosecha: cincuenta días después de la Pascua, Israel debe cosechar los primeros frutos de sus campos y presentarlos al Señor en gratitud por Su provisión.
  • La Fiesta de la Recolección (también llamada Fiesta de los Tabernáculos o Fiesta de las Cabinas): la temporada de cosecha concluye con la celebración de otro año más de la abundante provisión de Dios.

Celebrar estas tres fiestas agrícolas recuerda a Israel la provisión de Dios y la bendición para su pueblo y su dependencia a Él. Olvidar que Dios es la fuente de todo lo que tienen lleva a la ingratitud y, por lo tanto, a la idolatría. Los hijos de Israel nunca deben olvidar que es Dios quien satisface sus necesidades. No es de extrañar que Moisés haya ordenado al pueblo de Dios: “Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día. Mas si llegares a olvidarte de Jehová tu Dios y anduvieres en pos de dioses ajenos, y les sirvieres y a ellos te inclinares, yo lo afirmo hoy contra vosotros, que de cierto pereceréis.” (Deut. 8: 18-19) 

Preguntas de la lectura de hoy (Éxodo 22: 16-24: 18):

¿Qué ley da el Señor en Éxodo 22 que galvaniza al rey David para responder a la historia que le contó el profeta Natán (2 Samuel 12)?

¿Qué revela esto sobre la alfabetización bíblica?

¿Qué promete hacer el Señor por Israel cuando entren a Canaán?

¿Qué revela esto acerca de Dios y su poder?

One thought on “La ingratitud conduce a la idolatría

  1. La ley de restitución fue la que utilizó el rey David para responder a Natan en 2 Samuel 12 esto revela la importancia de la alfabetización bíblica para tener un entendimiento más completo y complejo de los hechos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: