Los amigos de Job y el evangelio


La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 31 de enero

A todos les encanta un buen final en una historia, y la historia de Job termina bien. El Evangelio se predica, y la gracia de Dios brilla intensamente.

Dios trata con los amigos de Job y sus tergiversaciones de su carácter al colocar a Job en el papel de sacerdote. Les ordena que se presenten y ofrezcan su sacrificio a Job: “Ahora, pues, tomaos siete becerros y siete carneros, e id a mi siervo Job, y ofreced holocausto por vosotros, y mi siervo Job orará por vosotros” (Job 42: 8). Ellos hacen lo que Dios manda, y Dios acepta su ofrenda y la oración de Job en su nombre.

La historia de Job comienza con una escena en el altar y concluye con una escena en el altar. Job reconoce la seriedad del pecado y acude a Dios a su manera, a través del derramamiento de la sangre de los limpios e inocentes en nombre de los impuros y los culpables. Job actúa en fe, y ahora, al concluir su historia, sus amigos vienen a Dios por fe a través de la muerte sustitutiva.

El sufrimiento de Job es el vehículo a través del cual se proclama el Evangelio.

Dios inunda la vida de Job con gracia.

Después de que Job intercedió en nombre de sus amigos, Dios restauró y duplicó su riqueza, lo bendijo con más hijos y le permitió vivir muchos años más.

La historia de Job enseña varias verdades acerca de Dios, el sufrimiento y la naturaleza humana:

  • Mucho más ocurre en medio de nuestro sufrimiento de lo que podemos ver y entender. Dios, aunque invisible a simple vista, es omnisciente y bueno.
  • Dios usa el sufrimiento para revelar el corazón del orgullo en el hombre, para despojarlo de su orgullo y para descubrir puntos de vista inadecuados y erróneos acerca de Dios.
  • La fe en Dios no se basa en bendiciones tangibles sino en las promesas y el carácter de Dios.
  • El sufrimiento ofrece oportunidades evangelísticas.

Pablo declara el valor de estas antiguas historias: “Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.” (Romanos 15: 4). Santiago también valora la historia de Job: “He aquí, tenemos por bienaventurados a los que sufren. Habéis oído de la paciencia de Job, y habéis visto el fin del Señor, que el Señor es muy misericordioso y compasivo” (Santiago 5:11).

La historia de Job todavía habla hoy. A través del sufrimiento. Una confianza sagrada de Dios para la gloria de Dios.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Job 40:6 – 42:17):

¿Qué es lo que el sufrimiento, las conversaciones duras entre Job y sus amigos, y la consideración de Dios por la creación le enseñan a Job acerca de Dios?

¿Qué aprenden los amigos de Job sobre el Evangelio a través del sufrimiento de Job?

One thought on “Los amigos de Job y el evangelio


  1. Que Dios es omnipotente y soberano y nadie es quien para cuestionar sus designios. Su gracia para con nosotros es inmensa a pesar de nuestras faltas y falta de sabiduría. Me gusto el hecho de que nuestri sufrimiento es el medio para predicar el evangelio

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: