TDA Trastorno por Déficit de Afecto

Una profunda tristeza envuelve a Lea y ensombrece todo lo que ella hace. Ella no es amada por Jacob y todos lo saben. Del mismo modo, se produce una profunda tristeza, mes tras mes, a medida que la esterilidad se cierne sobre la vida de Raquel como una nube oscura. Todo el mundo es consciente de su carencia. Ambas mujeres viven con un déficit: Lea carece de amor y Raquel carece de hijos. Son las condiciones óptimas para la competencia. La inseguridad siempre engendra competencia.

Las mujeres compiten entre sí por valor, elogios, prominencia, amor y afecto. Con cada hijo, Lea espera experimentar el amor de Jacob. Ella quiere lo que Raquel tiene. La llegada de cada uno de los hijos de Lea le recuerda a Raquel lo único que le falta: un útero fértil. Ella quiere lo que Lea tiene.

Cada mujer sufre con un espíritu pecaminoso competitivo y un Trastorno Por Déficit De Afecto.

El amor de Jacob no es suficiente, mientras que el vientre de Raquel permanece vacío. Lea tiene lo que Raquel quiere, el afecto de sus hijos.

Una guardería completa no reemplaza el corazón vacío de las diligentes visitas nocturnas de Jacob a la tienda de Lea. Raquel posee lo que Lea quiere. Lea anhela el afecto que dan los maridos amorosos a las esposas amadas.

Cada mujer vive con una decepción continua mientras se enfocan en lo que la otra tiene. Un espíritu competitivo nace en las alas de la inseguridad. Las mujeres compensan lo que les falta (inseguridad) al centrarse en aquello en lo que sobresalen (el vientre de Lea y la belleza de Raquel).

Se necesita a Jacob, el hombre que huye de Dios, incluso más tiempo para llegar al final de sí mismo. Una bella esposa, el clamor de otras mujeres por su atención, el aumento de su familia y su riqueza son pobres sustitutos de lo que le falta a su vida. Él también tiene trastorno por déficit de afecto.

Lamentablemente, cada uno mira horizontalmente para llenar su vacío, en lugar de ver hacia arriba.

De esta historia emergen varias verdades:

  • El dolor sordo de vivir fuera del jardín del Edén afecta los corazones de hombres y mujeres. La competencia con otras mujeres es un síntoma de un problema espiritual. Una obsesión por ganar riqueza es un síntoma de un problema espiritual.
  • Estar consciente de las carencias recuerda tanto a los hombres como a las mujeres que ninguna relación o trabajo humano puede llenar el vacío heredado en los corazones de todos cuando Adán y Eva comieron del fruto prohibido.
  • La belleza exterior no puede borrar el pecado en el corazón; guarderías llenas no pueden vaciar el corazón del pecado; y el trabajo duro y la acumulación de posesiones no pueden expulsar el pecado del corazón.

Todo el mundo nace con Trastorno Por Déficit De Afecto. Algunos lo sienten más agudamente que otros. Las mujeres sustituyen la belleza personal, el amor y el afecto de esposos e hijos por el afecto de Cristo. Los hombres sustituyen a las mujeres hermosas y la construcción personal de su reino en lugar de una relación con Cristo.

Lea tiene una epifanía en el nacimiento de su cuarto hijo, Judá: “Esta vez alabaré a Jehová” (29:35). Ella descubre que ni el esposo ni los hijos, sino solo el SEÑOR, pueden darle lo que ella desea. Pablo enfatiza la belleza y la realidad del afecto de Cristo: “Por tanto, si hay alguna consolación en Cristo, si algún consuelo de amor, si alguna comunión del Espíritu, si algún afecto entrañable, si alguna misericordia” (Filipenses 2: 1). El Espíritu llena el anhelo de los corazones de aquellos que pertenecen a Cristo con el afecto de Cristo. Él es lo que el alma anhela.

Preguntas de la lectura de hoy (Génesis 28: 6-30: 24):

¿Cómo se presenta el Señor a Jacob, y qué promete hacer por él?

¿Cuáles dos cosas captan la atención de Jacob cuando llega al pozo en Padan Aram?

¿Qué revela esto sobre el carácter y la agenda de Jacob?

Describe las diferencias de Lea y Raquel y su relación entre ellas  con Jacob.

Describe la relación de Dios con cada hermana. ¿Qué revela esto acerca de Dios?

Un comentario en “TDA Trastorno por Déficit de Afecto

  1. Si mi vista esta horizontalmente, mi corazón buscará refugio y placer en las cosas que puedo ver.
    Debo aprender y disciplinarme en ver hacia arriba. Obligar a mis ojos estar fijos en Él para que mi corazón y mi mente encuentren la paz y satisfacción que solo Él puede dar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: