Destacada

Rectitud y verdad

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 7 de julio

La rectitud y la justicia se originan en Dios. A excepción de la interacción de Dios con su pueblo Israel, el mundo no puede conocer la rectitud y la justicia. Sin la revelación de Dios de sí mismo a Israel, abunda el egoísmo y la explotación. Privados de la revelación de Dios de sí mismo, todo el mundo abraza la idolatría y la exalta.

Dios ha elegido a Israel, a través de quien todas las naciones verán su rectitud  y justicia. Sí, el mundo puede ver toda su creación y ver su obra, pero es a través de Israel que su justicia y verdad se muestran a las naciones. Dios ha ordenado que a través de los descendientes de Abraham “todas las familias de la tierra serán bendecidas” (Gn. 12: 3). La proclamación de la grandeza del Dios de Israel le da esperanza al mundo y hace retroceder los límites de la oscuridad.

Israel falla en la mayordomía que le ha sido dada. Diez tribus se separan de la nación y abrazan la idolatría. Dios envía a Oseas para anunciar un juicio inminente, pero Israel hace oídos sordos. Judá se acerca peligrosamente al borde de entregarse totalmente a la idolatría de las naciones que la rodean cuando Ezequías la desvía de su rumbo.

En el Salmo 96, el salmista se regocija por que la grandeza de Dios debe ser proclamada a todos los pueblos de la tierra. Todos deben escuchar al gran Dios de Israel:

  • “Porque grande es Jehová, y digno de suprema alabanza; temible sobre todos los dioses.Porque todos los dioses de los pueblos son ídolos; pero Jehová hizo los cielos.” (96: 4-5).
  • “Tributad a Jehová, oh familias de los pueblos, dad a Jehová la gloria y el poder” (96: 7).
  • “Adorad a Jehová en la hermosura de la santidad; temed delante de él, toda la tierra.” (96: 9).
  • “Decid entre las naciones: Jehová reina. También afirmó el mundo, no será conmovido” (96:10).
  • “Delante de Jehová que vino; porque vino a juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia, y a los pueblos con su verdad” (96:13).

Israel falló en la mayordomía que se le dio y ese mayordomo ha pasado, como el bastón en una carrera de relevos, a la iglesia. El trabajo no está completo para que todos los pueblos de la tierra escuchen de su justicia y verdad.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Sal. 92-97):

¿Qué enseñan los Salmos 92, 93, 96 y 97 acerca de Dios y lo que significa adorarlo?

¿Qué enseña el Salmo 94 acerca de los justos y los malvados?

Destacada

La búsqueda de la felicidad

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 6 de julio

“Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; sino que en la ley de Jehová está su delicia, y en su ley medita de día y de noche” (Sal. 1: 1-2).

Una pasión por conocer a Dios a través de meditar en su Palabra. Felicidad. Los dos van de la mano. El que medita en Dios a través de Su Palabra “Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará” (Salmo 1: 3).

Seis de los Salmos comienzan con las palabras “Bienaventurado (o qué feliz)  es el hombre…” (Sal. 1; 32; 41; 112; 119; 128). Y al menos otros ocho Salmos describen al hombre que es bendecido o feliz (2:12; 32:12; 34: 8; 40: 4; 84: 4-5, 12; 89:15; 94:12; 106: 3). En cada uno de estos salmos, la Palabra de Dios juega un papel central en la vida del hombre “bendito” o “feliz”.

El escritor del Salmo 1 entiende que la felicidad genuina se encuentra en la alineación con Dios, su Palabra y sus propósitos para su vida, no en la búsqueda de su propio camino. Estos versos revelan varias verdades sobre la felicidad:

  • Deleitarse en la Palabra de Dios es deleitarse en Dios mismo. Obedecer sus instrucciones es beber de la fuente de la vida, el “árbol plantado junto a corrientes de aguas”, y experimentar la vitalidad espiritual.
  • La felicidad genuina es un estado del corazón, vitalidad espiritual, no el estado de las emociones. Por lo tanto, las emociones no son medidores fiables de la felicidad. La paz que impregna el corazón y la mente puestos en Dios y su palabra supera la felicidad emocional.
  • El hombre que escucha el consejo de los malvados puede encontrar una felicidad temporal mientras complace las demandas de la carne, pero ese “alto” emocional inicial pronto pudre el alma y conduce a la muerte: “el camino de los impíos perecerá” (1 : 6b).
  • La batalla por las almas de los hombres no ha cambiado desde el jardín del Edén. La “cosa” prohibida que el mundo promete traer felicidad (obtener lo que los ojos ven y lo que el apetito quiere, y vivir independientemente de Dios y su Palabra) “produce su fruto en su tiempo”.  Siempre promete lo que no puede ofrecer, paz y alegría, pero solo produce miedo, vergüenza, culpa y, finalmente, la muerte.
  • Los malos, la mayoría de las veces, superan a los justos. Por lo tanto, es una batalla para resistir la corriente de la opinión pública y, en cambio, apropiarse de la Palabra de Dios.

El enemigo es un ilusionista: transforma el mal en bien al anunciar falsamente la felicidad, la mayoría como lo correcto, y hacer que el bien parezca aburrido e insatisfactorio. Deleitándose en la Palabra día y noche, los justos pueden detectar al enemigo detrás de la ilusión y correr.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Sal. 1; 2; 10; 33; 71; 91):

¿Qué revela el Salmo 2 sobre la naturaleza humana y cómo debería funcionar un buen gobierno?

¿Qué revela el Salmo 10 sobre los hombres malvados? ¿Cómo deben responder los justos a los malvados?

Describe el contraste entre los malvados en el Salmo 10 y los justos en el Salmo 33, el Salmo 71 y el Salmo 91.

Destacada

El rey del rey

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 5 de julio

Josafat se había aliado con Israel para ayudarles a derrotar a los arameos. Dios lo reprendió a través de un profeta: “¿Al impío das ayuda, y amas a los que aborrecen a Jehová?” (2 Crónicas 19: 2). Josafat regresó al SEÑOR y designó a los levitas para que juzgaran a la gente en toda la tierra según la ley de Dios, los mandatos, los decretos y las ordenanzas (2 Cron. 19: 10).

Cuando Josafat se enfrentó al vasto ejército contrario, clamó al Gran Rey. Oró de acuerdo con la oración que su bisabuelo, Salomón, oró en la dedicación del templo: “Si mal viniere sobre nosotros, o espada de castigo, o pestilencia, o hambre, nos presentaremos delante de esta casa, y delante de ti (porque tu nombre está en esta casa), y a causa de nuestras tribulaciones clamaremos a ti, y tú nos oirás y salvarás” (2 Crón. 20: 9). Él confesó su total dependencia del SEÑOR para proteger a Judá: “!Oh Dios nuestro! ¿No los juzgarás tú? Porque en nosotros no hay fuerza contra tan grande multitud que viene contra nosotros; no sabemos qué hacer, y a ti volvemos nuestros ojos.” (20:12). Dios envió a Benaía para animar a Josafat: “no es vuestra la guerra, sino de Dios” (20:15).

Basándose en la promesa del profeta, Josafat ordenó a los hombres que cantaran al SEÑOR y él “Jehová puso contra los hijos de Amón, de Moab y del monte de Seir, las emboscadas de ellos mismos que venían contra Judá,” (20:22). Dios derrotó al enemigo. Judá tardó tres días en saquear su equipo, ropa y objetos de valor. El cuarto día alabaron al SEÑOR. Regresaron alegremente a Jerusalén y alabaron al SEÑOR en el templo que llevaba Su Nombre.

Los Salmos 47 y 48 demuestran que aquellos que entienden la sumisión, los reyes que pertenecen al Rey, ven como Dios actúa en su nombre:

  • “Porque Jehová el Altísimo es temible; rey grande sobre toda la tierra” (Sal. 47: 2)
  • “Reinó Dios sobre las naciones; se sentó Dios sobre su santo trono.” (47: 8)
  • “Hermosa provincia, el gozo de toda la tierra, es el monte de Sion, a los lados del norte, la ciudad del gran Rey.” (48: 2)

La sumisión de Josafat al Señor, como rey del Rey, lo prepara para enfrentar al vasto ejército de moabitas y amonitas, junto con algunos de otros países, ya que se oponen a Judá. Esos reyes ven a Dios en medio de su pueblo; “Porque he aquí los reyes de la tierra se reunieron; pasaron todos.Y viéndola ellos así, se maravillaron, se turbaron, se apresuraron a huir.Les tomó allí temblor; dolor como de mujer que da a luz.Con viento solano quiebras tú las naves de Tarsis.” (48: 4-7). El Salmo 48 también captura la esencia del avivamiento de Ezequías al conectarlo con la presencia del Señor en el templo de la ciudad donde moraba Su Nombre.

El mundo tiene esperanza cuando el pueblo de Dios confía en Él para defenderlos. Dios no necesita lo que el hombre puede hacer para defenderse. Tampoco el mundo necesita lo que el pueblo de Dios puede hacer para defenderse. El hombre necesita lo que Dios puede hacer para defender a quienes confían en él. Cuando Él defiende a su pueblo, el mundo llega a saber que Dios es el Gran Rey.

Siempre es del tamaño de Dios cuando te sientes pequeño y tu batalla es grande. ¡Sométete al gran Rey sobre toda la tierra!

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Sal. 47-49; 84; 85; 87):

¿Qué revelan los Salmos en la lectura de hoy acerca de quién es Dios para aquellos que confían en Él?

¿Qué comunican estos Salmos acerca del cuidado de Dios para Jerusalén, la ciudad y Judá, la nación?

Destacada

Perdiendo batallas y manteniendo la esperanza

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 4 de julio

Incluso el rey David perdió batallas militares, escaramuzas con el enemigo. El Salmo 44 demuestra cómo el rey piadoso de Israel sostiene la esperanza después de la derrota militar:

Se recuerda a sí mismo de las poderosas liberaciones de Dios en el pasado: “Oh Dios, con nuestros oídos hemos oído, nuestros padres nos han contado, la obra que hiciste en sus días, en los tiempos antiguos” (44: 1).

Él acredita la entrada de Israel en la tierra de Canaán a Dios, “Porque no se apoderaron de la tierra por su espada, ni su brazo los libró; sino tu diestra, y tu brazo, y la luz de tu rostro, porque te complaciste en ellos” (44: 3).

Él confirma al Dios del pasado como el Dios del presente y se somete a Él: “Tú, oh Dios, eres mi rey; manda salvación a Jacob” (44: 4).

Él atribuye el éxito militar a Dios: “Porque no confiaré en mi arco, ni mi espada me salvará” (44: 6).

Admite la derrota que experimenta: “Pero nos has desechado, y nos has hecho avergonzar; y no sales con nuestros ejércitos” (44: 9). “Porque nuestra alma está agobiada hasta el polvo, y nuestro cuerpo está postrado hasta la tierra” (44:25).

Busca la causa y expresa desconcierto: “Si nos hubiésemos olvidado del nombre de nuestro Dios, o alzado nuestras manos a dios ajeno.” (44:20).

Él persevera en la oración, “Despierta; ¿por qué duermes, Señor? Despierta, no te alejes para siempre.” (44:23).

Basa su oración en la misericordia de Dios: “Levántate para ayudarnos, y redímenos por causa de tu misericordia” (44:26).

El fracaso viene en todas las formas y tamaños: financiero, de salud, familiar, sexual, social, etc. Los luchadores por la justicia no se rinden ni se dan por vencidos; se levantan.  Siguen buscando al Señor. Se niegan a hacer planes, a comprometerse o a dudar del amor de Dios. Reconocen que la derrota en esta vida sucede. Reconocen que una batalla perdida no refuta el amor de Dios, al igual que la victoria continua no siempre prueba el amor o el favor de Dios.

¡No te rindas! ¡Levántate! Enfócate y confía en el amor inquebrantable de Dios. Clamad a él. Y, por último, ¡vuelve al ataque contra el enemigo!

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Sal. 42-46)

Los Salmos 42 y 43 capturan el corazón y el enfoque de una persona desanimada y deprimida. ¿Cómo se enfrenta el salmista a su desesperación? ¿Qué revela este salmo sobre la depresión y cómo tratar la depresión?

El salmo 45 es un salmo mesiánico. Describe al Mesías y su novia.

Los Salmos revelan el mecanismo interno de aquellos que buscan caminar con Dios en medio de un mundo caído. ¿Qué revela el Salmo 46 sobre el miedo y su antídoto?

Destacada

Buen consejo materno

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 3 de julio

El libro de Proverbios se cierra con una advertencia maternal cuádruple para su hijo real:

Deseo – La madre del rey advierte al rey contra la promiscuidad. Ella declara: “No des a las mujeres tu fuerza, Ni tus caminos a lo que destruye a los reyes” (31: 3). Las adicciones sexuales arruinan a los hombres sin restricciones, hombres cuyas vidas giran en torno a su apetito sexual.

Bebida: Noé tuvo una buena razón para adormecer la terrible pérdida que experimentó cuando el mundo, como él lo conocía, se ahogó en la inundación. Él se embriago. La madre del rey reconoce el poder que tiene el alcohol para adormecer temporalmente la pérdida: ” Dad la sidra al desfallecido, y el vino a los de amargado ánimo. Beban, y olvídense de su necesidad, y de su miseria no se acuerden más.” (31: 6-7). Sin embargo, advierte a su hijo el rey, de la influencia negativa del alcohol: “No es de los reyes, oh Lemuel, no es de los reyes beber vino,
Ni de los príncipes la sidra; No sea que bebiendo olviden la ley, y perviertan el derecho de todos los afligidos.” (31: 4-5). De la misma manera que el alcohol adormece el dolor de quienes están angustiados, también entorpece la capacidad de juzgar las cosas correctamente.

Defensa: los que ocupan puestos de poder a menudo olvidan a los “hombres indefensos”. La madre del rey advierte a su hijo que defienda a los que no tienen voz: “Abre tu boca por el mudo
En el juicio de todos los desvalidos. Abre tu boca, juzga con justicia, Y defiende la causa del pobre y del menesteroso” (31: 8-9).

Delicia: esta maravillosa madre ilumina a su hijo sobre las ventajas de elegir sabiamente en el asunto de una esposa. Ella será una de sus mayores ventajas. Las ideas de esta madre incluyen esperar a Dios por la esposa correcta (la palabra “encontrar” en los medios originales para encontrar en el camino, en lugar de buscar), esperando que sea una mujer de valor (“virtuosa” habla de fortaleza y coraje), liberándola para manejar los asuntos (compra y vende, administra negocios y lidera la familia) y confía en ella con las finanzas. A cambio, ella cría hijos piadosos, elogia a su esposo y honra al Señor como una mujer de Dios (31: 10-31).

Estos cuatro desafíos reflejan el corazón de una madre que se preocupa lo suficiente por su hijo para enseñarle “No” al egocentrismo y “Sí” al autocontrol. El hijo que presta atención a la advertencia de esta madre camina sabia y positivamente e impacta tanto a su generación como a las generaciones futuras.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Prov. 30 – 31):

Describa las advertencias que acompañan tanto a la riqueza como a la pobreza en las solicitudes mencionadas en 30: 7-9. ¿Qué revela esto sobre la riqueza y la pobreza?

¿Qué verdades extrae el escritor de sabiduría al observar la naturaleza, con respecto a la satisfacción, el misterio, las personas insoportables, las cosas pequeñas y el orgullo?

¿Qué revela Proverbios 31 acerca de la visión de Dios sobre las mujeres?       

Destacada

La miel y la tentación sexual

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 2 de julio

“El hombre saciado desprecia el panal de miel; pero al hambriento todo lo amargo es dulce. Cual ave que se va de su nido, tal es el hombre que se va de su lugar.” (Prov. 27: 7-8).

Anteriormente en Proverbios, el escritor de sabiduría advierte a los hombres acerca de las mujeres adúlteras o indiscretas. También le ruega a los esposos que acudan a sus propias esposas para la satisfacción sexual: “Bebe el agua de tu misma cisterna, y los raudales de tu propio pozo. . . Sea bendito tu manantial, Y alégrate con la mujer de tu juventud, como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, y en su amor recréate siempre.” (5:15, 18-19).

La explotación sexual caracteriza a los que viven fuera de la presencia de Dios. La cultura de Caín era una cultura de explotación sexual (poligamia – Gen. 4: 19-23). Hombres poderosos reunieron grandes harenes (Faraón – Génesis 12; Abimelec – Génesis 20). El Señor advirtió a la nación de Israel contra el pecado sexual (Lev. 18), pero, poco después de la muerte de Josué, Israel abrazó el pecado sexual junto con la idolatría. El rey Salomón aprendió una dura lección con respecto a la explotación sexual: “Y he hallado más amarga que la muerte a la mujer cuyo corazón es lazos y redes, y sus manos ligaduras. El que agrada a Dios escapará de ella; mas el pecador quedará en ella preso.” (Ecl. 7:26).

Los compradores inteligentes compran con el estómago lleno. Los compradores hambrientos gastan más dinero y compran impulsivamente, mientras que aquellos que acaban de comer tienen menos probabilidades de comprar impulsivamente. (Esto hace que uno se pregunte si la serpiente se acercó a Adán y Eva a la hora de la cena).

Pablo instruye a las mujeres mayores a enseñar a las mujeres más jóvenes “a amar a sus esposos” (Tito 2: 4-5). Amar al esposo incluye satisfacer sus necesidades sexuales. Las esposas que satisfacen las necesidades sexuales de sus esposos les ayudan regularmente en la batalla por la pureza moral en un mundo que estimula los apetitos sexuales. Las esposas son la única salida justa que tienen los esposos. Los hombres deben disciplinarse, deben practicar el autocontrol y acudir a sus esposas para obtener placer sexual. Las esposas deben ser deseables y disponibles para sus propios maridos.

La sabiduría enseña a los hombres a negarse a sí mismos cada trampa de miel y a recurrir a sus esposas. ¡La sabiduría enseña a las mujeres a cuidar de sus hombres!

Preguntas para la lectura bíblica cronológica de hoy (Prov. 25-29):

Resuma lo que estos capítulos enseñan sobre lo siguiente:

Reyes y líderes sabios y sus seguidores.

El sabio y el necio.

Los ricos y los pobres.

Interacción social responsable

Destacada

Cuando el avivamiento estalla

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 1 de julio

El liderazgo decisivo y piadoso de Ezequías aleja a Judá de experimentar las maldiciones del pacto a disfrutar del derramamiento de las bendiciones del pacto (Deut. 28). Bajo el liderazgo de Ezequías, Judá experimenta un avivamiento.

Este avivamiento ocurre en Judá cuando Ezequías:

Reconoce la realidad espiritual (2 Cron. 29: 1-19)

Ezequías conecta los puntos de la opresión de su reino bajo los asirios a la condición espiritual actual de Judá: ” Por tanto, la ira de Jehová ha venido sobre Judá y Jerusalén, y los ha entregado a turbación, a execración y a escarnio, como veis vosotros con vuestros ojos. Y he aquí nuestros padres han caído a espada, y nuestros hijos, nuestras hijas y nuestras mujeres fueron llevados cautivos por esto.” (29: 8-9). Ezequías galvaniza a los sacerdotes para que hagan su trabajo: reparan el templo y eliminan toda la contaminación del santuario.

Le recuerda a Judá la seriedad del pecado (29: 20-35)

Ezequías reúne a los funcionarios de la ciudad para que se unan a él y ofrece “Y presentaron siete novillos, siete carneros, siete corderos y siete machos cabríos para expiación por el reino, por el santuario y por Judá.” (29:21). La restauración del sistema de sacrificios le recuerda a Judá el costo del pecado y la gracia y la misericordia de Dios.

Se regocija en el Señor (29:39, 36)

Al igual que su antepasado David, Ezequías no se avergüenza de MPA (muestra pública de afecto): “Y cuando acabaron de ofrecer, se inclinó el rey, y todos los que con él estaban, y adoraron” (29:29); “Y se alegró Ezequías con todo el pueblo, de que Dios hubiese preparado el pueblo; porque la cosa fue hecha rápidamente.” (29:36).

Vuelve al SEÑOR (2 Cron. 30)

Ezequías llama a todo Israel y a Judá a celebrar la Pascua para demostrar su regreso al SEÑOR, “Hijos de Israel, volveos a Jehová el Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, y él se volverá al remanente. . . No seáis como vuestros padres y como vuestros hermanos, que se rebelaron contra Jehová el Dios de sus padres, y él los entregó a desolación, como vosotros veis. No endurezcáis, pues, ahora vuestra cerviz como vuestros padres; someteos a Jehová” (30: 6b-8). Como resultado, “Y se reunió en Jerusalén mucha gente para celebrar la fiesta solemne de los panes sin levadura en el mes segundo, una vasta reunión.” (30:13).

Ezequías ora por la gente:  “Jehová, que es bueno, sea propicio a todo aquel que ha preparado su corazón para buscar a Dios,. . . . Y oyó Jehová a Ezequías, y sanó al pueblo” (30: 18-20).

Dios siempre levanta y usa a un líder que se dirige al Señor con todo su corazón y guía a los que lo siguen a hacer lo mismo.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (2 Crónicas 29-31):

¿Qué revela la reapertura del templo con Ezequías  y la restauración del sistema de sacrificios sobre el estado espiritual de Israel?

Repasa Éxodo 12: 17-20. ¿Cómo contribuyó la falta de una celebración anual de la Pascua a la declinación espiritual de Israel?

Destacada

La canción más triste de todas

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 29 de junio

Las canciones comunican valores, ideologías, amor, humor, dolor y, en el caso de Isaías, problemas, problemas con Israel. Usando la analogía de una viña, Isaías describe el amor del SEÑOR por Israel y su respuesta a su amor.

El SEÑOR ha situado su viña en una ladera fértil, donde la cavó y la despejó de piedras. Lo ha cubierto y construido una torre de vigilancia en  medio. Ha cortado un lagar con la expectativa de una gran cosecha. La viña tiene todas las ventajas para el éxito: “¿Qué más se podía hacer a mi viña, que yo no haya hecho en ella?” (Is. 5: 4).

Lamentablemente, la viña nunca rinde la cosecha esperada: “Esperaba juicio, y he aquí vileza; justicia, y he aquí clamor.” (5: 7). Luego, Dios quita el seto, rompe el muro, retira la lluvia y convierte el viñedo en un páramo.

La Canción de la Viña contiene seis males que han precedido a la calamidad de Israel:

  • Su construcción de grandes casas y finas mansiones (5: 8-10).
  • Su interminable bebida y fiesta, “¡Ay de los que se levantan de mañana para seguir la embriaguez; que se están hasta la noche, hasta que el vino los enciende!” (5:11).
  • Su negativa a creer que serán destruidos, “¡Ay de los que traen la iniquidad con cuerdas de vanidad, y el pecado como con coyundas de carreta, los cuales dicen: Venga ya, apresúrese su obra, y veamos; acérquese, y venga el consejo del Santo de Israel, para que lo sepamos!” (5: 18-19).
  • Su redefinición del bien y el mal, “¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!” (5:20).
  • Su exaltación de la sabiduría humana, “¡Ay! de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos.” (5:21).
  • Su abuso de la justicia, “los que justifican al impío mediante cohecho, y al justo quitan su derecho” (5:23).

Estos seis males son sintomáticos de la salida de Israel de la alfabetización bíblica; “porque desecharon la ley de Jehová de los ejércitos, y abominaron la palabra del Santo de Israel” (5:24). Por lo tanto, el Señor silba e invita a los reyes y ejércitos paganos a invadir y destruir la viña que Él había plantado.

Triste canción. Situación real. Lo que le sucedió a Israel le podría pasar a cualquiera y a cualquier nación.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Isaías 1:21 – 5:30):

¿Cómo se describen las mujeres de Jerusalén? ¿Qué revela esto sobre la prosperidad y sus peligros?

¿Qué ha fallado Judá de aprender acerca de ellos mismos y de Dios con la cautividad de Israel?

Destacada

Viendo de lejos, viendo de cerca

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 30 de junio

Isaías pronuncia el juicio de Jehová sobre Babilonia y Moab por su orgullo y rebelión. Estas naciones nunca han pertenecido al Señor; nunca han sido seguidores del verdadero Dios; nunca han tenido copias de la Palabra de Dios; nunca han tenido verdaderos sacerdotes de Israel; y (a excepción del momento en que estuvieron bajo el reinado de David como estados vasallos) nunca han sabido mucho sobre el Dios de Israel. Sin embargo, el SEÑOR, el Dios de Israel, presume anunciar el juicio de estas naciones.

¿Por qué Dios anuncia sus juicios sobre estas y otras naciones vecinas? Por dos razones claras:

  • Para demostrar a su pueblo (y a todo el mundo) su poder para cumplir sus declaraciones proféticas, y
  • Para recordar a todas las naciones que Él es el único Dios verdadero a quien pertenecen todas las naciones y todos los pueblos.

Isaías profetiza de la destrucción de Babilonia; pasan muchos años, pero el día llega cuando la gran ciudad de Babilonia es aniquilada y sus ruinas se asientan bajo las arenas junto al borde del río. El orgullo de Moab está verdaderamente destruido. Los moabitas se pierden finalmente como nación y se dispersan entre otros grupos de personas. Cuando Isaías profetiza, ambos grupos de personas están en su apogeo de poder y pompa, pero dentro de algunos siglos ambos están en el montón de cenizas de la historia. La palabra de Dios se hace realidad.

Sin embargo, lo más importante es que a ambas naciones se les advierte que las deidades que adoran son ídolos impotentes, dioses falsos como los dioses de todas las naciones de hoy. Un día todos se doblarán ante el Señor, quien se revela a Israel y finalmente se revela a sí mismo como el Dios-hombre, Jesucristo.

Isaías advierte sobre el Día del Señor (Is. 13: 9), un día en el que Dios vendrá a desolar la tierra y destruir a los pecadores en ella. El Día del Señor traerá a todas las naciones bajo el juicio final del verdadero Dios; todos los dioses falsos serán expuestos como impotentes, y todos sus seguidores se avergonzarán. Israel y Judá no han honrado ni exaltado al verdadero Dios, por lo que serán juzgados por su fracaso. Pero su deshonra de ninguna manera disminuye la gloria y la verdad de Dios; todas las naciones se presentarán ante el Dios viviente, el Señor que se ha revelado en la Biblia.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (2 Reyes 16: 19-20; 2 Crónicas 28: 26-27; Isaías 13: 1-16: 14):

¿A quién atribuye  Isaías el poder detrás de la maldad de las naciones? (14:12)

¿Qué revelan los mensajes de Isaías contra las naciones de su época acerca de Dios?

Destacada

Viviendo con tristeza

Por Iva May el 28 de junio de 2020 

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013)

Solo lloramos por aquellos a quienes hemos amado y perdido.

El dolor de Dios nace de un amor santo por aquellos que Él creó a su imagen. Por lo tanto, su pecado lo aflige profundamente.

La bondad de Dios se convierte en dolor después de que la primera pareja pecara en el jardín del Edén. Después de cubrir su desnudez, los expulsa del jardín. Diez generaciones después de la Caída, Dios evalúa a la humanidad: “Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.  Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón” (Gn. 6: 5-6). Todo lo que tenía aliento se ahoga, con excepción de Noé y su familia. El dolor de Dios es aliviado por el sacrificio de Noé: “Y edificó Noé un altar a Jehová, y tomó de todo animal limpio y de toda ave limpia, y ofreció holocausto en el altar.Y percibió Jehová olor grato” (8: 20-21).

Cada Era en la historia de la Biblia revela la bondad de Dios y su dolor.

En la Era del Éxodo, una generación entera muere en el desierto a causa de su rebelión obstinada.

En la Era de la Conquista, el dolor de Dios se manifiesta después de que Él le advierte a Israel que destruya todo en Jericó, a excepción de Rahab y su familia. Sin embargo, Acán viola las instrucciones de Dios y le cuesta la vida y la de su familia.

Durante la Era de los Jueces, Israel continuamente peca contra el SEÑOR, y Dios envía a los enemigos de Israel para que los opriman.

Durante la Era del Reino, Saúl trae pena al corazón de Dios por su rebelión, al igual que David en su adulterio con Betsabé y el asesinato de Urías. Salomón entristece el corazón de Dios cuando se casa con mujeres extranjeras y adora a sus dioses.

Dios no está contento con la mayoría de los reyes y la gente del Reino Dividido. Isaías captura la profundidad del dolor de Dios por el bienestar espiritual de su pueblo: “Crié hijos, y los engrandecí, y ellos se rebelaron contra mí. El buey conoce a su dueño, y el asno el pesebre de su señor; Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento.” (Isaías 1: 2-3). Porque Dios ama a su pueblo, su pecado lo aflige profundamente.

El dolor nace del amor, un amor que no es enfermizo, sino que es genuinamente afectuoso. Porque Dios ama a Israel, Él: 

  • Llora por su pecado: “¡Oh gente pecadora, pueblo cargado de maldad, generación de malignos, hijos depravados! Dejaron a Jehová, provocaron a ira al Santo de Israel, se volvieron atrás” (1: 4).
  • Los invita a que se vuelvan a Él: “Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo; aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda. Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta:. . .” (1: 16-18).
  • Elimina el castigo paternal contra ellos: y volveré mi mano contra ti, y limpiaré hasta lo más puro tus escorias, y quitaré toda tu impureza” (1:25).
  • Promete restaurar a los que se arrepintieron: “Sion será rescatada con juicio, y los convertidos de ella con justicia” (1:27).
  • No tolerarán sus pecados: “Pero los rebeldes y pecadores a una serán quebrantados, y los que dejan a Jehová serán consumidos” (1:28).
  • Llora cuando el hombre peca. La verdadera profundidad de su amor por el hombre y su dolor por el pecado del hombre se muestra en última instancia en la cruz.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Isaías 28: 1-29; 2 Reyes 17: 5; 18: 10-12; 2 Reyes 17: 6-23; 17: 24-41; Isaías 1: 1-20):

¿Qué revela la acusación del SEÑOR contra Israel en Isaías 28: 7 sobre el consumo de alcohol y la vitalidad espiritual?

¿Cómo utiliza Isaías el cautiverio de Israel por parte de los asirios en su mensaje a Judá?

Destacada

La muerte de una nación

Por Iva May el 27 de junio de 2020 

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013)

Oseas profetiza a lo largo de los reinados de los últimos siete reyes de Israel. No le falla su comisión; Él es fiel al SEÑOR hasta el final.

La profecía final de Oseas suena una urgente petición de arrepentimiento: “Vuelve, oh Israel, a Jehová tu Dios; porque por tu pecado has caído. Llevad con vosotros palabras de súplica, y volved a Jehová, y decidle: Quita toda iniquidad, y acepta el bien, y te ofreceremos la ofrenda de nuestros labios. No nos librará el asirio; no montaremos en caballos, ni nunca más diremos a la obra de nuestras manos: Dioses nuestros; porque en ti el huérfano alcanzará misericordia.” (Oseas 14: 1-3). En respuesta a su arrepentimiento, el SEÑOR promete sanación: “Yo sanaré su rebelión, los amaré de pura gracia” (14: 4).

Israel, sin embargo, se niega a prestar atención a las advertencias de Oseas. ¡Y al cautiverio van! Israel como nación deja de existir.

Cuatro características principales definen a Israel como una nación y llevan a su desaparición:

  • La prosperidad precipita la idolatría de Israel: “conforme a la abundancia de su fruto multiplicó también los altares, conforme a la bondad de su tierra aumentaron sus ídolos.” (Oseas 10: 1). Lee Proverbios 30: 7-9 para entender las tentaciones que acompañan la prosperidad y la pobreza.
  • Las demandas dividen a la comunidad: “Han hablado palabras jurando en vano al hacer pacto; por tanto, el juicio florecerá como ajenjo en los surcos del campo” (10: 4).
  • La idolatría domina el paisaje de Israel: “Por las becerras de Bet-avén serán atemorizados los moradores de Samaria” (10: 5).
  • La confianza en sí mismo se convierte en el alarde de Israel: “porque confiaste en tu camino y en la multitud de tus valientes. Por tanto, en tus pueblos se levantará alboroto, y todas tus fortalezas serán destruidas” (10: 13-14).

Una nación que no honra al SEÑOR, rechaza a los mensajeros del SEÑOR y continúa pecando, pronto se vuelve vulnerable a las naciones más grandes. La esperanza, sin embargo, está a solo un grito de distancia. Tristemente, cuando los hombres y naciones rebeldes se niegan a reconocer al SEÑOR, Dios los entrega a sus enemigos. Aprenden la advertencia de Deuteronomio 28: 47-48: “Porque no serviste a Jehová tu Dios con alegría. . . Servirás a tus enemigos.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Oseas 9: 1-14: 9):

¿Qué analogías usa el Señor para describir sus celos hacia su pueblo Israel?

¿Qué esperanza ofrece a Israel el fin del mensaje de Oseas? ¿Qué revela esto acerca de la fidelidad del pacto de Dios?

Destacada

Un corazón que se extravía

Por Iva May el 26 de junio de 2020 

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 26 de junio

“Mas ellos, cual Adán, traspasaron el pacto; allí prevaricaron contra mí” (Oseas 6: 7).

El SEÑOR crea el jardín del Edén, coloca al hombre en él y le da al hombre una prohibición: “De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.” (Gn. 2: 16-17). La serpiente entra al jardín y pone en duda la bondad de Dios y la veracidad de su palabra. El hombre le cree a la serpiente en lugar de a Dios. Desde entonces, toda la humanidad ha luchado con la infidelidad a Dios.

Dios elige a Israel de todas las personas de la tierra y los trae a la tierra de su promesa. Ellos también luchan con la infidelidad a Dios. En lugar de destruir al pueblo y los dioses de Canaán, comienzan a adorar a los dioses de las naciones. Setecientos años o más después, Israel todavía lucha con la idolatría, lo que Oseas definió como prostitución: “No piensan en convertirse a su Dios, porque espíritu de fornicación está en medio de ellos, y no conocen a Jehová.” (5: 4), y “En la casa de Israel he visto inmundicia; allí fornicó Efraín, y se contaminó Israel.” (6:10). En lugar de ser fiel a su compañero de pacto, Israel se vende continuamente para servir a los dioses de las naciones que la rodean.

El SEÑOR anhela redimir a Israel, pero, como la serpiente de antaño, hablan mentiras contra Él (7:13), rompen el pacto con Él, se rebelan contra Su ley (8: 1) y aman la paga de una prostituta (9: 1). Su infidelidad llevará a vagar entre las naciones (9:17).

Así como Dios fue mejor para Adán y Eva de lo que merecían, así Él proclama la cautividad a su pueblo en lugar de la destrucción total: “Porque yo seré como león a Efraín, y como cachorro de león a la casa de Judá; yo, yo arrebataré, y me iré; tomaré, y no habrá quien liberte” (5: 14-15).

La nación de Israel representa la difícil situación de toda la humanidad. Israel necesita lo que todos los hombres necesitan: un nuevo corazón, uno que reconozca la bondad de Dios, crea su Palabra y permanezca fiel a él.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Oseas 2: 14-8: 14):

Repasa 1 Reyes 12: 25-33. ¿Qué acusación hace el SEÑOR contra los sacerdotes de Israel en el mensaje de Oseas?

¿Qué ha producido la idolatría continua en Israel?

Repase  Jueces 19-21. El mensaje de Oseas incluye dos referencias a este evento en Gibea (19: 9; 20: 9). ¿Qué revela esto sobre el pecado sexual y la idolatría (prostitución espiritual)?

Destacada

Amor escandaloso

Por Iva May el 25 de junio de 2020 

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 25 de junio

Cuando Dios desea demostrar su amor por su pueblo, les da una imagen de ese amor a través del profeta Oseas: “Ve, tómate una mujer fornicaria, e hijos de fornicación; porque la tierra fornica apartándose de Jehová.” (Oseas 1: 2). Sorprendido pero obediente, Oseas se casa con Gomer, una mujer comprometida a “la infidelidad”.

Los primeros capítulos de Oseas son una crónica del flagrante adulterio de Gomer y el compromiso continuo de Oseas con ella. Después de años de adulterio, Dios le pide a Oseas que: “Ve, ama a una mujer amada de su compañero, aunque adúltera, como el amor de Jehová para con los hijos de Israel, los cuales miran a dioses ajenos” (3: 1).

Ningún hombre ha amado a una esposa adúltera como Dios ha amado a su pueblo descarriado. Que Dios es bueno es sumamente evidente en la creación y en el jardín del Edén, donde Dios anticipa y satisface todas las necesidades del hombre. Tristemente, la primera pareja duda de la bondad de Dios, cuestiona su palabra y come del árbol prohibido. Dios persigue activamente a la pareja descarriada, dando una promesa de redención y proporcionando una imagen visual  de la redención. Él promete que una semilla vendrá y aplastará la obra de la serpiente. También mata a un animal inocente y cubre la desnudez del hombre. Desde ese día, la búsqueda de Dios por el hombre ha sido una búsqueda escandalosa, la búsqueda de un esposo por una mujer adúltera.

El apóstol Pablo capta el amor de Dios en esta distintiva declaración: “Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. “(Rom. 5: 7-8). Rechazar a Cristo, entonces, es rechazar su amor escandaloso.

El amor de Dios por su pueblo no es pasivo; más bien es activo, escandalosamente activo. Por lo tanto, cuando Dios le dice a Oseas: “Ve, tómate una mujer  fornicaria”, le proporciona a Israel una imagen de su amor de pacto. Le han quebrantado su voto; Él ha mantenido su voto a su pueblo, y continuará persiguiendo a su pueblo.

Preguntas de la lectura de la Biblia cronológica de hoy g (Isaías 12: 1-6; 17: 1-14; 2 Crónicas 28: 16-25; 29: 1-2; 2 Reyes 16: 1-18; 15; 30-31; 17; 1-4; Oseas 1: 1-2: 13):

En lugar de pedirle a Dios que proteja a Judá de la amenaza edomita, el rey Acaz busca a los asirios para que los proteja. ¿Cuáles son las ramificaciones de esa decisión?

La Biblia usa la palabra “ramera” por primera vez en la Era de los Jueces para describir a Israel: “pero tampoco oyeron a sus jueces, sino que fueron tras dioses ajenos, a los cuales adoraron; se apartaron pronto del camino en que anduvieron sus padres obedeciendo a los mandamientos de Jehová; ellos no hicieron así.” (Jueces 2:17). ¿Qué revelan las instrucciones del SEÑOR a Oseas sobre la actitud de Dios hacia Israel y su pecado?

Destacada

Promesas mesiánicas en Isaías

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013),  24 de junio

Isaías profetiza durante aproximadamente 58 años, comenzando al final de los últimos años del rey Uzías y continuando a través de los reinados de Jotam, Acaz y Ezequías. Solo un libro de la Biblia (Salmos) contiene más referencias mesiánicas que el libro de Isaías, que registra más de veintiun promesas o referencias a la única esperanza de Judá.


 Promesas Mesiánicas en Isaías
Isaías 7:14Él nacerá de una virgen
Isaías 9:3Él traerá gozo a Israel
Isaías 9:6Él gobernará al mundo
Isaías 9:7Él reinará sobre el trono de David
Isaías 11:2; 42:1Él estará empoderado por el Espíritu Santo
Isaías 11:3-5; 42:1,4Él juzgara con justicia, rectitud y fidelidad
Isaías 11:1,10Él descenderá de Isaí y del linaje de David
Isaías 11:10Él restaurará las naciones
Isaías 42:3Él será gentil con los débiles
Isaías 42:6Él será luz para los gentiles
Isaías 49:1Él será llamado siervo de Dios antes de nacer
Isaías 49:3Él manifestará la Gloria de Dios
Isaías 49:5,8Él restaurará a Israel para el Señor y para la tierra
Isaías 49:7; 52:15Él será adorado por los gentiles y rechazado por Israel
Isaías 50:4Él será obediente al Señor
Isaías 50:6Él sufrirá
Isaías 52:13Él será exaltado en lo alto
Isaías 53:4-6,10-12Él cargará con los pecados del mundo
Isaías 53:10Él triunfará sobre la muerte
Isaías 61:1-3Él consolará a Israel, traerá venganza sobre el malvado, y liberará a los cautivos

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Isaías 8: 1-11: 16):

¿Qué actitud muestra Israel hacia Dios y sus circunstancias incluso en medio del juicio? ¿Qué revela esto sobre la naturaleza humana?

Destacada

El legado de los líderes que abandonan a Dios

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 23 de junio

El rey Jeroboam deja un legado de idolatría que siguen los diecinueve reyes de Israel y que los destruye como nación. El rey David, sin embargo, es el abanderado de Judá. Cada uno de los reyes de Judá se mide según el estándar de David que teme a Dios y honra a Dios.

Acaz se convierte en el undécimo rey de Judá cuando tiene 20 años y reina durante 16 años en Jerusalén (732-715 AC). Lamentablemente, no sigue los caminos del rey David: “no hizo lo recto ante los ojos de Jehová su Dios, como David su padre. Antes anduvo en el camino de los reyes de Israel” (2 Reyes 16: 2).

2 Reyes 16 proporciona numerosos ejemplos de cómo Acaz sigue los caminos de los reyes de Israel:

  • Él sacrifica a sus hijos en los altares de los ídolos (16: 3).
  • Él sacrifica y quema incienso en los lugares altos, en las colinas y debajo de cada árbol verde (16: 4).
  • Él hace una alianza con el rey de Asiria en lugar de pedirle al Señor que lo proteja de estos enemigos (16: 5-9).
  • Reemplazó el altar en el templo de Jerusalén con una copia de un altar pagano de Damasco (16: 10-14).
  • Encarga al sacerdote Urías que ofrezca las ofrendas del SEÑOR sobre el altar sustituto (16: 5).
  • Pone a un lado el altar de bronce del templo para su uso personal (16:15).
  • Él permite que el rey de Asiria dicte cambios en el templo del SEÑOR (16: 17-18).

En respuesta a que Judá guiada por Acaz,  abandonara al SEÑOR, el SEÑOR lo entrega al rey de Israel, quien “mató a ciento veinte mil en Judá en un día” y se llevó a 200.000 cautivos (2 Crón. 28: 6, 8). ), y al hostigamiento de los edomitas y filisteos (2 Crónicas 28: 17-18). En lugar de clamar a Dios, el rey Acaz contrata al rey de Asiria para que lo defienda contra sus agresores. También se sacrifica a los dioses de Damasco con la esperanza de que lo ayuden.

El rey Acaz revela una serie de verdades importantes acerca de aquellos que abandonan al Señor:

  • La profundidad espiritual y el carácter son revelados por los autores que uno lee y los hombres que uno sigue.
  • Los que abandonan al Dios vivo se alinean con el poder mundano de protección.
  • El sincretismo prospera en una cultura de abandono de Dios.
  • Los que abandonan a Dios devalúan la vida humana.

Al igual que la filtración de aguas residuales, el abandono de Dios por parte del norte de Israel y la idolatría amenazan el bienestar de Judá. Sin embargo, Dios tiene la amabilidad de levantar a sus profetas para pronunciar un juicio inminente con la esperanza de que los líderes de ambos países se arrepientan y guíen a sus naciones de regreso a Dios. Israel ignora a los profetas de Dios y es tomado cautivo por los asirios. ¿Aprenderá Judá una lección de sus hermanos del norte? ¿Los líderes de hoy prestarán atención a la misma advertencia?

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (2 Reyes 15: 32-38;  16: 1-9; Miqueas 1: 1-16; 2 Crónicas 28; Isaías 7: 1-25):

Aunque algunos de los reyes de Judá hacen lo que es correcto a la vista del SEÑOR personalmente, ¿cómo fallan espiritualmente a la gente?

Repasa el Deuteronomio 12: 1-9; 17: 14-20 y 28: 47-68. ¿Cómo se alinea la profecía de Miqueas con la advertencia de Moisés? ¿Qué revelan estos pasajes sobre el fracaso de Israel y los reyes de Judá?

Destacada

Hambruna por la Palabra de Dios

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 22 de junio

“He aquí vienen días, dice Jehová el Señor, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la palabra de Jehová.” (Amós 8: 11).

Imagine vivir en una tierra cuyos líderes (reyes y sacerdotes) gobiernan sin una línea de base de lo correcto y lo incorrecto y cuya gente ama tenerla así. Nadie se sentiría seguro. Nadie estaría a salvo. Esto es el norte de Israel durante el día de Amós.

Aunque Israel está experimentando una gran prominencia política (6: 1), prosperidad y fiestas, con música, bebida y entretenimiento (6: 4-6), son corruptos moral y espiritualmente. La inmoralidad, la idolatría y la injusticia social llenaron su tierra, “Oíd esto, los que explotáis a los menesterosos, y arruináis a los pobres de la tierra” (8: 4).

Solo un encuentro con Dios puede salvar a Israel de ellos mismos.

Israel no busca a Dios, entonces Dios actúa. Él le da a Israel “Os hice estar a diente limpio en todas vuestras ciudades, y hubo falta de pan en todos vuestros pueblos. . . También os detuve la lluvia. . . . Os herí con viento solano y con oruga. . . . La langosta devoró vuestros muchos huertos y viñas (4: 6-11) Lamentablemente, nada llama la atención de Israel. Israel abandona al SEÑOR y rechaza a su profeta.

Por lo tanto, Dios le promete a Israel que el cautiverio logrará lo que el hambre, la sequía, las plagas y las langostas no pudieron. Israel será sacudido entre las naciones “como se zarandea el grano en una criba” (9: 9).

El libro de Amós, sin embargo, no es  desolador; termina en la esperanza. Dios promete restaurar a Israel, “reparar sus daños”. .  “levantaré sus ruinas, y lo edificaré como en el tiempo pasado” (9:11). Él promete restaurar las fortunas de su pueblo, reconstruir sus ciudades y plantar a Israel una vez más en su tierra (9: 14-15). Su silencio y su cautiverio disciplinarán a su pueblo, pero volverán a él una vez más.

Esta escena sobria en la historia de Israel revela varias verdades acerca de Dios y el hombre:

  • Los hombres en rebelión contra Dios están peor de lo que imaginan.
  • El cautiverio espera a aquellos que se niegan a escuchar a su profeta y responder a la disciplina de Dios.
  • El silencio y la cautividad de Dios son una disciplina terrible y temerosa.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Amós 7: 1-9: 15; 2 Reyes 14: 28-29; 15: 6-29; 2 Crónicas 26: 22-23; Isaías 6: 1-13):

¿Qué esperanza da Amos a Israel al final de su profecía? ¿Qué revela esto acerca de la fidelidad de Dios a sus promesas hechas a Abraham y David?

¿Qué revela la visión de Isaías acerca de Dios?

Destacada

Dios, los profetas y las personas de corazón duro

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 21 de junio

Muchas personas luchan con una imagen errónea del Dios del Antiguo Testamento al considerar las historias de juicio en la Biblia. No consideran el corazón obstinado y rebelde del hombre, la condición endurecida a la que Dios finalmente responde en el juicio.

A lo largo de la historia de Israel, Dios responde al pecado de su pueblo advirtiéndolos a través de la voz de sus profetas: “Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas.” (Amós 3: 7). Jesús resume a los profetas de la A a la Z, “para que se demande de esta generación la sangre de todos los profetas que se ha derramado desde la fundación del mundo, desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías. . .” (Lucas 11: 50-51). El sacrificio de Abel hablaba de la gravedad del pecado que requería la muerte y la expiación sustitutiva. Su hermano Caín lo mató presagiando la resistencia de los pecadores hacia los profetas de Dios.

La voz de los profetas hace eco en todo el Reino Dividido, y su sangre es derramada en la tierra. Profetas rechazados. Advertencias rechazadas de Dios. Amos, un simple granjero convertido en profeta, se suma a su número.

Amós enumera los pecados de Judá que han activado su juicio (2:4):

  • Han “despreciado la ley de Jehová”.
  • Ellos “no han guardado sus mandamientos”.
  • Han sido desviados por falsos dioses.

Luego Amós trata los pecados de Israel (2:6-8)

  • Abusan de los justos y de los pobres y les niegan justicia (6)
  • Pecado sexual (7)
  • Idolatría (8)

Israel continúa rebelándose contra Dios a pesar de sus numerosos intentos de llamar su atención a través del hambre, la sequía, la pestilencia, las enfermedades y la guerra (4:6-13). El SEÑOR exhorta a Israel, “buscadme y viviréis” (5:4). “Buscad a Jehová y vivid” (5:6). “Buscad lo bueno, y no lo malo, para que viváis; porque así Jehová Dios de los ejércitos estará con vosotros” (5:14). “Aborreced el mal, y amad el bien, y estableced la justicia en juicio; quizá Jehová Dios de los ejércitos tendrá piedad del remanente de José.” (5:15). Dios espera. Él enviará más profetas. Él responderá a la resistencia obstinada de Israel. Eventualmente, el reino del norte de Israel sucumbirá a la tentación del pecado, rechazará al SEÑOR en la finalidad y será deportado y dispersado por los asirios. “El hombre que reprendido endurece la cerviz, de repente será quebrantado, y no habrá para él medicina” (Prov. 29:1).

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Amós 1:1 – 6:13):

¿Cuál es el punto de inflexión en la desaparición de Judá?

¿Cómo ha afectado la declinación espiritual de Judá su interacción entre sí? ¿Qué revela esto sobre la raíz de la causa del quebrantamiento social?

¿Cómo el mensaje de Amós es paralelo a la bendición y maldición de Israel en Deuteronomio 28?

¿Qué revela el mensaje de Amós en el capítulo 5:18 – 6:14 sobre las prácticas religiosas de Israel?

Destacada

Grandes fosas nasales

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 20 de junio

Jonás predica. Nínive se arrepiente. Dios cede. Jonás hace pucheros. “Y oró a Jehová y dijo: Ahora, oh Jehová, ¿no es esto lo que yo decía estando aún en mi tierra? Por eso me apresuré a huir a Tarsis; porque sabía yo que tú eres Dios clemente y piadoso, tardo en enojarte, y de grande misericordia, y que te arrepientes del mal.” (Jonás 4: 2).

Jonás había profetizado en el norte de Israel con muy poco que mostrar para su ministerio. De hecho, los reyes de Israel a menudo respondían a los profetas de Dios matándolos. Su mensaje simple a una nación pagana, “De aquí a cuarenta días Nínive será destruida” (3: 4), trae un profundo arrepentimiento: “Y los hombres de Nínive creyeron a Dios, y proclamaron ayuno, y se vistieron de cilicio desde el mayor hasta el menor de ellos.” (3: 4-5).  ¿Y qué hace Dios? Cede del juicio que pretendía.

Dios es lento para enojarse. La frase “lento para la ira” se puede traducir, “larga fosa nasal”. Piense en cómo las fosas nasales de una persona enojada estallan cuando su ira se vuelve intensa. Sin embargo, las fosas nasales de Dios tardan mucho tiempo en estallar antes de que Él actúe en el juicio. Si Dios demuestra su compasión y “la longitud de la fosa nasal” a una nación pagana, ¿cuánto estará “de la fosa nasal” con su propio pueblo? 209 años ¡mucho tiempo! Él envía profeta tras profeta, año tras año, con mensaje tras mensaje a su propia gente obstinada. Sin embargo, se resisten a cada obertura.

El apóstol Pablo describe el amor: “El amor es sufrido, es benigno” (1 Co. 13: 4). El apóstol Pedro resalta la paciencia de Dios: “El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.” (2 Pedro 3: 9)  El amor de Dios a menudo le da al hombre años para arrepentirse antes de que experimente el juicio de Dios. Solo el arrepentimiento del pecado y el volverse a Dios evitan el juicio de Dios.

Nínive se arrepiente. Israel no lo hace. Cien años después, los ninivitas (asirios) vuelven a los pecados de sus antepasados ​​y llevan a los israelitas tercos e impenitentes al cautiverio.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (2 Reyes 13: 12-13; 14: 1-14, 23-27; 15: 1-5; 2 Crónicas 25: 1-26: 21; Jonás 1: 1-3: 10):

¿Qué hace el rey Amasías que revela su reverencia por la Palabra de Dios?

¿Por qué el profeta se enfrenta al rey Amasías y cómo responde el rey?

Aunque Amasías le teme a Dios al principio de su reinado, ¿por qué apostatiza al final?

¿Qué influencia tiene Jonás en Israel antes de que Dios lo llame a predicar a los ninivitas?

Azarías fue un rey militar muy exitoso. ¿Por qué el SEÑOR lo hirió con la lepra?

Destacada

Gracia y gratitud

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 19 de junio

Eres el resultado de la inversión de los demás. Abuelos, padres, mentores y maestros, etc. Joás olvida esta verdad. Su historia demuestra lo que sucede cuando se olvida la gracia y reina la ingratitud.

Joás escucha el consejo equivocado. Los hombres malvados esperan en las sombras para reemplazar a Joiada. Después de la muerte de Joiada, llenan el vacío con su propio consejo cuando adulan al rey: “Muerto Joiada, vinieron los príncipes de Judá y ofrecieron obediencia al rey; y el rey los oyó” (2 Crónicas 24:17). Su consejo se opone a todo lo que Joiada defendió. Incluso hoy en día, los malvados consejeros se esconden y traman en las sombras del liderazgo hasta que puedan asumir ese papel.

Joás rechaza el reproche. “Y les envió profetas para que los volviesen a Jehová, los cuales les amonestaron; mas ellos no los escucharon.” (2 Crónicas 24:19). Zacarías, el hijo de Joiada, fue uno de esos profetas. Anunció: “porque por haber dejado a Jehová, él también os abandonará.” (24:20).

Joás deshonra a Dios, al siervo de Dios y al templo de Dios. Joiada sirve fielmente a Joás durante treinta y tres años. Su hijo, Zacarías, honra al Señor al decirle la verdad de Dios a Joás. Para esto, Joás le ordena que sea apedreado en el patio del templo: “Pero ellos hicieron conspiración contra él, y por mandato del rey lo apedrearon hasta matarlo, en el patio de la casa de Jehová.” (2 Crónicas 24:21). 

Joás malversa los tesoros del templo. Joás usa el tesoro del templo para pagar a Hazael y su ejército opositor para que se retiren: “por lo cual tomó Joás rey de Judá todas las ofrendas que habían dedicado Josafat y Joram y Ocozías sus padres, reyes de Judá, y las que él había dedicado, y todo el oro que se halló en los tesoros de la casa de Jehová y en la casa del rey, y lo envió a Hazael rey de Siria; y él se retiró de Jerusalén.” (2 Reyes 12:18).

La pelea de Joás con Hazael y el ejército arameo lo deja gravemente herido. Fracasa miserablemente después de la muerte de Joiada, y su hijo Amasías toma su lugar.

Joás olvida la gracia que lo trajo al trono. Se olvida de aquellos que fueron instrumentales en su éxito temprano. El olvido conduce a la ingratitud; la ingratitud lleva a la insensibilidad al SEÑOR y a los demás. La ingratitud ataca a los más interesados ​​en su bienestar espiritual, hasta que se encuentra haciendo algo que nunca pensó que haría. Comprender y celebrar la gracia y expresar gratitud protege el corazón de la dureza hacia Dios y los demás.

Si Joás hubiera escuchado la advertencia de Moisés en Deuteronomio, se habría cuidado de la ingratitud que viene de olvidar la gracia de Dios: “Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos.” (Deut. 8: 2). Esa misma advertencia se aplica a los creyentes de hoy.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (2 Reyes 12: 17-21; 13: 1-25; 2 Crónicas 24: 23-27):

¿Por qué el Señor permite que los sirios invadan a Judá? ¿Qué revela esto acerca de Dios?

¿Por qué el Señor muestra bondad a Joacaz, rey de Israel, a pesar de su rebelión e idolatría?

Destacada

Un hombre de influencia

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 18 de junio

La ambición de Atalía se hace realidad cuando muere su hijo Ocozías. Ella mata a todos los herederos masculinos del reino (o eso cree ella), se apodera del trono de Judá y reina por seis años. La idolatría prospera bajo su liderazgo. Mientras tanto, un sacerdote llamado Joiada espera en las alas del tiempo, durante siete años.

La promesa de Dios a David con respecto a un heredero perpetuo en el trono requiere su actividad. La muerte de todos los herederos de Ocozías parece anular su promesa. Una promesa hecha por Dios, sin embargo, siempre es guardada por Dios; Dios está trabajando “tras bambalinas” para cumplir su promesa.

La hermana de Ocozías rescata al niño pequeño de Ocozías y lo esconde. Cuando Joás, el único hijo sobreviviente de Ocozías, descendiente de David, finalmente cumple siete años, Joiada se “fortaleció” (2 Crón. 23: 1). Él lidera un golpe de estado. El malvado reinado de Atalía termina con un gemido y la gente grita: “¡Viva el rey!” Atalía patéticamente intenta llamar de traición la coronación del heredero de David, y ella muere. Joiada y el pueblo destruyen el templo de Baal y lo derriban. Joás comienza a reinar como el octavo monarca de Judá a los siete años de edad.

Joás sigue al SEÑOR todos los días de Joiada. Bajo el liderazgo de Joiada, Joás repara el templo. Tristemente, después de la muerte de Joiada, Joás y Judá se alejan del SEÑOR y adoran los altares de Asera.

La vida de Joiada habría pasado inadvertida si no hubiera protegido a Joas hasta el día en que supervisaría el derrocamiento de Atalía. En esta coyuntura dejó un legado: “E hizo Joás lo recto ante los ojos de Jehová todos los días de Joiada el sacerdote.” (2 Crónicas 24: 2). Joiada se convirtió en un hombre de influencia por dos razones: él era paciente y temía a Dios.

Esta historia revela verdades simples acerca de Dios y sus caminos:

  • Dios trabaja a través de personas ordinarias pero con convicción. La hermana de Ocozías esconde a Joás, y Joiada espera hasta que el niño cumpla siete años antes de actuar.
  • Dios trabaja cuando todas las probabilidades aparecen en contra de él. Atalía piensa que ella ha eliminado a los descendientes de David, pero se entera de que nadie le gana a Dios.
  • La meta del enemigo siempre es “robar, matar y destruir”, especialmente en relación con la línea de la semilla de la mujer, pero Dios es mayor. Su plan no será frustrado; Su promesa prevalecerá.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (2 Reyes 10: 32-36; 11: 1-12: 16; 2 Crónicas 22: 10-24: 16):

Repasa 1 Reyes 21: 23-26. ¿Qué revela el cumplimiento de esta promesa años después acerca de Dios?

¿Cuánto tiempo sirve Joás al SEÑOR? ¿Cómo le paga a Joiada por el bien que había hecho por el rey y por Israel? ¿Por qué el rey de Judá cede a los líderes de Judá? ¿Qué revela esto sobre la naturaleza humana?

Destacada

Las relaciones matrimoniales son importantes

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 17 de junio

Elías le escribe a Joram una carta para reprenderlo por su influencia malvada como el rey de Judá: “Por cuanto no has andado en los caminos de Josafat tu padre, ni en los caminos de Asa rey de Judá,sino que has andado en el camino de los reyes de Israel, y has hecho que fornicase Judá y los moradores de Jerusalén, como fornicó la casa de Acab” (2 Crón. 21: 12-13). Elías promete a Joram que el SEÑOR pronto golpeará todo lo que le pertenece con un fuerte golpe y que morirá de una muerte horrible.

El hijo de Josafat, Joram, se había casado con la hija de Acab, Atalía. Su hijo, Ocozías, sucede a Joram al trono. Él no camina en los caminos de su abuelo paterno Josafat, sino en los caminos de su abuelo materno, Acab. La influencia de Atalía deja su marca en Ocozías: “También él anduvo en los caminos de la casa de Acab, pues su madre le aconsejaba a que actuase impíamente. Hizo, pues, lo malo ante los ojos de Jehová, como la casa de Acab; porque después de la muerte de su padre, ellos le aconsejaron para su perdición.” (22: 3-4).

Lo que pudo haber parecido un movimiento sabio en una generación, una alianza inocente por matrimonio con un rey vecino, se convierte en el desmoronamiento de la nación en las siguientes generaciones. La nuera de Josafat ejerce una influencia increíble sobre su nieto, para el dolor de su nieto y en detrimento de Judá.

Una idea que ha ganado bastante dinero en nuestros días es que “mi matrimonio es simplemente una relación entre mi pareja y yo; nadie más tiene nada que decir, y nadie más se verá afectado “. Tanto la Escritura como la realidad actual revelan el defecto de este pensamiento. Cada relación tiene impacto en las generaciones futuras. Las elecciones hechas hoy afectan a los hijos y nietos del mañana.

Los matrimonios son pactos hechos ante Dios; aquellos que eligen entrar en ese pacto a la ligera, especialmente al entrar en ese pacto con los incrédulos, invitan el mismo desastre a sus hogares. Dios se toma en serio cuando dice: “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?” (2 Cor. 6:14).

El profeta Amós pudo haber tenido esta misma relación en mente cuando escribió: “¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?” (Amós 3: 3). Este es el versículo favorito de mi esposo para consejería prematrimonial. Si uno de los cónyuges se dirige al cielo y el otro se dirige al infierno, este matrimonio no tiene ninguna posibilidad de éxito. La unión puede parecer correcta, pero el Dios que sabe todas las cosas ve lo suficiente en el futuro para ver el desastre final de tal matrimonio. Ten cuidado cuando hagas alianzas duraderas, ¡las relaciones son importantes!

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (2 Crónicas 21:8-20; 22:1-9;  2 Reyes 8:23 – 10:31):

Repasa Deuteronomio 28: 15-16, 25, 33. ¿Qué había prometido el SEÑOR si Israel desobedecía al SEÑOR y Sus mandamientos? ¿Cómo cumplirá Jehová esta promesa en los días de Joram? ¿Qué revela esto acerca de Dios?

¿Cómo afecta la alianza entre Josafat y Acab el reinado de sus descendientes? ¿Cuánto le cuesta a Judá esta alianza?

Destacada

El efecto dominó de un testimonio

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 16 de junio

La lectura de hoy cubre una historia iniciada por un testimonio que afecta a la esposa de un general, a un general, a dos reyes, a un profeta y al sirviente del profeta. Los participantes:

  • El testificador: una sirvienta “sin nombre”, expresa fe en el Dios de Israel a su señora, estando ella en cautiverio.
  • Una señora que actúa sobre el testimonio de una sirvienta y expresa la esperanza de curar a su marido leproso.
  • Un general sirio con lepra, que espera la curación y pide a su rey que llame al profeta de Israel.
  • El rey de Israel, que carece de fe en Dios se llena de pánico cuando se le pide que presente al profeta israelí  al general sirio.
  • Un profeta de Israel que teme a Dios más de lo que teme al hombre.
  • El siervo del profeta de Israel, que tiene una visión baja de Dios y un corazón codicioso.

Un simple testimonio de una joven sirvienta a su señora: “Esta dijo a su señora: Si rogase mi señor al profeta que está en Samaria, él lo sanaría de su lepra.” (2 Reyes 5: 3). La atrevida fe de la sirvienta anima a su señora  a contarle a su esposo sobre el profeta de Israel, quien informa a su rey sobre el profeta de Israel, quien informa al rey de Israel, que llama a Eliseo, que envía a su siervo. ¡El efecto dominó de un testimonio!

Varias verdades importantes sobre la proclamación y la fe emergen de esta historia:

  • La ética laboral de la sirvienta le da una ventaja convincente a su testimonio, y su declaración audaz atrae la atención de su señora. Estar en cautiverio no debilita la fe de la sirvienta en el Dios de Israel. La amargura sobre su cautiverio “inmerecido” está notablemente ausente; por lo tanto, nada en la vida de la criada descolora su testimonio.
  • Sin proclamación nadie llega a la fe. Esta historia revela la verdad de Gálatas 3: 5 “Aquel, pues, que os suministra el Espíritu, y hace maravillas entre vosotros, ¿lo hace por las obras de la ley, o por el oír con fe?”; la verdad de Romanos 10:17 “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.”, y la verdad de Hebreos 4:2 “Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron.” Una persona puede escuchar sin responder con fe, pero ningún hombre puede expresar fe en ausencia de un anuncio.

El siervo de Eliseo demuestra que cualquiera puede vivir a la sombra de un gran profeta y perder totalmente a Dios. La criada vive en cautiverio; sin embargo, ella tiene una alta visión de Dios. El siervo de Eliseo ve al SEÑOR realizar lo milagroso; sin embargo, él piensa que su engaño y la tergiversación de Dios evadirán su atención.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (2 Reyes 5:1 – 8:15):

¿Qué requiere de Namaan las extrañas instrucciones que Eliseo le da? ¿En qué otras historias hemos visto que Dios requiere que alguien haga algo inusual antes de actuar?

Repasa Isaías 55: 8-9. ¿Qué revela la historia de Naamán acerca de Dios?

¿Qué no ha podido entender Giezi acerca de Dios durante los años en que sirvió a Eliseo? ¿Cómo se compara su servicio a Eliseo con el servicio de Eliseo a Elías?

¿Qué revela el rey de Israel sobre sí mismo a la mujer en la pared durante la hambruna? Sin embargo, ¿a quién culpa por el hambre?

¿Qué revela el descubrimiento de los leprosos del campo sirio vacante sobre la naturaleza humana?

¿Qué revela la historia sobre la mujer de Sunem sobre Dios y la providencia?

Destacada

El Dios de las sobras

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 15 de junio

Eliseo podría ser llamado, el profeta de las sobras “Vino ella luego, y lo contó al varón de Dios, el cual dijo: Ve y vende el aceite, y paga a tus acreedores; y tú y tus hijos vivid de lo que quede.” (2 Reyes 4:7). Para resolver la crisis financiera de la mujer viuda, Eliseo le ordena que recoja contenedores vacíos de todos sus vecinos. Él bendice el poco aceite que ella tiene, y ella comienza a llenar los frascos de su escaso suministro hasta que todos están llenos. Luego le ordena que venda el aceite para cubrir su deuda. Lo que queda proporciona el sustento de la viuda y sus dos hijos.

Más tarde, durante una larga hambruna en la región, un hombre le presenta a Eliseo veinte panes, que no son suficientes para alimentar a los cien profetas. Sin embargo, a los órdenes de Eliseo, los profetas distribuyen el pan, y de alguna manera se alimenta a cada uno de ellos, quedando algunos panes. (2 Reyes 6: 24-7: 2)

Jesús demuestra que Dios es ciertamente el Dios de las sobras. Jesús bendice el exiguo almuerzo de pan y pescado de un niño para alimentar a varios miles de personas. Juan 6:13 registra los detalles finales: “Recogieron, pues, y llenaron doce cestas de pedazos, que de los cinco panes de cebada sobraron a los que habían comido.”.

¿Qué nos enseñan estas tres historias sobre el suministro de Dios y las necesidades del hombre?

  • Dios no está limitado por nuestros escasos recursos (un poco de aceite, unos pocos panes, unos pocos pescados).
  • Dios no está limitado por nuestras circunstancias (Israel estaba en medio de una hambruna de siete años, y la multitud de 5,000 estaba en la ladera de la montaña).
  • Lo poco que tenemos actualmente da testimonio de la provisión del SEÑOR para el futuro.
  • No tenemos que saber cómo proporcionará el Señor para confiar en Él.
  • A veces terminamos con más de lo que originalmente teníamos.

Es mucho mejor tener una despensa vacía y experimentar las provisiones de Dios que tener una despensa bien surtida sin experimentar a Dios. Las sobras de Dios son mejores que la cocina mejor surtida del mundo.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (2 Reyes 2, 4):

¿Cómo afirma Jehová el ministerio de Eliseo?

Tres períodos de la historia de Israel se caracterizan por milagros: el período de cuarenta años de peregrinación por el desierto, el tiempo durante Elías y Eliseo, y en los Evangelios y la iglesia primitiva. ¿Qué revelan los milagros de Eliseo acerca de Israel?

Destacada

Ateos Prácticos

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 14 de junio

Cuando Dios le promete a Abraham un hijo, una tierra y descendientes, Él se obliga a protegerlo (Gn. 12: 1-2); sin embargo, Abraham lucha para apropiarse de esa protección cuando huye primero a Egipto y luego a Gerar. El SEÑOR se identifica a sí mismo como el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob. Quien es para los patriarcas, es para sus descendientes. Como nación joven, Israel lucha por apropiarse de la provisión y protección de Dios durante los cuarenta años en el desierto. También luchan para apropiarse de su presencia y provisión durante la Era de los Jueces. Solo después de largos periodos de opresión, claman a Dios. David se apropia de la promesa de protección cuando Saúl e Israel se enfrentan a los filisteos:  “¿quién es este filisteo incircunciso, para que provoque a los escuadrones del Dios viviente?” (1 Samuel 17:26). Jonatán, el hijo de Saúl, también entiende quién es Dios para Israel cuando los filisteos lo superan en número en una batalla: “quizá haga algo Jehová por nosotros, pues no es difícil para Jehová salvar con muchos o con pocos.” (1 Sam. 14: 6). Tristemente, el rey Amasías de Israel no tiene tal visión de Dios.

Cuando el rey Ocozías cae a través de la celosía de su habitación superior y se lesiona, envía mensajeros para preguntar al dios de Ecrón, como si no hubiera Dios en Israel. El SEÑOR envía a Elías a interceptar a los mensajeros y los envía de vuelta a Ocozías con un mensaje propio: “¿No hay Dios en Israel, que vais a consultar a Baal-zebub dios de Ecrón?” (2 Reyes 1: 3). El rey responde enviando una partida de guerra para capturar a Elías, de nuevo, ¡como si no hubiera Dios en Israel! El SEÑOR destruye la primera y la segunda delegación con fuego. Pensarías que, a estas alturas, Ocozías le conocería al Dios de Israel, pero no. El capitán de la tercera delegación obtiene lo que Ocozías no puede: ¡él vive y el rey muere! ¡Elías aprende que no debe temer al hombre que no teme a Dios!

Esta escena revela una serie de verdades sobre la vida como si Dios no existiera:

  • Las crisis revelan tanto el orgullo del hombre como el objeto de la confianza del hombre.
  • Solo Dios conoce el futuro, y el hombre no puede saber lo que depara el futuro a menos que Dios lo revele. Él se ha revelado a su pueblo; sin embargo, deben responder a quien El es.
  • Las personas orgullosas viven para demostrar su independencia; A menudo ponen en riesgo las vidas de otros en el proceso.
  • Cada hombre es más dependiente de Dios de lo que se da cuenta.

Dios desea revelarse al mundo a través de Israel. Tristemente, la incredulidad de Israel dificulta la bendición de Dios para ellos como pueblo e impide que otras naciones lo conozcan.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (2 Reyes 1; 3; 8: 16-22; 1 Reyes 22: 41-50; 2 Crónicas 20: 31-21: 7):

¿Qué instrucciones da Elías a los reyes de Israel, Judá y Edom, y qué requerirá de ellos? ¿En qué otras historias hemos visto a Dios dar instrucciones extrañas? ¿Qué revela esto acerca de Dios? ¿Cómo se prueba el SEÑOR a los reyes?

El hijo de Josafat se casa con la hija de Acab. ¿Cómo afecta esta alianza matrimonial el reinado del hijo de Josafat? ¿Qué revela esto sobre los efectos del compromiso?

Destacada

Un disfraz fallido

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 13 de junio

Acab se encuentra en una situación difícil con los asirios y apela a Josafat, rey de Judá, para que se una a él en la batalla contra Ben-adad, a quien no había matado anteriormente, y al ejército asirio. Josafat le pide a Acab que busque el consejo del SEÑOR, el verdadero Dios de Abraham, Isaac y Jacob. Acab, en cambio, busca el consejo de 400 falsos profetas que profetizan que los arameos caerán ante los ejércitos de Acab y Josafat; sin embargo, Micaías, el profeta del SEÑOR, profetiza sobre la derrota de Israel: “Si tú volvieres en paz, Jehová no ha hablado por mí.” (2 Crón. 18:27). Como resultado de esta profecía, Acab lo arroja a la cárcel.

Acab cree que puede burlarse de Dios disfrazándose durante la batalla con los arameos para evitar su propia muerte. Pero una flecha aleatoria atraviesa una grieta en su armadura, y él muere.

La gente se disfraza de muchas maneras:

  • Algunas personas con almas resecas camuflan su pobreza espiritual con vestimenta religiosa. Ellos usan la religión para pretender que son mejores de lo que realmente son.
  • Algunas personas religiosas crean estándares por los cuales se honran y juzgan a otros. Ignoran sus propios puntos ciegos y corazones pecaminosos al centrar la atención en los defectos de los demás. Llevan atuendos de legalismo.
  • Algunas personas ricas acumulan riqueza para ocultar su pobreza espiritual o el vacío de sus almas.
  • Algunas personas usan la psicología para redefinir el pecado como un trastorno que no requiere arrepentimiento. Se esconden detrás de disfraces psicológicos.
  • Algunas personas utilizan la búsqueda de la aptitud física para desarmar o negar la mortalidad. Se esconden detrás de la capa de fitness.

En el ejército, los francotiradores tienen un dicho: “Puedes correr, pero simplemente morirás cansado”. No puedes dejar atrás al francotirador; aún más, no puedes esconderte de Dios. Acab lo intenta. Acab pierde.

Así como una flecha al azar encuentra una grieta en la armadura de Acab, la muerte y el juicio finalmente encuentran a todas las personas. Ningún disfraz esconde a un hombre malvado de Dios. Acab realmente pensó que podía burlar a Dios. Él no podría.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (1 Reyes 22: 10-53;  2 Crónicas 18:9 – 20:30):

¿Qué revela la respuesta de Micaías a la pregunta del rey Acab sobre los asirios sobre el estado espiritual de los profetas que sirvieron durante su reinado? ¿Cómo busca Acab evitar su muerte? ¿Qué revela esto acerca de Acab y su visión de Dios?

¿Por qué el SEÑOR envía un profeta para reprender a Josafat? ¿Qué revela esto acerca de ayudar a la gente malvada?

Revise la oración de Salomón en la dedicación del templo — 1 Reyes 8: 22-53. ¿Cuál es la base de la oración de Josafat en respuesta a la amenaza inminente de los asirios?

Destacada

Un Rey berrinchudo y una reina intrigante

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 12 de junio

“Y su mujer Jezabel le dijo: ¿Eres tú ahora rey sobre Israel? Levántate, y come y alégrate; yo te daré la viña de Nabot de Jezreel.” (1 Reyes 21:7).

¿Alguna vez has querido algo tanto que tu obsesión te haya llevado a perder el apetito? Acab se enferma por la propiedad de su prójimo. La propiedad de Nabot es solo un síntoma de un problema más profundo. El capítulo anterior se cerró con la reprensión del profeta al rey Acab por su desobediencia al no matar a Ben-adad. Malhumorado y enfadado, Acab regresa a Samaria, donde guarda su reprimenda. En este momento de su vida, él codicia la propiedad de su vecino. Nada lo alegrará si no tiene la viña de Nabot.

Hombres malhumorados y enojados explotan o hacen pucheros. Las mujeres casadas con hombres que explotan tienden a retirarse, mientras que las mujeres casadas con hombres que hacen pucheros aprovechan a  hacer planes y rescatarlos. Acab hace pucheros, y Jezabel  intriga: “Te conseguiré el viñedo”.

¿Qué podemos aprender de esta mujer intrigante?

  • Los intrigantes se ocupan del asunto en sus propias manos: “Te daré la viña de Nabot,  jezreelita” (21: 7).
  • Los intrigantes ignoran las convicciones y los derechos legales de los demás. La negativa de Nabot a ceder su propiedad se basa en los derechos de propiedad desarrollados en el Libro de la Ley (Lev. 25:23; Núm. 36: 7).
  • Los intrigantes abusan de la autoridad. Ella escribió cartas en nombre de Acab y las selló con su sello. (1 Reyes 21: 8).
  • Los intrigantes acusan falsamente a personas inocentes como una tapadera por su codicia: “Poned a dos hombres perversos delante de él, que atestigüen contra él y digan: Tú has blasfemado a Dios y al rey. ” (21:10).
  • Los intrigantes utilizan la religión como un frente para aprovecharse de los demás, “Proclamad ayuno… Has blasfemado a Dios” (21: 9-10).
  • Los intrigantes tratan a sus víctimas con dureza: ” Y entonces sacadlo, y apedreadlo para que muera.” (21:10).
  • Los intrigantes intimidan a otros para que cooperen con sus planes: “Y los de su ciudad, los ancianos y los principales que moraban en su ciudad, hicieron como Jezabel les mandó, conforme a lo escrito en las cartas que ella les había enviado” (21:11).

Las personas que toman los asuntos en sus propias manos lastiman a los demás. Nunca experimentan lo que Dios hará en nombre de los que lo esperan (Isaías 64: 4); ellos experimentan juicio en su lugar. Esta historia sirve como una clara advertencia para todas las mujeres que hacen planes; Jezabel se sale con la suya y obtiene la viña para Acab, pero incurre en el juicio de un Dios Santo.

Preguntas para la lectura cronológica de hoy (1 Reyes 20:23 – 22:9;  2 Crónicas 18: 1-8):

¿Qué había querido Dios para Ben-Hadad?

¿Cuál es el legado de Acab (21: 25-26)? ¿Cuál fue la influencia de Jezabel sobre él?

¿Cómo promete Dios vindicación para Nabot? ¿Viene su reivindicación de inmediato?

Pídele al Señor que te haga consciente de las intrigas en tu propia vida.

Destacada

Confrontación

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 11 de junio

El SEÑOR envía a Elías a vivir al este del Jordán durante la primera parte de la hambruna, una sequía profetizada. Después de que el agua del arroyo Querit se secó, el SEÑOR esconde a Elías de Acab y Jezabel entre el propio pueblo de Jezabel en Sidón (1 Reyes 16:31; 17: 9).

Elías convoca a Acab, a los profetas de Baal y de Asera, y a todo Israel a un enfrentamiento en el Monte Carmelo. Los profetas de Baal construyeron un altar para Baal y le pidieron que consumiera el toro en su altar. “Y aconteció al mediodía, que Elías se burlaba de ellos, diciendo: Gritad en alta voz, porque dios es; quizá está meditando, o tiene algún trabajo, o va de camino; tal vez duerme, y hay que despertarle. Y ellos clamaban a grandes voces, y se sajaban con cuchillos y con lancetas conforme a su costumbre, hasta chorrear la sangre sobre ellos.” (18: 27-28). Gritan a Baal todo el día, pero “pero no hubo ninguna voz, ni quien respondiese ni escuchase” (18:29).

Elías prepara el altar del SEÑOR, arregla la madera, coloca el toro en el altar y satura el altar y el sacrificio tres veces con agua (un acto de fe importante después de tres años de sequía). “Jehová Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, sea hoy manifiesto que tú eres Dios en Israel, y que yo soy tu siervo, y que por mandato tuyo he hecho todas estas cosas. Respóndeme, Jehová, respóndeme, para que conozca este pueblo que tú, oh Jehová, eres el Dios, y que tú vuelves a ti el corazón de ellos.” (18: 36-37). El fuego cayó del cielo y consumió el sacrificio, la madera, el suelo y el agua. El pueblo de Israel cayó postrado ante el SEÑOR y declaró que Él es Dios. Él no será ignorado por su pueblo. No tolerará su idolatría; por lo tanto, se distingue de Baal y Asera, para que Israel sepa que Él es Dios.

Esta escena ofrece varias verdades alentadoras:

  • Dios escucha el clamor de los justos. Dios no requiere la automutilación y el llanto fuerte. Él escucha la oración más sencilla ofrecida de acuerdo con su voluntad y en la fe.
  • Dios responde al clamor de los justos. Elías prueba que no hay una situación demasiado difícil de manejar para Dios, al saturar el sacrificio y el altar con agua. El fuego cae del cielo y consume un sacrificio totalmente empapado. Dios no necesita condiciones “maduras” para trabajar.
  • El hombre puede construir el altar, ofrecer un sacrificio y orar con fe, pero solo Dios consume el sacrificio. Oremos para que Dios envíe el fuego de nuevo.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (1 Reyes 17:8 – 20:22):

Repasa Deuteronomio 28: 15-24. ¿Qué revela la lluvia del Señor sobre el estado espiritual de Israel?

¿Qué le piden las instrucciones del Señor a Elías?

¿Cómo demuestra el Señor que se preocupa por Elías? ¿Qué revela esto acerca del SEÑOR?

¿Por qué hace Dios lo que hace para la viuda de Sarepta? ¿Qué revela esto acerca de Dios? ¿Qué le demuestra esto a Israel acerca de su dureza hacia Él?

¿Qué revela el hecho que Elías huye de Jezabel? ¿Qué revela sobre Jezabel? Describe el matrimonio de Acab y Jezabel. ¿Cómo afecta su matrimonio con una mujer sidonia a los profetas del SEÑOR, a la nación de Israel?

Destacada

Idolatría y alfabetización bíblica

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 10 de junio

 Todos los reyes del norte de Israel ignoran los mandamientos de Dios, siguiendo el patrón de su primer rey, Jeroboam. La falta de alfabetización bíblica crea un vacío en el que la idolatría prospera. Dios levanta profetas para confrontar a los reyes de Israel, pero se niegan a escuchar.

El historiador contrasta al rey de Israel, Acab, con el rey de Judá, Josafat. Después de mencionar que Acab ha hecho lo malo ante los ojos del SEÑOR, el cronista describe a la esposa que Acab ha tomado: “Porque le fue ligera cosa andar en los pecados de Jeroboam hijo de Nabat, y tomó por mujer a Jezabel, hija de Et-baal rey de los sidonios, y fue y sirvió a Baal, y lo adoró.” (1 Reyes 16:31). Mientras que el pecado de Jeroboam fue la falsa adoración de Yahvé, declaró que los becerros que hizo “te trajeron de la tierra de Egipto” (1 Reyes 12:28). La idolatría de Acab abandonó incluso la adoración sincrética de Yahvé para adorar a los dioses de las naciones que lo rodean, Baal y Asera. El comentario divino declara: “Acab hijo de Omri hizo lo malo ante los ojos de Jehová, más que todos los que reinaron antes de él.” (16:30). Acab se desconecta de los profetas de Dios y rechaza la Palabra de Dios.

El cuarto rey de Judá difiere mucho de Acab. Él entiende la importancia de la alfabetización bíblica:

Y Jehová estuvo con Josafat, porque anduvo en los primeros caminos de David su padre, y no buscó a los baales, sino que buscó al Dios de su padre, y anduvo en sus mandamientos, y no según las obras de Israel . . .  Y se animó su corazón en los caminos de Jehová, y quitó los lugares altos y las imágenes de Asera de en medio de Judá. . . Envió a sus líderes. . . y con ellos envió a los levitas. . . Y enseñaron en Judá, teniendo consigo el libro de la ley de Jehová, y recorrieron todas las ciudades de Judá enseñando al pueblo” (2 Cron. 17: 3-4, 6, 8-9)

En consecuencia, “Y cayó el pavor de Jehová sobre todos los reinos de las tierras que estaban alrededor de Judá, y no osaron hacer guerra contra Josafat” (17:10), y Judá experimentó una gran prosperidad (17:11).

Los contrastes entre Josafat rey de Judá y Acab rey de Israel revelan varias verdades sobre la idolatría y la alfabetización bíblica:

  • Los que se alinean a través del matrimonio con los idólatras pronto adoran a sus dioses. Dios levanta profetas para predicar el arrepentimiento. El cautiverio es seguro para aquellos que se niegan a escuchar la voz de sus profetas.
  • La falta de alfabetización bíblica crea un vacío donde la idolatría prospera, pero la vitalidad espiritual (la humildad y el temor de Dios) acompaña a la alfabetización bíblica. La salud espiritual es cierta para aquellos que le temen y obedecen sus mandamientos.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (1 Reyes 15:16 – 17 7;  2 Crónicas 16:1 – 17:19):

¿Qué hace Asa que revela su falta de fe en el Dios de Israel?

¿Cómo se describen los reyes de Israel y sus reinados? ¿Cómo impacta su liderazgo en la vida espiritual de las personas sobre quienes reinan?

Destacada

En Dios confiamos

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 9 de junio

Asa ha decidido caminar en los caminos del Señor. Quitó los altares extranjeros y experimentó la paz durante diez años. En el décimo año de su reinado, Zera, el etíope, marcha contra él con un millón de hombres, una fuerza abrumadora. “Y clamó Asa a Jehová su Dios, y dijo: ¡Oh Jehová, para ti no hay diferencia alguna en dar ayuda al poderoso o al que no tiene fuerzas! Ayúdanos, oh Jehová Dios nuestro, porque en ti nos apoyamos, y en tu nombre venimos contra este ejército. Oh Jehová, tú eres nuestro Dios; no prevalezca contra ti el hombre.” (2 Crón. 14:11).

La película “Faith Like Potatoes”  (Fe Como de Papas) cuenta la historia de Angus Buchan. Buchan, un agricultor sudafricano, sufre una serie de pérdidas aparentemente insuperables; sin embargo, él experimenta la intervención de Dios cuando expresa una fe inquebrantable en su poder. Esta historia captura la verdad de que Dios obra en situaciones imposibles en nombre de aquellos que tienen fe en él. Como Asa y su situación.

Asa experimenta la intervención divina cuando clama a Dios. Él derrota a un ejército abrumador y muy superior. La Biblia está llena de historias como esta, en la que ejércitos más pequeños derrotan a ejércitos más grandes, un joven con una honda venció a un gigante con una lanza, trescientos de los hombres de Gedeón derrotaron una fuerza abrumadora, y Deborah experimentó una gran victoria en el campo de batalla.  El común denominador en todas estas batallas es la confianza en el Dios vivo. El Dios del cielo actúa de manera poderosa en nombre de las personas que depositan su fe en Él para demostrar su poder. ¡Poder para los impotentes!

El mismo Dios que actuó en nombre de Asa espera hoy para escuchar al hijo más simple de Dios invocarlo con fe. Sin fe es imposible agradarle.    

Incluso la fe tan pequeña como el grano de una semilla de mostaza emociona el corazón de Dios y enciende la actividad de Dios. 

¿Qué ejército viene contra ti? ¿Es un problema financiero, una dificultad matrimonial o un hijo descarriado? Ya sea en el trabajo, en el hogar o en la iglesia, el Dios del cielo todavía espera actuar en nombre de aquellos que confían en él.

“La condición para un milagro es la dificultad, sin embargo, la condición para un gran milagro no es la dificultad, sino la imposibilidad” (Angus Buchan).

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (1 Reyes 13:1 – 15:34;  2 Crónicas 11: 18 – 23; 12:1 – 15:19):

¿Qué revela la interacción del viejo profeta con el profeta más joven sobre el estado espiritual de los levitas durante los primeros días del Reino Dividido?

¿Qué revela el mensaje de Ahías a Jeroboam sobre Dios?

¿Qué revela el largo reinado de Roboam sobre Dios?

¿Cómo se compara el reinado de Abías con el de Asa?

Destacada

El desarrollo de una nueva religión

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 8 de junio

La decisión tonta de Roboam con respecto a la solicitud de Israel de una exención de impuestos le cuesta al reino. Diez tribus de Israel se rebelan contra su liderazgo y se dirigen a Jeroboam, el ex oficial de Salomón, y lo convierten en su rey. Jeroboam rompe todos los lazos con Jerusalén: “si este pueblo subiere a ofrecer sacrificios en la casa de Jehová en Jerusalén; porque el corazón de este pueblo se volverá a su señor Roboam rey de Judá, y me matarán a mí, y se volverán a Roboam rey de Judá.” (1 Reyes 12:27). Jeroboam también establece una religión que se asemeja al judaísmo, pero es completamente idólatra:

La religión de Jeroboam redefine al Santo

Él hace dos becerros de oro y los presenta a la gente: “he aquí tus dioses, oh Israel, los cuales te hicieron subir de la tierra de Egipto.” (12:28). La suya es una religión de “tolerancia”.

La religión de Jeroboam redefine el lugar de culto.

 Él ofrece lugares alternos de adoración, “Y puso uno [becerra de oro] en Betel, y otra en Dan” (12:29). Debido a que no quiere que los israelitas viajen a Jerusalén, ofrece convenientes centros de adoración en las fronteras norte y sur de su reino. La suya es una religión de conveniencia.

La religión de Jeroboam redefine a los santos siervos.

Disminuye los requisitos del sacerdocio al abrir el oficio a cualquier persona que desee servir en esta capacidad. . . “e hizo sacerdotes de entre el pueblo, que no eran de los hijos de Leví.” (12:31). La suya es una religión sin normas ni convicciones.

La religión de Jeroboam redefine los días santos.

Jeroboam le da un nuevo significado a los días sagrados de Israel: “Sacrificó, pues, sobre el altar que él había hecho en Bet-el, a los quince días del mes octavo, el mes que él había inventado de su propio corazón; (12:33). La suya es una religión de la imaginación.

La religión de Jeroboam redefine las santas ofrendas.

Jeroboam ofrece sacrificios y quema incienso, al igual que los que están en el templo de Jerusalén: “e hizo fiesta a los hijos de Israel, y subió al altar para quemar incienso” (12:33). La suya es una religión de obras.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Eclesiastés 11:7 – 12:8;  2 Crónicas 10:1 – 11:17;  1 Reyes 12: 21-33):

¿Qué descubre Salomón al final de su vida acerca de Dios y la vida?

Describa el estilo de liderazgo de Roboam.

¿En qué se diferencia la vida de quienes viven bajo el liderazgo de Roboam y de los que están bajo el liderazgo de Jeroboam? ¿Qué revela esto acerca de la vida bajo líderes que no temen a Dios?

Destacada

El luto triunfa sobre el placer

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 7 de junio

“El corazón de los sabios está en la casa del luto; mas el corazón de los insensatos, en la casa en que hay alegría.” (Ec. 7: 4).

Muchos teólogos creen que Salomón escribió  Cantares en sus primeros años, el libro de Proverbios en sus años medios y Eclesiastés en sus últimos años. Eclesiastés se basa en el tema de los sabios y los necios presentados en Proverbios y ofrece una visión retrospectiva de 20/20.

Un momento de luto atrae la atención de Salomón y le enseña más que todo el placer que ha experimentado a lo largo de su vida. Por lo tanto, Salomón exalta la casa de luto sobre la casa del placer: “Mejor es ir a la casa del luto que a la casa del banquete; porque aquello es el fin de todos los hombres, y el que vive lo pondrá en su corazón. Mejor es el pesar que la risa; porque con la tristeza del rostro se enmendará el corazón.” (7: 2-3).

El luto, la muerte y las dificultades interrumpen bruscamente la vida y exigen respuestas a preguntas difíciles sobre el significado de la vida, el propósito y Dios. Fiestas de placer sin reloj ni atención.

Lamentablemente, Salomón entiende esta verdad solo al final de su vida. Resume la sabiduría de la retrospectiva al final de Eclesiastés: “El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre. Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala.” (12: 13-14).

La persona sabia entiende que una abundancia de placer paraliza rápidamente el deseo espiritual. Por lo tanto, él pesa cada experiencia placentera a la luz de ese día.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Eclesiastés 7:1 – 11:6):

¿Cómo triunfa la sabiduría de Dios sobre la del hombre?

¿Qué revelan las observaciones de Salomón, tanto de los ricos como de los pobres, acerca de la humanidad?

Destacada

La vida más allá del sol

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 6 de junio

 “Yo me volví otra vez, y vi vanidad debajo del sol.” (Eclesiastés 4: 7)

Salomón usa la frase “bajo el sol” al menos veintinueve veces en todo el libro de Eclesiastés para describir la vida “abajo”, la vida aquí en la tierra. Por todas partes que mira “bajo el sol”, ve que carece de sentido: “Volvió, por tanto, a desesperanzarse mi corazón acerca de todo el trabajo en que me afané, y en que había ocupado debajo del sol mi sabiduría.” (2:20). Aunque lo tiene todo (riqueza, sabiduría, mujeres, posición), no posee nada de permanencia. La vida de Salomón atestigua la declaración de Jesús: “Quien quiera salvar su vida, la perderá, pero quien pierda su vida por mi causa, la hallará. Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?” (Mat. 16: 25-26)

El Eclesiastés de Salomón revela la falta de sentido que caracteriza la vida de quien invierte su vida solo en lo que ve, lo temporal y “bajo el sol” en lugar de la vida “más allá del sol”, donde Dios habita en la eternidad (Ec. 5: 2). A lo largo de Eclesiastés, Salomón evalúa su vida y sus extensos programas de construcción y concluye: “He entendido que todo lo que Dios hace será perpetuo; sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá; y lo hace Dios, para que delante de él teman los hombres.” (3:14). Salomón se da cuenta de que la alabanza del hombre y la inmensidad de su reino terrenal tienen fecha de vencimiento. Nada bajo el sol dura.

De hecho, el paso del tiempo ha eliminado toda evidencia del extenso reino de Salomón. Todo lo que queda son sus escritos: Proverbios, Cantares  y Eclesiastés. La persona sabia estudia la vida de Salomón y evita vivir su vida “bajo el sol” solamente.

El legado de Salomón deja su huella en la vida de quien ve y vive su vida “más allá del sol”.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Eclesiastés 1:1 – 6:12):

¿Qué le ha enseñado la vida a Salomón sobre el placer?

Salomón pasó gran parte de su vida construyendo: el templo, su palacio, casas para sus muchas esposas, puestos militares, etc. ¿Qué le ha enseñado la vida a Salomón sobre el trabajo y la riqueza?

“Eclesiastés parece ser una de las manera de Dios para decirnos: Este mundo y tu vida están más destrozados de lo que te das cuenta y lo que Dios creó para nosotros es más satisfactorio de lo que creemos. Al igual que Adán y Eva, nosotros también nos esforzamos por cosas que están allí afuera  y nos dañamos en el proceso mientras  que el don y la presencia de Dios estaban justo frente a nosotros” (Zach Eswine, Redescubriendo el Edén: el Evangelio según Eclesiastés (Phillipsburg, Nueva Jersey: P & R Publishing, 2014), 37).

Destacada

Dos reyes, dos reinos

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 5 de junio

“Bienaventurado el pueblo que sabe aclamarte; Andará, oh Jehová, a la luz de tu rostro.” (Sal. 89:15). Ni Jeroboam ni Roboam (el hijo de Salomón) experimentan la bendición de Dios. Ambos reyes viven por su propia aclamación y rechazan el consejo de Dios.

Jeroboam

Años antes de que Jeroboam se convirtiera en rey, el profeta Ahías le informó que gobernaría sobre la casa de Israel (1 Reyes 11). La bendición de Dios sobre su reinado fue condicional: “Y si prestares oído a todas las cosas que te mandare, y anduvieres en mis caminos, e hicieres lo recto delante de mis ojos, guardando mis estatutos y mis mandamientos, como hizo David mi siervo, yo estaré contigo y te edificaré casa firme, como la edifiqué a David, y yo te entregaré a Israel” (11:38). Jeroboam no escucha el consejo de Dios, sino que busca el consejo de otros. Establece nuevas formas de adoración y aleja a Israel de Dios. Solo cuando su hijo está a punto de morir, recuerda al profeta Ahías. Jeroboam envía a su esposa a Ahías para escuchar la palabra de Dios concerniente al niño. Ahías responde: “tú no has sido como David mi siervo, que guardó mis mandamientos y anduvo en pos de mí con todo su corazón, haciendo solamente lo recto delante de mis ojos” (14: 8). El SEÑOR promete desastre sobre la casa de Jeroboam y eventual cautiverio para el reino de Israel. Tristemente, incluso la muerte del hijo de Jeroboam no cambia su corazón hacia Dios.

Roboam

Roboam falla en varios frentes. No tiene en cuenta el consejo de los ancianos y aumenta los impuestos. Sus apetitos excesivos lo gobiernan, de modo que tiene dieciocho esposas y treinta concubinas. Roboam también “abandonó la ley del SEÑOR” y llevó a Judá a la idolatría (2 Crónicas 12: 1). El SEÑOR permite que Sisac, rey de Egipto, ataque a Jerusalén y saquee el templo de sus tesoros. El rey y los líderes de Judá se humillan ante el Señor. El Señor responde a su humildad prometiendo librarlos de la mano de Sisac, aunque permanecerán bajo el gobierno de Sisac, “Pero serán sus siervos, para que sepan lo que es servirme a mí, y qué es servir a los reinos de las naciones” (12: 8).

Ambos reyes piensan que son lo suficientemente inteligentes como para guiar al pueblo de Dios sin el consejo de Dios. No dependen del SEÑOR ni siguen los pasos de David para obedecer sus mandamientos, preceptos, testimonios y juicios. Ambos reyes llevan a su pueblo a la idolatría.

Dios revela su deseo de bendecir a su pueblo a lo largo de cada Era, sin embargo, la humanidad parece empeñada en la desobediencia y la rebelión. Todas las épocas comunican dos verdades principales:

  • Dios es mejor para el hombre de lo que el hombre merece.
  • El hombre es más rebelde de lo que imagina.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (1 Reyes 11; 2 Crónicas 9:29-31; Eclesiastés 1):

Repasa Deuteronomio 17: 14-20. ¿Qué verdad había establecido Moisés con respecto a que un rey coleccionara esposas? ¿Cómo han afectado estas alianzas  a Salomón y cómo responde el SEÑOR?

Destacada

Hambre de amor

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 4 de junio

Las personas tienen hambre: física, emocional, relacional y espiritualmente. El estar rotos los obliga a expresar esta hambre buscando satisfacción temporal en todos los ámbitos de su existencia. Alguien dijo hace mucho tiempo que la humanidad está maldita por la enfermedad de María Antonieta: “Nada tiene sabor”. Físicamente, este mundo corre hacia la realización sexual de todo tipo, excepto el amor que Dios diseñó, entre un hombre y una mujer de por vida. Emocionalmente, la humanidad busca llenar el vacío con los romances indirectos de las novelas, la televisión y las redes sociales. Las relaciones abundan, pero apenas rayan la superficie de la vida.

Salomón registra una historia diferente: la historia de alguien que descubre el verdadero valor, la verdadera satisfacción, las verdaderas relaciones y la verdadera libertad espiritual. Esta joven, la Sulamita, experimenta un profundo amor que la cambia de adentro hacia afuera.

La Sulamita anhela ser amada por el rey: “!Oh, si él me besara con besos de su boca!
Porque mejores son tus amores que el vino.” (Canción de Salomón 1: 2). La Canción de Salomón narra el anhelo de la mujer Sulamita por el amor del rey y el cumplimiento que experimenta cuando él le devuelve su amor: “Mi amado es mío y yo suya” (2: 16a). Se presta gran atención a la descripción del rey de la Sulamita que comienza con: “He aquí que tú eres hermoso, amado mío y dulce” (1: 16).

Así como la Sulamita anhela el amor del Rey Salomón, un dolor similar reside en el corazón de cada persona: ser amado por un Rey. Cada persona tiene un vacío de amor que ninguna otra persona puede llenar. Jesús se refiere a sí mismo como “más grande que Salomón” (Lucas 11:31). Es la pieza faltante del corazón dolorido. Él es el rey que satisface el hambre de amor del hombre.

El ladrón del amor

La canción comienza con la búsqueda de amor de una joven y rastrea su viaje hacia la intimidad con el rey. Se producen dos actos de distancia, malentendidos y separación: uno breve (3: 1-4) y el otro prolongado (5: 1-7).

El segundo acto comienza con la petición del rey: “Abreme, hermana mía, amiga mía, paloma mía, perfecta mía, porque mi cabeza está llena de rocío, mis cabellos de las gotas de la noche.” (5: 2). En lugar de abrir la puerta, ella rechaza su obertura con una excusa endeble: “Me he desnudado de mi ropa; ¿cómo me he de vestir? He lavado mis pies; ¿cómo los he de ensuciar?” (5: 3). Pasan los momentos y la Sulamita cambia de opinión y abre la puerta, solo para descubrir que el rey ha desaparecido. Ella abandona la seguridad de su tocador y sale a la calle a buscarlo. Los vigilantes la encuentran, la golpean y le roban la capa.

La Sulamita localiza a sus amigas, las hijas de Jerusalén, y les suplica que la ayuden a encontrarlo. Cuestionan su amor por la persona que le permite latir, “¿Qué es tú amado más que otro amado?” (5: 9). Ella responde a su pregunta resumiendo a su amado: “Mi amado es blanco y rubio, señalado entre diez mil” (5:10). Ella continúa con una descripción detallada de su cabello, ojos, mejillas, labios, brazos, cuerpo, piernas y boca. Finalmente, ella concluye su evaluación: “Su paladar, dulcísimo, y todo él codiciable. Tal es mi amado, tal es mi amigo, Oh doncellas de Jerusalén.” (5:16).

La Sulamita se había acostumbrado tanto a la vida de palacio y los dones de la amada que ella misma había descartado el amor del amado. Lamentablemente, le ha llevado su búsqueda y el abuso posterior para despertarla de su estupor narcisista y materialista.

La intimidad se restaura, y la Sulamita aprende una dura lección. Ella había sustituido las cosas de su amado por el amor del amado. Estaba tan enamorada de la vida de palacio que había abandonado la intimidad del rey que la había llevado a su palacio.

Si la Sulamita, que vivía en el palacio, podría sucumbir ante “las zorras pequeñas” (2:15) de la comodidad y la intimidad, ¿cuánto más necesitan los creyentes de hoy escuchar y prestar atención a esta advertencia?

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Cantares 1:1 – 8:14):

¿Qué papel juega el “amado” en la historia de la Sulamita? ¿Cómo es él como el Señor Jesucristo en su relación con aquellos que se relacionan con Él?

Destacada

¡Mío!

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 3 de junio

Los niños pequeños son terroristas sociales. Ellos entienden, “¡Mío!” Y reaccionan rápidamente de manera egoísta hacia cualquiera que amenace sus posesiones. El egoísmo es una parte de la descarga del pecado en el ADN de Adán y Eva; debe ser tratado en la cruz de Jesucristo. Sin embargo, compartir es un tema de entrenamiento: “Instruye al niño en su camino,
Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él” (Prov. 22: 6). Lamentablemente, muchos niños pequeños nunca reciben ese entrenamiento y se convierten en adultos tacaños.

El escritor de sabiduría aborda el terrorismo social y la mezquindad en los adultos: “Cuando te sientes a comer con algún señor, considera bien lo que está delante de ti, y pon cuchillo a tu garganta, si tienes gran apetito. No codicies sus manjares delicados, porque es pan engañoso. . . . No comas pan con el avaro, ni codicies sus manjares; Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él. Come y bebe, te dirá; mas su corazón no está contigo.” (23: 1-3, 6-7). El hombre tacaño no puede renunciar a su propiedad y ve incluso lo que sus invitados consumen como “Mío”.

Las posesiones a menudo poseen los corazones de aquellos cuyas manos las agarran. Cuando Jesús contó la parábola del hombre que construyó más graneros, advirtió que las posesiones del hombre vendrían a poseerlo. Él desafió a sus oyentes recordándoles: “Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.” (Lucas 12:15). Cuando las posesiones poseen a la persona, construyen una fortaleza de mezquindad alrededor del corazón. Y las fortalezas son difíciles de romper.

La generosidad contrarresta la mezquindad. La generosidad, como compartir para un niño, es un problema de entrenamiento. Comienza con tomar cautivos los pensamientos mezquinos e intercambiarlos con pensamientos generosos. Dios promete: “El alma generosa será prosperada;
Y el que saciare, él también será saciado.” (Prov. 11:25). La Palabra de Dios ofrece el antídoto contra la mezquindad.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Proverbios 22:17 – 24:22):

¿Qué revelan los proverbios acerca de Dios y de aquellos que se aprovechan de los demás?

¿Qué revelan los proverbios sobre el corazón y el dolor?

¿Qué enseñan los proverbios sobre el fracaso de los sabios y el fracaso de los necios?

¿Qué revelan los proverbios acerca de cómo hacer acusaciones falsas sobre juicios imparciales y cómo socavan la comunidad?

Destacada

La pereza y la pobreza

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 2 de junio

El perezoso aparece por primera vez en los Proverbios con una advertencia: “Ve a la hormiga, oh perezoso, mira sus caminos y sé sabio” (6: 6). “Un poco de sueño, un poco de dormitar, y cruzar por un poco las manos para reposo; así vendrá tu necesidad como caminante, y tu pobreza como hombre armado.” (6: 10-11).

Existen dos tipos de pobreza en las Escrituras y en el mundo de hoy:

  • Pobreza inducida por las circunstancias: las circunstancias que escapan al control de una persona disminuyen su capacidad de proveer para sí mismo y para su familia.
  • Pobreza autoinducida: una persona que se niega a trabajar y desperdicia su potencial y sus recursos hasta que ha desperdiciado todo lo que tiene.

A veces, ambos trabajan en concierto para disminuir la esperanza y la oportunidad de una persona. Poco se puede hacer para cambiar las circunstancias. El escritor de sabiduría, sin embargo, enseña una serie de lecciones sobre la pobreza autoinducida de los perezosos:

El perezoso desperdicia su potencial: “Pasé junto al campo del hombre perezoso, y junto a la viña del hombre falto de entendimiento; y he aquí que por toda ella habían crecido los espinos, ortigas habían ya cubierto su faz, y su cerca de piedra estaba ya destruida” (Prov. 24: 30-31).

El perezoso ve el desafío como difícil a imposible y se retira, mientras que el hombre sabio visualiza el resultado y aborda el desafío. “El camino del perezoso es como seto de espinos; mas la vereda de los rectos, como una calzada” (15:19).

El perezoso prefiere un plato vacío al trabajo duro. “El perezoso mete su mano en el plato, y ni aun a su boca la llevará” (19:24; 26:15) “El deseo del perezoso le mata, porque sus manos no quieren trabajar” (21:25).

El perezoso se niega a aceptar un trabajo que insinúe algún peligro. “Dice el perezoso: ¡El león está afuera! ¡Seré muerto en la calle!” (22:13; 26:13)

El perezoso elige dormir cuando otros están trabajando. “Como la puerta gira sobre sus quicios, así el perezoso se vuelve en su cama” (26:14).

El perezoso piensa que es más inteligente que todos los demás. “En su propia opinión el perezoso  es más sabio que siete que sepan aconsejar.” (26:16).

La pereza también sangra en la vida espiritual. Los perezosos espirituales se sientan en muchos bancos de la iglesia. Todo hombre tiene tanto de Dios como quiera; Lamentablemente, pocos persiguen a Dios diligentemente.

“Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca Dios crea que le hay,  y que es galardonador de los que diligentemente le buscan.” (Hebreos 11: 6; énfasis agregado). Los perezosos cosechan pobreza física, y los lentos espirituales cosechan la pobreza más triste de todas: la pobreza del alma.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Proverbios 20:1 – 22:16):

¿Cómo compara el escritor de sabiduría, la sabiduría y la riqueza?

¿Qué revelan los proverbios acerca de un rey y su sabiduría?

Destacada

Un espejo para el corazón

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 1 de junio

“Torre fuerte es el nombre de Jehová; a él correrá el justo, y será levantado” (Prov. 18:10). Los injustos, sin embargo, corren a cualquier parte por seguridad (sexo, sueño, pereza, comida, chismes, mentiras, sobornos, cuentas bancarias, posesiones, etc.).

El libro de Proverbios es como un espejo. Revela las actitudes y acciones de dos tipos de personas: aquellos que temen a Dios y viven en consecuencia, y aquellos que se rebelan contra Dios y siguen su propio camino. Cada capítulo y versículo resalta y contrasta la actitud y el comportamiento de los sabios (personas centradas en Dios) con la actitud y el comportamiento de los necios (personas egocéntricas).

Personas centradas en DiosPersonas centradas en sí mismas
Dar porque entiende la gratitudEncuentra seguridad en sus posesiones
Perdonar porque han sido perdonadosTomar represalias por desprecios reales y percibidos
Aceptan la exhortación y la disciplina porque reconocen sus imperfeccionesRechazan ser exhortados, el consejo sabio y la disciplina
Utilizan pocas y sabias palabras porque entienden el efecto de las palabras habladasUtilizan sus palabras para causar división, manipular y herir a los demás.
Trabajan duro porque valoran la responsabilidadEsperan que otros hagan por ellos (exigen)
Honran las personas (ancianos, niños, animales) porque valoran la vida.Abusan de los demás con palabras y acciones
Caminan con humildad porque comprenden la misericordia (no han recibido el juicio que merecen)Actúan con arrogancia y tartan a los demás con desdén 
Buscan la sabiduría porque entienden sus limitacionesSiguen sus propios corazones y apetitos 
Confían y temen a Dios porque entienden la separación causada por el pecado y la necesidad de redención del hombreHacen caso omiso a las cosas espirituales
Creen que Dios es bueno y someten sus vidas a Él Redefinen lo que es bueno y viven de acuerdo a ello.

¿Quién está en tu espejo?

Preguntas de la lectura de hoy (Proverbios 17:1 – 19:29):

¿Qué enseñan las preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy sobre las posesiones del corazón y posesiones en la mano?

¿Qué enseñan los proverbios sobre las relaciones interpersonales?

Destacada

La libertad de expresión y el egoísmo

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 31 de mayo

El arma más poderosa para el mal o el instrumento más poderoso para el bien pesa entre 2-3 onzas y ocupa 3-4 pulgadas de la masa corporal total de una persona. Su impacto lejos contrasta con su pequeño tamaño. ¿Qué instrumento o arma es esta? La lengua. La lengua es la boquilla del corazón. “La muerte y la vida están en el poder de la lengua” (Proverbios 18:21). Se comunica la vida o la muerte a través de ella.

Proverbios tiene mucho que decir sobre el poder de la lengua:

  • El SEÑOR odia la lengua mentirosa – Proverbios 6: 16-17
  • El pecado habita en la multitud de palabras, mientras que la sabiduría se encuentra en la moderación – Proverbios 10:19
  • Las ciudades son destruidas por la boca de los impíos – Prov. 11:11
  • La lengua de los sabios promueve la salud, mientras que la lengua de los impíos causa daño – Proverbios 12:18
  • Una lengua sin vigilancia trae dolor autoinfligido – Proverbios – 21:23
  • Una lengua suave es un arma poderosa – Proverbios 25:15
  • Una lengua mordaz provoca ira – 25:23
  • La adulación es menos efectiva que una simple reprimenda – Proverbios 28:23

La libertad de expresión no siempre es algo bueno: “El que guarda su boca guarda su alma, mas el que mucho abre sus labios tendrá calamidad” (Proverbios 13: 3). “Aun el necio, cuando calla, es contado por sabio; el que cierra sus labios es entendido” (17:28). El hecho de que una persona tenga derecho a decir algo no significa que lo que se dice sea rentable, alentador o incluso correcto.

Versículos en casi todos los capítulos de Proverbios advierten sobre el impacto y el poder del habla. Lo más importante es que Jesús advierte que cada persona será juzgada por “cada palabra ociosa” (Mt. 12:36). Ninguna palabra en esta tierra vale el juicio del santo Dios.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Proverbios 14:1 – 16:33):

¿Qué impacto tiene la sabiduría de Dios en la interacción individual con los demás?

¿Cómo impacta la falta de la sabiduría de Dios a la interacción con los demás?

¿Qué actitud del corazón atrae la atención de Dios? ¿Qué actitud le repele?

Destacada

Los del 1%

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 30 de mayo

Salomón nace en cuna de oro. Suceder a su padre en el trono le trae más riqueza de la que jamás soñó. Sin embargo, Salomón no vive sin darse cuenta de los peligros que acompañan a la riqueza.

  • La posesión de la sabiduría triunfa sobre la gran riqueza: “Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría. . . porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata y sus frutos más que el oro fino. Más preciosa es que las piedras preciosas, y todo lo que puedes desear no se puede comparar a ella. . . . Largura de días está en su mano derecha, en su izquierda riquezas y honor” (3: 13-16).
  • Las personas ricas deben protegerse contra la confianza en su riqueza, “las riquezas del rico son su ciudad fortificada” (10:15). “Las riquezas del rico son su ciudad fortificada, y como un muro alto en su imaginación” (18:11).
  • La rectitud, no el tamaño de una cuenta bancaria, prepara a una persona para la muerte, “No se aprovecharán las riquezas en el día de la ira, mas la justicia librara de muerte” (11: 4).
  • El respeto supera a la riqueza, “Una mujer agraciada tendrá honra, y los fuertes tendrán  riquezas” (11:16).
  • La vulnerabilidad acompaña a la riqueza: “El rescate de la vida del hombre esta en su riqueza, pero el pobre no oye censuras” (13: 8).
  • Los ricos atraen a los “amigos”, mientras que los pobres los rechazan, “Las riquezas traen muchos amigos, mas el pobre es apartado de su amigo” (19: 4).
  • Los ricos no “tienen un rincón” en Dios, ” El rico y el pobre se encuentran; a ambos los hizo Jehová.” (22: 2).
  • Un hombre puede tener una gran riqueza, pero un alma empobrecida: ” El que oprime al pobre para aumentar sus ganancias, o que da al rico, ciertamente se empobrecerá.” (22:16).
  • La vida es más que acumular riqueza, “Riquezas, honra y vida son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová. Espinos y lazos hay en el camino del perverso; el que guarda su alma se alejará de ellos.” (22: 4-5), y “Porque las riquezas no duran para siempre; ¿Y será la corona para perpetuas generaciones?” (27:24).

La solicitud de Agur al final de Proverbios demuestra un peligro que acompaña tanto a la riqueza como a la pobreza: “No me des pobreza ni riquezas; manténme del pan necesario; No sea que me sacie, y te niegue, y diga: ¿Quién es Jehová? O que siendo pobre, hurte, y blasfeme el nombre de mi Dios.” (30: 8-9). Tanto la riqueza como la pobreza tientan a los hombres a volverse autosuficientes.

Tanto la pobreza como la riqueza revelan sabiduría, o la falta de sabiduría. Los del 1% confían en sus riquezas en lugar del SEÑOR; A menudo usan su riqueza para su beneficio. Los 99% tampoco  confían en que el SEÑOR proveerá; Ellos usan su pobreza para justificar el robo.

Preguntas de la lectura de hoy (Proverbios 11:1 – 13:25):

¿Cómo impacta la codicia en el corazón y las actividades de una persona a la comunidad en general?

Haga una lista de actitudes y acciones pecaminosas en ese impacto negativo en la comunidad.

Destacada

Consciente de Dios

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 28 de mayo

“Porque los caminos del hombre están ante los ojos de Jehová, y él considera todas sus veredas.” (Prov. 5:21). Estar consciente de Dios trae sobriedad a cada situación y a cada relación.

Estar consciente de Dios hace la diferencia entre aquellos que caminan rectamente de aquellos que caminan en la injusticia. Las personas conscientes de Dios viven la verdad inicial que presenta el libro de Proverbios, “El principio de la sabiduría es el temor de Jehová” (1: 7).

Estar consciente de Dios discierne el engaño detrás de las tentaciones que ofrece la adúltera. A pesar de sus labios, “goteo de miel”, el hombre sabio reconoce el zumbido de las abejas que pican cerca y una pendiente resbaladiza que acompaña a su discurso “es más blando que el aceite” (5: 3). Ve las consecuencias de sus acciones, y la perspectiva a largo plazo generada por la conciencia de Dios le permite superar la tentación a corto plazo que terminará en destrucción.

Estar consciente de Dios hace que el hombre sabio se discipline a sí mismo: “Bebe agua de tu misma cisterna y los raudales de tu propio pozo” (5:15), mientras que el hombre malvado se desvía por su “falta de corrección” (5: 23). La persona que vive en la presencia de Dios recuerda constantemente el ojo vigilante del Señor, y por lo tanto anhela agradarle; además, busca convertirse en uno de “los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.” (Hebreos 5:14).

Estar consciente de Dios incita al creyente a vivir en la Palabra, porque él entiende que “el mandamiento es una lámpara, y la ley una luz; las reprensiones de la instrucción son el camino a la vida, y le [guardan] de la mujer malvada “(Prov. 6: 23-24). Él conoce la necesidad de “guardar Mis palabras y guardar Mis mandamientos dentro de ti” (7: 1), porque solo la Palabra revela la verdad y la guía de Dios para la vida.

Estar consciente de Dios protege al creyente de las trampas de esta vida, recordándole que evalúe cada encuentro a la luz de la eternidad. Mientras que la mujer astuta puede venir con palabras atractivas, él reconoce que seguirla “le costaría la vida” (7:23), porque “Camino al Seol es su casa, que conduce a las cámaras de la muerte” (7:27).

Vivir en la luz de la presencia de Dios trae cada actitud o acción en cuenta. Ningún placer pasajero vale la consecuencia de desagradar a Dios.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Proverbios 5:1 – 7:27):

¿Qué revelan los refranes sobre la mujer inmoral acerca de su cableado interno?

¿Qué revela Proverbios 6 acerca de las causas del fracaso?

Destacada

Cuida tu corazón

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 27 de mayo

Desde la infancia el hombre contemporáneo está condicionado a seguir su corazón. Por ejemplo, los ancianos en “La Tierra antes del Tiempo” (The Land Before Time) le dijeron a sus hijos de dinosaurios: “Sigan su corazón”.  El corazón, sin embargo, ¡no se puede confiar! Jeremías describe el corazón como “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso” (Jeremías 17: 9). Salomón advierte al hombre que cuide su corazón: “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida” (Prov. 4:23).

Hay una gran diferencia entre cuidar tu corazón y seguir tu corazón. ¿Por qué Salomón exhorta a los que buscan sabiduría a guardar sus corazones? El corazón es fácilmente influenciado por palabras persuasivas de personas persuasivas en circunstancias persuasivas.

A lo largo de Proverbios, Salomón advierte a hombres y mujeres sobre muchas trampas que impactan el corazón:

  • Adulterio y mujeres seductoras – desvían el corazón.
  • La tacañería – achica el corazón
  • La pereza – empobrece el corazón
  • La riqueza – esclaviza el corazón
  • La codicia – consume el corazón
  • El orgullo – exalta el corazón
  • La lujuria – infecta el corazón

La sabiduría protege al corazón, “para librarte del mal camino, de los hombres que habla perversidades” (2:12). Salomón exhorta a los buscadores de sabiduría a “Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas.” (3: 5-6). No se puede confiar en el corazón, pero se puede confiar en el Señor.

A menudo le pedimos a Dios en oración que haga por nosotros lo que Él espera que hagamos por nosotros mismos. Cuidar nuestros corazones es nuestra responsabilidad.

La puerta del corazón de uno se mueve en ambos sentidos. Primero, las puertas del corazón deben estar cerradas desde afuera para evitar que las cosas malas se escapen del corazón (“de la abundancia del corazón habla la boca”), lo que significa que debemos disciplinar nuestros pensamientos y palabras. Segundo, las puertas del corazón deben estar cerradas desde adentro para evitar la entrada a las cosas malas “de afuera” (resentimiento, falta de perdón, etc.). A diario ocurren cosas que influyen y envenenan nuestros corazones. Debido a que el corazón es la fuente de la vida, nunca podemos permitirnos tomar un descanso de proteger lo que entra y lo que sale.

Proteger el corazón es un trabajo de tiempo completo, pero las consecuencias de un corazón desprotegido son mucho más costosas que el trabajo de guardarlo. Si Salomón hubiera guardado su corazón, el reino podría haber permanecido intacto; si David hubiera guardado su corazón, el curso de sus últimos años podría haber sido alegre en lugar de doloroso.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Proverbios 1:1 – 4:27):

¿Qué enseñan los primeros capítulos de Proverbios acerca de la sabiduría y los que caminan de acuerdo con la sabiduría de Dios?

¿Qué papel juega la Palabra de Dios en la comunicación de la sabiduría de Dios?

¿Cómo usa Jehová la autoridad paterna para manifestar su sabiduría?

Destacada

La sabiduría se hizo viral

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 26 de mayo

La sabiduría de Salomón se volvió viral antes de la existencia de las redes sociales: “Y para oír la sabiduría de Salomón venían de todos los pueblos y de todos los reyes de la tierra, adonde había llegado la fama de su sabiduría” (1 Reyes 4:34). La sabiduría, el conocimiento y la comprensión de Salomón, su fama, se extendieron a “todas las naciones de alrededor” (4:31). Nadie más sabio como Salomón existía, y todos deseaban beneficiarse de su sabiduría. Algunos creen que la enseñanza de la sabiduría de Salomón influyó en las grandes tradiciones de sabiduría del mundo cuando llevaron su enseñanza a sus tierras.

Salomón entendió las relaciones y la sexualidad mucho antes de que aparecieran en escena los gurús de las relaciones en la televisión. Él advirtió del peligro del pecado sexual a lo largo de Proverbios.

Salomón fue un poeta laureado antes de que existiera tal honor: “Y compuso tres mil proverbios y sus cantares fueron cinco mil” (1 Reyes 4:32). El Cantar de los Cantares es una obra de literatura sin igual.

Las agudas observaciones científicas de Salomón se adelantaron al Discovery Channel: “También disertó sobre los árboles, desde el cedro del Líbano hasta el hisopo que nace en la pared. Asimismo disertó sobre los animales, sobre las aves, sobre los reptiles y sobre los peces” (4:33). Proverbios está repleto de información sobre el mundo animal.

La reina de Sabá se aprovecha de tener acceso a tal recurso. Viajar dos mil millas en la espalda de los camellos no es una distancia demasiado grande para obtener tal sabiduría. Otros reyes y líderes viajaron grandes distancias para escuchar la sabiduría de Salomón. Salomón cumple parte de la promesa de Dios a Abraham de que sus descendientes serían de bendición a las demás naciones: “Y serán benditas en ti todas las familias de la tierra” (Gn. 12: 3).

Salomón comienza su serie de dichos sabios definiendo su naturaleza e intención: “Para entender sabiduría y doctrina, para conocer razones prudentes, para recibir el consejo de prudencia, justicia, juicio y equidad; para dar sagacidad a los simples, Y a los jóvenes inteligencia y cordura” (Prov. 1: 2-4).

Como una tierra seca sedienta de lluvia, el mundo antiguo anhelaba la sabiduría de Dios. La humanidad contemporánea es igual de seca, pero en lugar de escuchar la sabiduría de Dios, las personas corren hacia la ciencia, el gobierno y la psicología, ignorando la verdad eterna a favor de soluciones temporales. Con la capacidad de impresión de hoy, la Biblia está más disponible que nunca, pero pocos se aprovechan para comprender su historia y conocer su sabiduría: “Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención” (1 Co. 1: 30).

La sabiduría clama todavía. ¿Quién va a escuchar?

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (1 Reyes 4; Salmos 72, 127):

Lee 1 Samuel 8. ¿Cómo se compara Salomón con la descripción de Samuel de tener un rey terrenal?

¿Qué hace la sabiduría de Salomón para la nación de Israel? ¿Qué revela esto sobre el liderazgo sabio y las naciones?

¿Qué revelan el Salmo 72 y el Salmo 127 sobre la filosofía de liderazgo de Saúl?

Destacada

El papel de Dios para Israel en el mundo

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 25 de mayo

Cuando Dios bendijo a Abram, bendijo al mundo: “Y en ti serán benditas todas las familias de la tierra” (Gn. 12: 3).

Es a través de la nación de Israel que Dios da las promesas con respecto al Redentor venidero y las imágenes del sacrificio que interpretan su redención de la humanidad. La historia de Israel es la historia del mundo. Por lo tanto, cuando las personas escuchan quién es Dios para Israel, algunas responden con fe. Deben experimentarlo por sí mismos. Así como la noticia del Dios vivo de Israel capturó el corazón de Rahab cuando escuchó de sus hazañas en nombre de Israel, la noticia del Dios de Israel captura la atención de la Reina de Saba, y ella viaja una gran distancia para escuchar más.

La visita de la reina se produce después de que Dios le da a Salomón una sabiduría sin igual y Salomón completa la construcción del templo, y antes de que Salomón tome esposas múltiples, construya centros de adoración para sus dioses y adore a sus dioses. Ella no puede contenerse cuando escucha la sabiduría de Salomón; ella debe saberlo de primera mano: “Oyendo la reina de Sabá la fama que Salomón había alcanzado por el nombre de Jehová, vino a probarle con preguntas difíciles. . . . Y Salomón le contestó todas sus preguntas, y nada hubo que el rey no le contestase” (1 Reyes 10: 1, 3). Ella responde con entusiasmo a sus respuestas: “Bienaventurados tus hombres, dichosos estos tus siervos, que están continuamente delante de ti, y oyen tu sabiduría. Jehová tu Dios sea bendito, que se agradó de ti para ponerte en el trono de Israel; porque Jehová ha amado siempre a Israel, te ha puesto por rey, para que hagas derecho y justicia.” (10: 8-9).

La respuesta de la Reina de Sabá al escuchar sobre el nombre de Dios y su fama revela una serie de verdades sobre Dios y su sabiduría:

  • Las personas deben escuchar acerca del Dios vivo antes de que puedan creer en Él. “Así que, la fe es por el oír, y el oír,  por la palabra de Dios” (Rom. 10:17).
  • Las personas sin la sabiduría de Dios a menudo son conscientes de la deficiencia de la sabiduría del mundo para resolver los problemas de la vida. La exposición a la sabiduría de Dios los pone en la búsqueda de tenerla para ellos mismos.
  • La proclamación del mensaje sin una vida vertical por parte del mensajero crea disonancia.
  • La posesión de la sabiduría de Dios exige la administración fiel de esa sabiduría.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (2 Crónicas 8:1 – 10:29; 1 Reyes 9:15 – 10:29)

¿Qué papel juegan las fiestas anuales en los primeros días del reinado de Salomón? ¿Qué revela esto sobre el liderazgo de Salomón durante los primeros días de su reinado?

¿Cómo consolida Salomón a la nación de Israel durante los primeros días de su reinado?

Destacada

Un edificio o un refugio

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 24 de mayo

Una promesa condicional acompaña la inauguración del templo de Salomón. Para que ni Salomón ni Israel piensen que tener un templo asegurará la presencia de Dios independientemente del comportamiento del pueblo, el SEÑOR advierte: “Mas si vosotros os volviereis, y dejareis mis estatutos y mandamientos que he puesto delante de vosotros, y fuereis y sirviereis a dioses ajenos, y los adorareis,yo os arrancaré de mi tierra que os he dado; y esta casa que he santificado a mi nombre, yo la arrojaré de mi presencia, y la pondré por burla y escarnio de todos los pueblos.” (2 Crón. 7: 19-20). Casi 400 años después, ¡esto es exactamente lo que sucede!

Durante sus casi 400 años como nación, Israel se alejó más y más de Dios. A lo largo de esos años, la promesa de Dios le ofreció a Israel perdón y sanidad a cambio del arrepentimiento: “si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.” (2 Crón. 7:14). Tristemente, ninguno de los reyes de Israel y solo algunos de los reyes de Judá se humillan ante Dios y experimentan el gozo de la restauración.

Durante milenios, miles de predicadores han usado 2 Crónicas 7:14 para confrontar la pecaminosidad del hombre con la bondad de Dios.

Esta escena ofrece una serie de verdades sobre Dios y la naturaleza humana:

  • Las personas a menudo se contentan con tener un edificio dedicado a Dios en lugar de un edificio habitado por la presencia de Dios.
  • Por su bondad, Dios a menudo le da a los hombres mucho tiempo para arrepentirse; tristemente, pocos se arrepienten y experimentan su restauración.
  • La promesa de restauración de Dios demuestra que el problema siempre está en el hombre, ¡no en Dios!

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (1 Reyes 8:54 – 9:14; 2 Crónicas 7):

¿Qué revela Salomón, en su oración inaugural, sobre la fidelidad de Dios a Israel?

¿Qué revela su petición con respecto a Israel sobre el corazón del hombre?

¿Cómo manifiesta Dios su presencia a Israel, y qué reconocen de él?

¿Qué métrica del éxito le da el SEÑOR a Salomón en respuesta a su oración? ¿Qué requieren las condiciones dadas a Salomón en la respuesta de Dios de él y de todos los futuros reyes?

Destacada

Un lugar de encuentro entre Dios y su pueblo

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 23 de mayo

En su inauguración, el templo de Israel se destaca de todos los demás templos. Su lugar Santísimo, donde mora el arca del pacto, está lleno de la gloria de Dios: “Y cuando los sacerdotes salieron del santuario, la nube llenó la casa de Jehová. Y los sacerdotes no pudieron permanecer para ministrar por causa de la nube; porque la gloria de Jehová había llenado la casa de Jehová.” (1 Reyes 8: 10-11). Es un lugar de relación.

Salomón responde a la manifestación de la presencia de Dios con una oración de dedicación. Esta oración revela el significado del Templo como el lugar de encuentro de Dios con la humanidad rota para:

Justicia – “Si alguno pecare contra su prójimo, y le tomaren juramento haciéndole jurar, y viniere el juramento delante de tu altar en esta casa; tú oirás desde el cielo y actuarás, y juzgarás a tus siervos, condenando al impío y haciendo recaer su proceder sobre su cabeza, y justificando al justo para darle conforme a su justicia.” (8: 31-32).

Misericordia y restauración: “Si tu pueblo Israel fuere derrotado delante de sus enemigos por haber pecado contra ti, y se volvieren a ti y confesaren tu nombre, y oraren y te rogaren y suplicaren en esta casa, tú oirás en los cielos, y perdonarás el pecado de tu pueblo Israel, y los volverás a la tierra que diste a sus padres.” (8: 33-34).

Alivio de la sequía: “Si el cielo se cerrare y no lloviere, por haber ellos pecado contra ti, y te rogaren en este lugar y confesaren tu nombre, y se volvieren del pecado, cuando los afligieres, tú oirás en los cielos, y perdonarás el pecado de tus siervos y de tu pueblo Israel, enseñándoles el buen camino en que anden; y darás lluvias sobre tu tierra, la cual diste a tu pueblo por heredad.” (8: 35-36).

Alivio de la hambruna – “Si en la tierra hubiere hambre, pestilencia, tizoncillo, añublo, langosta o pulgón; si sus enemigos los sitiaren en la tierra en donde habiten; cualquier plaga o enfermedad que sea; toda oración y toda súplica que hiciere cualquier hombre, o todo tu pueblo Israel, cuando cualquiera sintiere la plaga en su corazón, y extendiere sus manos a esta casa, tú oirás en los cielos, en el lugar de tu morada, y perdonarás, y actuarás, y darás a cada uno conforme a sus caminos, cuyo corazón tú conoces (porque sólo tú conoces el corazón de todos los hijos de los hombres)” (8: 37-39).

Favor y relación no merecida – “Asimismo el extranjero, que no es de tu pueblo Israel, que viniere de lejanas tierras a causa de tu nombre (pues oirán de tu gran nombre, de tu mano fuerte y de tu brazo extendido), y viniere a orar a esta casa, tú oirás en los cielos, en el lugar de tu morada, y harás conforme a todo aquello por lo cual el extranjero hubiere clamado a ti, para que todos los pueblos de la tierra conozcan tu nombre y te teman, como tu pueblo Israel, y entiendan que tu nombre es invocado sobre esta casa que yo edifiqué.” (8: 41-43).

Protección: “Si tu pueblo saliere en batalla contra sus enemigos por el camino que tú les mandes, y oraren a Jehová con el rostro hacia la ciudad que tú elegiste, y hacia la casa que yo edifiqué a tu nombre, tú oirás en los cielos su oración y su súplica, y les harás justicia” (8: 44-45).

Compasión: “Si pecaren contra ti (porque no hay hombre que no peque), y estuvieres airado contra ellos, y los entregares delante del enemigo, para que los cautive y lleve a tierra enemiga, sea lejos o cerca, y ellos volvieren en sí en la tierra donde fueren cautivos; si se convirtieren, y oraren a ti en la tierra de los que los cautivaron, y dijeren: Pecamos, hemos hecho lo malo, hemos cometido impiedad; y si se convirtieren a ti de todo su corazón y de toda su alma, en la tierra de sus enemigos que los hubieren llevado cautivos. . . tú oirás en los cielos, en el lugar de tu morada, su oración y su súplica, y les harás justicia.” (8: 46-49).

Varias verdades emergen de esta escena de inauguración:

  • Donde Él coloca Su Nombre, Él viene en gloria (Su gloria es Su presencia manifiesta, e indica Su placer y el favor de Su pueblo).
  • Él escucha las oraciones arrepentidas de aquellos que llevan Su Nombre sin importar las consecuencias de sus pecados.
  • La justicia, la victoria y la bendición están condicionadas al arrepentimiento del hombre ante Dios.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (1 Reyes 8: 1-53; 2 Crónicas 5:1 – 6:42)

¿Qué revela la oración de Salomón acerca de Dios?

Destacada

Fuera lo viejo, bienvenido lo nuevo

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 22 de mayo

Los muebles hechos para el Tabernáculo de Reunión por los artesanos bajo el liderazgo de Moisés tienen casi quinientos años y probablemente están un poco destartalados cuando Salomón construye el templo. Un nuevo templo requiere nuevos muebles.

Por lo tanto, Salomón encarga a Hiram de Tire la construcción y decoración de muebles nuevos, además de un pilar para colocarse a cada lado de la entrada del Templo. Cada pilar se llama: Jaquín, el nombre de la columna sur, significa “Él establece”, y Boaz, el nombre de la columna norte, significa “En Él está la fuerza”. Las columnas en la entrada del Templo atestiguan la seguridad prometida de Dios y la fortaleza para Israel mientras lo siga y le obedezcan. Además, Hiram construye algunos muebles de bronce:

  • Diez carros ornamentados adornados por los sacerdotes.
  • Una fuente de bronce para lavarse que empequeñece por completo la fuente utilizada por los sacerdotes en el tabernáculo.
  • Diez estaciones de trabajo con cuencas de agua estacionadas en la parte superior, donde los sacerdotes deben preparar la ofrenda.

Hiram crea otros muebles de oro:

  • Calderos, paletas y cuencos
  • El altar
  • La tabla para el pan de la preposición.
  • El candelero de oro
  • Cantaros, despabiladeras, tazas,  cucharones y incensarios.
  • Los quiciales de las puertas de la casa de adentro, del lugar santísimo y los de las puertas del templo.

Esta historia se asemeja a la declaración de Jesús con respecto a las nuevas pieles de vino: “Les dijo también una parábola: Nadie corta un pedazo de un vestido nuevo y lo pone en un vestido viejo; pues si lo hace, no solamente rompe el nuevo, sino que el remiendo sacado de él no armoniza con el viejo. Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo romperá los odres y se derramará, y los odres se perderán. Mas el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar; y lo uno y lo otro se conservan. Y ninguno que beba del añejo, quiere luego el nuevo; porque dice: El añejo es mejor” (Lucas. 5:36-39). 

El tamaño, la belleza y la permanencia del templo requieren muebles grandes y ornamentados. Este templo y su mobiliario durarán casi 400 años.

Esta historia revela una serie de verdades sobre lo temporal y lo eterno, lo viejo y lo nuevo:

  • Nada construido en el tiempo dura para la eternidad.
  • Nada que lleve el nombre del SEÑOR debe ser de segunda clase.
  • Reemplazar lo gastado por lo nuevo es práctico, pero también requiere renunciar a lo viejo.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (1 Reyes 7: 1-51; 2 Crónicas 3:15 – 4:22):

Salomón pasa siete años construyendo el templo y trece años construyendo su propia casa. ¿Qué revela esto sobre la casa que él construye?

¿Qué patrón utiliza Hiram para crear los nuevos muebles? ¿Qué revela esto sobre el diseño que Dios le dio a Moisés en el desierto?

Destacada

Un lugar con pasado

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 21 de mayo

“Y la casa que tengo que edificar, ha de ser grande; porque el Dios nuestro es grande sobre todos los dioses. Mas ¿quién será capaz de edificarle casa, siendo que los cielos y los cielos de los cielos no pueden contenerlo?” (2 Crón. 2: 5-6).

Dios le ordenó a Abraham que llevara a Isaac al monte Moriah y lo sacrificara allí. Fue en el Monte Moriah que Dios proveyó un sustituto (Gén. 22). Fue en el monte Moriah que Abraham adoró a Dios en gratitud por su provisión.

Cientos de años después, David toma el cebo de Satanás y censó a Israel (la grandeza militar no se mide por el número de sus soldados o seguidores, sino por la humilde sumisión al Dios del cielo y la tierra). David no tiene en cuenta el consejo de Joab y procede al censo. Dios no está satisfecho con la acción de David y se mueve en juicio contra Israel. En respuesta al arrepentimiento de David, Dios le da a David tres opciones de consecuencias. La tercera opción tiene que ver con el Monte Moriah, “Y el ángel de Jehová ordenó a Gad que dijese a David que subiese y construyese un altar a Jehová en la era de Ornán jebuseo” (1 Cron. 21:18). Allí, en el altar en la trilla de Ornan, Dios se encuentra con David, y la ira de Dios contra su pueblo se aleja.

Es en ese mismo monte que Salomón construyó el templo de Israel.

El templo de Israel es diferente a los templos de todas las demás religiones. Este templo no contiene imágenes de Dios. Es un lugar donde Él ha colocado Su Nombre y Su altar, donde se hacen sacrificios. Por lo tanto, el templo es un lugar de enseñanza (el sistema de sacrificios) que habla de la santidad de Dios, la seriedad del pecado y el sustituto del pecador. Al igual que las antiguas experiencias de Abraham y David en la montaña, un Sustituto aparecerá para dar su vida en lugar de los pecadores.

Tal es la inmensidad, grandeza y eternidad de Dios que ningún lugar en la tierra puede contenerlo. Ninguna imagen en la tierra puede expresar su carácter. El templo de Salomón es, por lo tanto, una residencia temporal (alrededor de 400 años) del Nombre de Dios, hasta que su sustituto llega para cumplir con todas las imágenes del Antiguo Testamento de la santidad de Dios, la seriedad del pecado y el sustituto del pecador. El templo de Salomón debe ser un lugar de adoración, ya que el pueblo de Dios vive con la expectativa de la llegada del máximo sacrificio por el pecado.

Ni el templo de Salomón ni su reemplazo, construido durante la Era del Retorno, existe hoy. Las imágenes representadas por el Templo se han cumplido en la persona de Jesucristo. Esta es la razón por la que, en respuesta a la declaración de la mujer samaritana con respecto al lugar de adoración en Juan 4, Jesús dirige su atención de un lugar a una persona: “Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre. . . . Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.” (Juan 4:21, 23-24).

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (1 Reyes 3: 16-28; 5: 1-6: 38; 2 Crónicas 2:1 – 3: 14):

¿Cómo muestra Dios la sabiduría que le ha dado a Salomón? ¿Qué revela la resolución entre las dos prostitutas a Israel sobre su nuevo rey?

El reinado de Salomón comienza con un programa de construcción. ¿Cómo revela el Señor Su bendición en este esfuerzo? ¿Qué revela esto acerca de Dios?

Destacada

La sabiduría y alfabetización bíblica

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 20 de mayo

“Ahora pues, Jehová Dios mío, tú me has puesto a mí tu siervo por rey en lugar de David mi padre; y yo soy joven, y no sé cómo entrar ni salir. Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo; porque ¿quién podrá gobernar este tu pueblo tan grande?” (1 Reyes 3: 7,9).

Muchos de los que hoy entran en la política “lo falsifican hasta que lo logran”. Ellos confían en su carisma o equipos de apoyo para llevarlos al cargo. Clamar a Dios no es ni siquiera una opción. Guiar a otros conlleva una gran y grave responsabilidad. Solo cuando los líderes consideren a su pueblo como el pueblo de Dios, clamarán a Dios por su sabiduría y ayuda.

Moisés registra un conjunto de regulaciones en Deuteronomio 17: 14-20 que deben guiar el comportamiento de los futuros reyes de Israel.

  • No debe ser extranjero (17:15).
  • “no aumentará para sí caballos, ni hará volver al pueblo a Egipto con el fin de aumentar caballos” (17:16).
  • “Ni tomará para sí muchas mujeres, para que su corazón no se desvíe” (17:17).
  • “ni plata ni oro amontonará para sí en abundancia” (17:17).
  • “Y cuando se siente sobre el trono de su reino, entonces escribirá para sí en un libro una copia de esta ley, del original que está al cuidado de los sacerdotes levitas; y lo tendrá consigo, y leerá en él todos los días de su vida, para que aprenda a temer a Jehová su Dios, para guardar todas las palabras de esta ley y estos estatutos, para ponerlos por obra” (17: 18-19)
  • “para que no se eleve su corazón sobre sus hermanos, ni se aparte del mandamiento a diestra ni a siniestra” (17:20).

David exhorta a Salomón por última vez antes de su muerte: “Guarda los preceptos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de la manera que está escrito en la ley de Moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y en todo aquello que emprendas” (1 Reyes 2: 3). El Señor responde a la petición de Salomón concediéndole sabiduría. Luego pone una condición en la duración de la vida de Salomón: “Y si anduvieres en mis caminos, guardando mis estatutos y mis mandamientos, como anduvo David tu padre, yo alargaré tus días” (1 Reyes 3:14). Tanto Dios como David llevan a Salomón a la quinta guía de Deuteronomio para elegir un rey. 

La alfabetización bíblica acompaña la sabiduría de Dios. Líderes que son efectivos conocen y siguen la Palabra de Dios.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Sal. 83; 1 Cr. 29: 23-25; 1 Reyes 2:13 – 3:15):

La mención de los asirios coloca el Salmo 83 en la última era del Reino Dividido. ¿Cómo se describen los enemigos de Israel? ¿Cómo ora el salmista contra los enemigos de Israel?

¿Cuales dos eventos ocurren que obligan a Salomón a resolver el problema con Adonías?

Repase las instrucciones finales de David a Salomón en 1 Reyes 2: 1-9. Leer 1 Sam. 2: 31-35. ¿Por qué Salomón elimina a Abiatar de servir como sacerdote?

¿Qué comparten las historias sobre Adonías, Joab y Simei?

Destacada

El Dios de Jacob

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 19 de mayo

Muchas veces a lo largo de los Salmos, el salmista se refiere a Dios como “el Dios de Jacob”. ¿Por qué no “el Dios de Abraham” o “el Dios de Isaac”?

Numerosos capítulos del libro de Génesis cubren los 136 años de Jacob, relatando el comienzo de su vida en el útero hasta su muerte en Egipto. Jacob comienza su vida mal, como un intrigante y sufre las consecuencias de la autosuficiencia. Él solo aprende a confiar en Dios y someterse a Dios en sus últimos años.

Dios es para el salmista, lo mismo que fue para Jacob: “Cantad con gozo a Dios, fortaleza nuestra; Al Dios de Jacob aclamad con júbilo” (Sal. 81: 1) y, “Porque estatuto es de Israel, ordenanza del Dios de Jacob” (81: 4). Así como Dios entregó a Jacob  su corazón obstinado para que siguiera su propio plan hasta que fuera más sabio, también entregó a Israel “Los dejé, por tanto, a la dureza de su corazón; caminaron en sus propios consejos” (81:12).

Obviamente, el escritor del Salmo 81 ha pasado mucho tiempo meditando en los caminos de Dios con un Jacob obstinado y una nación obstinada. Aplica verdades que había aprendido y recibe consuelo.

Varias verdades y advertencias alentadoras emergen del Salmo 81:

  • Ningún hombre es más fuerte que Dios. La verdadera fortaleza proviene de someterse al Señor Dios, creador del cielo y de la tierra, “Cantad con gozo a Dios, fortaleza nuestra” (81: 1).
  • Dios escucha y contesta a los que lo llaman angustiados: “Aparté su hombro de debajo de la carga; sus manos fueron descargadas de los cestos.En la calamidad clamaste, y yo te libré” (81: 6-7a). Ninguna angustia es demasiado grande para que Dios la maneje, pero toda angustia es demasiado grande para que la maneje el hombre.
  • Dios le permite a su pueblo prescindir para que entiendan cuán pequeños son: “Te probé en las aguas de Meriba”  (81: 7b). Tanto los individuos como las naciones pasan por sequías en la vida; es cómo responden a esas sequías lo que importa. Dios permite que las sequías lleven a las personas al final de sí mismas para que puedan ver su incapacidad y experimentar la capacidad de Dios.
  • El hombre naturalmente toma la idolatría en lugar de confiar en Dios: “Oye, pueblo mío, y te amonestaré. Israel, si me oyeres, no habrá en ti dios ajeno, ni te inclinarás a dios extraño” (81: 8-9), “Pero mi pueblo no escuchó mi voz, e Israel no quiso de Mí” (81:11). El hombre debe intencionalmente  poner su corazón para buscar al Señor.
  • Dios espera para bendecir a un pueblo obediente: “Abre tu boca y yo la llenaré” (81:10); “Oh, si me hubiera oído mi pueblo, si en mis caminos hubiera andado Israel! En un momento habría yo derribado a sus enemigos, y vuelto mi mano contra sus adversarios.” (81: 13-14); y “Les sustentaría Dios con lo mejor del trigo, y con miel de la peña les saciaría” (81:16). También responde a su desobediencia: “Los dejé, por tanto, a la dureza de su corazón; caminaron en sus propios consejos” (81:12). El problema no es Dios, sino el corazón malvado de incredulidad del hombre.

El salmista, reflexionando sobre la vida de Jacob y la interacción de Dios con él, reconoce la inutilidad de la autosuficiencia y la desobediencia. Correr es parte de la vida; ya sea corriendo en tu propia fuerza, huyendo de un enemigo, huyendo de Dios o corriendo hacia el Dios de Jacob.

Dios es el Dios de Jacob para su pueblo hoy. ¡Corre hacia él!

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Salmos 79-82):

El Salmo 79 registra el saqueo de Jerusalén, que se habría producido a finales de la Era del Reino Dividido o la Era de la Cautividad temprana. ¿Cuál es la base de la oración del escritor con respecto a la contaminación del templo y el sitio de Jerusalén?

El Salmo 80 registra la quema de la viña, que simboliza a Israel a lo largo de las Escrituras, colocando este salmo en el mismo período de tiempo que el Salmo 79. ¿Cómo intercede el autor de este salmo por Israel?

¿Por qué el escritor del Salmo 82 le pide a Dios que juzgue a las naciones?

Destacada

Repaso, repaso, repaso

La Biblia Cronológica de One Year®, RVR1960 (Tyndale, 2013), 18 de mayo

Los antepasados ​​de Israel pasaron su historia a los hijos de sus hijos. Estaban comprometidos con la alfabetización bíblica, “las cuales hemos oído y entendido; que nuestros padres nos las contaron. No las encubriremos a sus hijos, contando a la generación venidera las alabanzas de Jehová, y su potencia y ​​las maravillas que hizo. . . para que lo sepa la generación venidera, y los hijos que nacerán, y los que se levantaran lo cuenten a sus hijos, A fin de que pongan en Dios su confianza, y no se olviden de las obras de Dios; que guarden sus mandamientos” (Sal. 78: 3-7). La fe en Dios viene al escuchar su palabra (Romanos 10:17). El conocimiento siempre precede a la fe; por lo tanto, la alfabetización bíblica es crucial para la vitalidad espiritual del pueblo de Dios.

Chuck Colson evaluó el mundo en el que vivimos hoy: “Si los cristianos no desarrollan una cosmovisión bíblica, la futura iglesia cristiana probablemente tendrá una conexión aún más tenue con los principios bíblicos de lo que vemos hoy”. “Claramente, el desafío número uno para la cosmovisión cristiana es la cosmovisión secular-naturalista, que ve el universo y todo lo que hay en él, incluidos los seres humanos, como meros accidentes cósmicos. Si no hay Dios, no puede haber absolutos morales. Vemos los resultados de esa forma de pensar a nuestro alrededor.”

La alfabetización bíblica es más que una acumulación de hechos bíblicos; es la revelación de Dios mismo y su agenda para redimir a los pecadores arruinados. Cuando la luz de la alfabetización bíblica se oscurezca entre el pueblo de Dios, la oscuridad prevalecerá dentro de la cultura.

El cronista del Salmo 78 rastrea la historia de Israel. No es bonito.

  • La Era del Éxodo: Israel se rebela contra Dios en el desierto “por cuanto no habían creído en Dios ni habían confiado en su salvación” (78:22). A pesar de la provisión abundante y oportuna de Dios, “ellos no creyeron” (78:32). “No se acordaron de su mano” (78:42).
  • La Era de la Conquista y la Era de los Jueces: “Pero ellos tentaron y enojaron al Dios Altísimo, y no guardaron sus testimonios; sino que se volvieron y se rebelaron como sus padres; se volvieron como arco engañoso” (78: 56-57).

¿Por qué Israel debe revisar constantemente su historia? Para que “Y no sean como sus padres,
Generación contumaz y rebelde; generación que no dispuso su corazón, ni fue fiel para con Dios su espíritu” (78: 8).

Dios “Eligió a David su siervo, y lo tomó de las majadas de las ovejas; de tras las paridas lo trajo, para que apacentase a Jacob su pueblo, y a Israel su heredad” (78: 70-71). Bajo el liderazgo de David, Israel entró en un nuevo día. La pasión de David por la Palabra de Dios infundió a Israel un corazón nuevo para él. La nación tenía una opción clara: alfabetización bíblica o infidelidad continua. ¿Los descendientes de David estarían a la altura de las circunstancias? ¿Serían diferentes de sus antepasados? ¿Repasar su historia cumpliría su propósito?

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Salmos 75-78):

¿En qué atributo de Dios se enfoca el Salmo 75, y cómo lleva ese atributo a la adoración?

Repasa Génesis 49:10. ¿Qué revela el Salmo 76 acerca de Dios?

¿Cuál es el mensaje central del Salmo 77?