Destacada

Separado por Dios

Por Iva May, 27 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

“Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.” (Is. 57:15).

“El Sistema de posicionamiento global (GPS) es un sistema de navegación satelital formado por una red de 24 satélites colocados en órbita por el Departamento de Defensa de los EE. UU. El GPS estaba originalmente destinado a aplicaciones militares, pero en la década de 1980, el gobierno hizo el sistema disponible para uso civil. El GPS funciona en cualquier condición climática, en cualquier parte del mundo, las 24 horas del día. Los satélites GPS giran alrededor de la Tierra dos veces al día en una órbita muy precisa y transmiten la información de la señal a la Tierra. Los receptores GPS toman esta información y usan la triangulación para calcular la ubicación exacta del usuario”.

Es sorprendente cómo un satélite tan lejano en el espacio puede identificar la ubicación exacta de cualquier persona mediante la identificación de un pequeño chip en su teléfono celular o GPS en su automóvil. El Sistema de posicionamiento de Dios localiza un espíritu contrito y humilde con una precisión milimétrica desde su lugar alto y santo. Dios distingue a la persona humilde y contrita de todos los otros siete mil millones de personas en el mundo.

Agar fue señalada por Dios: “Y la halló el ángel de Jehová junto a una fuente de agua en el desierto, junto a la fuente que está en el camino de Shur.” (Gn. 16:7). Imagina la agitación y la contrición en el corazón de esta esclava mientras huye del duro trato de su señora. Dios encuentra a Agar con precisión milimétrica. ¿Por qué? Al igual que un chip atrae las señales satelitales, el corazón contrito atrae la presencia y la promesa de Dios.

Dios escogió a Abraham y a sus descendientes de todas las demás familias de la tierra para que fueran su pueblo. Un remanente caminó con Dios; la mayoría no lo hizo. Isaías promete la atención individualizada de Dios al contrito mientras habla de la resistencia de Dios a los rebeldes entre su pueblo. Isaías testifica contra los rebeldes, pero religiosos, a lo largo del capítulo 58. Él declara al comienzo del capítulo 59 que el pecado de Israel ha creado distancia entre ellos y su Dios: “He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni se ha agravado su oído para oír; pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír” (59:1-2).

¿Te gustaría ser alcanzado por Dios? Un corazón contrito es como el chip de computadora que se conecta con el haz del satélite. Dios mira la posición de tu corazón y resiste al corazón orgulloso (Santiago 4: 6), pero se acerca al corazón que arquea la contrición.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Is. 58-62; 63:1-14):

Describa la actividad religiosa de Israel durante los días de su apostasía. ¿Qué revela esto sobre el hombre?

Isaías espera con ansias el día en que Dios ciertamente estará entre su pueblo. ¿Cómo se compara su visión en 60: 19-22 con la de Juan en Apocalipsis 21: 22-22: 5?

Jesús lee Isaías 61: 1-2 cuando regresa a Nazaret después de su tentación en el desierto. Enumera otros detalles en este capítulo que se aplican al Mesías. ¿Cómo incorpora Isaías estas verdades en su oración en Isaías 62 y su apelación en la primera parte del capítulo 63?

Destacada

El Cordero de la Pascua de Isaías

Por Iva May, 26 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

Después de que Dios le promete a la primera pareja que una semiente de Eva aplastará la cabeza de la serpiente, Él sacrificó un animal inocente para cubrir la desnudez de la pareja. Dios provee un sustituto en el jardín del Edén y establece un patrón. Abel sigue ese patrón cuando sacrifica al primogénito de su rebaño como un sacrificio aceptable al SEÑOR. Noé copia el mismo patrón cuando ofrece los animales limpios del arca en el mundo posterior al diluvio, y Dios acepta su sacrificio.

La llegada de Abraham a la tierra prometida se conmemora con un altar, donde mata a un animal como ofrenda al SEÑOR. Más tarde, la imagen se amplifica cuando Dios provee un carnero en lugar de Isaac en el monte. La celebración anual de la Pascua conmemora a los primogénitos en cada hogar israelita que salvaron cuando la ira de Dios pasó sobre cada casa en Egipto donde se colocó la sangre de un cordero en la entrada de la puerta: la muerte ya había llegado a la casa a través de un cordero sustituto.

La muerte sustitutiva está en la mente de Dios a lo largo de la historia. Por lo tanto, no debería sorprender a nadie que Isaías prevea la muerte del cordero de la Pascua de Israel. Esta horrible muerte sustitutiva que el profeta describe en detalle gráfico.

Note las palabras que indican la sustitución:

  • “Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores” (Isaías 53: 4).
  • “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados” (53: 5).
  • “el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados” (53: 5).
  • “mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros” (53: 6).
  • “como cordero fue llevado al matadero” (53: 7).
  • “Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido.” (53: 8).
  • “aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca” (53: 9).
  • El SEÑOR ha “puesto su vida en expiación por el pecado” (53:10).
  • “llevará las iniquidades de ellos” (53:11).
  • “por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores” (53:12).
  • “habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores ” (53:12).

El profeta reconoce la sustitución y la satisfacción resultante ante Dios. Incluso la resurrección del Cordero de la Pascua de Isaías es prometida, aunque Él está “fue cortado de la tierra de los vivientes” (8), asignado a “se dispuso con los impíos su sepultura” (9), “verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada.” (10), y “Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho” (11).

No es de extrañar, entonces, que cuando Juan el Bautista vio a Jesús por primera vez, declaró: “¡He aquí! El Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” (Jn. 1:29). Leer Isaías 53 es ver lo que vio Juan el Bautista. Creer en Isaías 53 es encontrar lo que encontró Juan el Bautista.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Is. 52:13 – 53:12; 54-57):

Haga una lista de las promesas dadas en Isaías 54 para dar al pueblo de Judá esperanza para el futuro de Israel.

¿Qué comunica el SEÑOR acerca de sí mismo en la invitación entregada en Isaías 55?

¿Qué revela el capítulo 57 de Isaías sobre Dios y su relación con Israel?

Destacada

Fabricando Luz en Medio de la Oscuridad

Por Iva May, 25 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

“¿Quién hay entre vosotros que teme a Jehová, y oye la voz de su siervo? El que anda en tinieblas y carece de luz, confíe en el nombre de Jehová, y apóyese en su Dios. He aquí que todos vosotros encendéis fuego, y os rodeáis de teas; andad a la luz de vuestro fuego, y de las teas que encendisteis. De mi mano os vendrá esto; en dolor seréis sepultados.” (Is. 50:10-11).

Durante los días del ministerio de Isaías, Judá experimenta la oscuridad porque viven independientes de Dios. En lugar de volverse a Dios, recurren a la idolatría para crear sentimientos de espiritualidad. En lugar de escuchar la Palabra, actúan sobre sus sentimientos y en incredulidad. En lugar de esperar pacientemente a Dios, actúan apresuradamente para obtener lo que quieren. Isaías advierte sobre dos tipos de oscuridad en Isaías 50:10-11:

  1. Aquellos que se niegan a arrepentirse de su pecado experimentan oscuridad. El suyo es un mundo oscuro donde la idolatría forma la ilusión de la luz.
  2. La oscuridad experimentada por aquellos a quienes el Señor busca dejen de confiar en sus emociones, y caminen con Dios por fe. Isaías escribe para consolar a los que actualmente confían en Dios. El texto habla a aquellos que “temen al SEÑOR, que obedecen la voz de su siervo”. Estos creyentes que aman a Dios y su Palabra aún enfrentan la oscuridad de los tiempos difíciles mientras sus contemporáneos abandonan a Dios en busca de otras cosas. Esta oscuridad es una oscuridad de dirección, no de desobediencia; Una oscuridad de soledad, no de pecado. ¿Cómo van a responder a esta oscuridad?
  • El camino de los sentimientos: los sentimientos invitan a los creyentes a tratar de ayudar a Dios, como lo hizo Sarai cuando le ofreció a Agar a Abram, al encender su propio fuego, al fabricar su propia actividad. Los sentimientos producen todo tipo de actividades “justificables” y religiosas. La gente busca la luz en esta oscuridad, y la luz de los sentimientos y “hacer algo” produce chispas inmediatas, lo que proporciona una sensación de dirección, una sensación de luz y calor. Las consecuencias de este fuego, sin embargo, son, en última instancia, engaño y “tormento” (v. 11).
  • El camino de Dios, el camino de la fe: la fe que confía en la última Palabra que Dios ha dado. Dicha fe entra en la oscuridad, confiando en que Dios guiará en su tiempo y está presente incluso cuando “se siente” como si Él estuviera ausente. Cuando el pueblo de Dios “confía en el nombre del SEÑOR y confía en su Dios” (v. 10), es posible que no sientan nada, pero honran a Dios y reciben orientación y paz al final mientras lo esperan.

Aquellos que han caminado con Dios y experimentado Su intimidad y presencia también se han sentido solos y abandonados por Él. La oscuridad requiere fe, y la fe está basada en la Palabra y en el carácter, el buen carácter de Dios.

La fe es impulsada por lo que sabe que Dios ha dicho y sigue dependiendo de Él hasta que cumpla con lo que ha prometido. Las personas sin una visión precisa de Dios y un entendimiento de sus caminos se desesperan completamente o tratan de fabricar su presencia. Son dependientes de la vista y de los sentimientos.

La advertencia de Isaías revela varias verdades importantes sobre el camino a veces oscuro:

  • No todas las tinieblas están basadas en el pecado.
  • La oscuridad ofrece al pueblo de Dios la oportunidad de desarrollar o madurar su fuerza de fe.

Preguntas de la enseñanza bíblica cronológica de hoy (Is. 48:12-22; 49-51; 52:1-12):

¿Qué analogías usa Isaías para describir el amor de Dios por su pueblo?

¿Qué papel tenía el Siervo en la vida de Israel?

Destacada

Predecir

Por Iva May, 24 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

Varias veces en Isaías 48, Isaías menciona la importancia de las predicciones de Dios:

  • “Lo que pasó, ya antes lo dije, y de mi boca salió; lo publiqué, lo hice pronto, y fue realidad” (48:3).
  • “te lo dije ya hace tiempo; antes que sucediera te lo advertí, para que no dijeras: Mi ídolo lo hizo, mis imágenes de escultura y de fundición mandaron estas cosas.” (48:5).
  • “Lo oíste, y lo viste todo; ¿y no lo anunciaréis vosotros? Ahora, pues, te he hecho oír cosas nuevas y ocultas que tú no sabías. Ahora han sido creadas, no en días pasados, ni antes de este día las habías oído, para que no digas: He aquí que yo lo sabía.” (48:6-7).
  • “Acercaos a mí, oíd esto: desde el principio no hablé en secreto; desde que eso se hizo, allí estaba yo” (48:16).

Desde el principio de la historia de Dios, Él predice eventos futuros:

Era de la Creación: Dios pronuncia una sentencia de muerte a quienes comen del árbol del conocimiento del bien y del mal. Él predice del Mesías a través de la simiente de Eva, quien aplastará la cabeza de la serpiente. Habla de una inundación mundial que se avecina.

Era de los Patriarcas: Dios promete a Abraham y su estéril esposa que tendrán un hijo, una tierra y una gran nación. Él promete bendecir a todas las familias de la tierra a través de sus descendientes. Él promete que destruirá Sodoma y Gomorra, en caso de que se encuentren menos de 10 justos en la ciudad. Llueve fuego y azufre del cielo, destruyendo la ciudad y sus habitantes. Él le promete a Abraham que sus descendientes vivirán como cautivos en una tierra extranjera durante 400 años, pero que Él los librará, castigará a sus captores y saqueará sus riquezas. Él le promete a Abraham, Isaac y Jacob que reyes vendrán de sus descendientes hasta que llegue “Siloh”.

Era del Éxodo: Dios promete bendecir a quienes lo obedecen y maldecir a quienes lo desobedecen. Enumera las bendiciones por la obediencia y las consecuencias por la desobediencia. Él habla de un tiempo venidero en el que colocará Su Nombre permanentemente entre Su pueblo después de que habiten en la tierra prometida. Dios también habla de un momento en que su pueblo exigirá un rey como los pueblos que lo rodean. Él le da a Israel instrucciones con respecto a los matrimonios mixtos y la idolatría, enumerando las consecuencias negativas que ambos tendrán sobre su pueblo. Dios establece el sacerdocio de los levitas en cumplimiento parcial de la promesa que le dio a Judá en la era patriarcal (Gen. 49:10).

Era de la Conquista: Dios cumple su promesa a Abraham con respecto a la tierra prometida, cuando Josué lleva a Israel fuera del desierto y hacia Canaán. Josué anuncia que el hombre que reconstruya Jericó perderá dos hijos en la edificación de la ciudad (esto sucede en 1 Reyes 16:34).

Era de los Jueces: Israel se casa con los cananeos, y comienzan a adorar a los dioses de los cananeos, tal como Dios dijo que lo harían.

Era del Reino: Israel exige un rey como los pueblos que los rodean, y Dios les da el rey que desean. Dios cumple parcialmente su promesa a Judá con respecto a los futuros reyes entre sus descendientes. David desea construir un templo, un lugar para el Nombre de Dios, pero esa tarea pasa a su hijo Salomón.

Era del Reino Dividido: los asirios llevan a Israel al cautiverio. El reino dividido termina cuando los babilonios toman cautivo a Judá. Isaías predice que un rey extranjero llamado Ciro decretará la reconstrucción de Jerusalén y su templo. Él predice del Mesías y del juicio de las naciones.

Cada una de estas eras contiene muchas más promesas con respecto a Israel y eventos futuros. Ningún libro se compara con la Biblia. Sus predicciones o profecías demuestran la participación de Dios en los asuntos humanos.

Lamentablemente, la falta de atención a las promesas de Dios pronto llevará al cautiverio de Judá: “¡Oh, si hubieras atendido a mis mandamientos! Fuera entonces tu paz como un río, y tu justicia como las ondas del mar” (Is. 48:18).

Conocer las promesas, instrucciones y prohibiciones de Dios fue crucial en los días de Israel y no es menos importante en las nuestras.

Pregunta de la enseñanza bíblica cronológica de hoy (Is. 44:6-28; 45-47; 48:1-11):

Resuma lo que enseña la lectura de hoy sobre la idolatría y sus consecuencias.

Destacada

La Veracidad de las Escrituras y las Palabras Reconfortantes

Por Iva May, 23 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

“Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre” (Is. 40:8).

Desde el principio de Génesis, Dios habla. Lo que no es nada se convierte en algo ante el sonido de su voz. Dios promete a Adán y Eva que la desobediencia resultará en la muerte, y lo hace. Dios le promete a la pareja que una semilla vendrá a aplastar la cabeza de la serpiente. ¡Él vendrá!

Dios promete a Abraham y su esposa estéril un hijo. Tienen un hijo a pesar de las imposibilidades físicas. Dios le promete a Abraham que sus descendientes serán tan innumerables como las estrellas en el cielo (Gn. 15:5) y tan inconmensurables como la arena a la orilla del mar (Gn. 13:16), cuando Abraham y Sara aún no tienen hijos. Además, Él promete que los descendientes de Abraham permanecerán cautivos durante cuatrocientos años, pero que Dios mismo los liberará y los llevará de regreso a la tierra prometida (15:12-16).

Dios también le promete a Israel que la desobediencia continua resultará en cautiverio (Deut. 28:36). Israel vive para ver ese día mientras son llevados al cautiverio por los asirios. Y ahora Isaías ministra a Judá justo antes de su cautiverio por los babilonios. Cuando las advertencias de Dios no son atendidas, Él cumple sus promesas.

Ningún otro documento de antigüedad se acerca a la precisión predictiva de las Escrituras. Los críticos pueden atacarlo, pero no pueden negar el registro fiel y claro de predicciones precisas de la Biblia.

Palabras que consuelan

Isaías hace la transición de los mensajes de juicio a los mensajes sobre la esperanza con las palabras: “Consolaos, consolaos, pueblo mío, dice vuestro Dios. Hablad al corazón de Jerusalén; decidle a voces que su tiempo es ya cumplido, que su pecado es perdonado; que doble ha recibido de la mano de Jehová por todos sus pecados” (Is. 40:1-2).

El mensaje de consuelo de Isaías demuestra al menos seis verdades acerca de Dios que consuelan a las personas que han ido al cautiverio: “¡Ved aquí al Dios vuestro!” (40: 9).

  • Él es el Pastor que cuida su rebaño, reúne a la nueva generación en sus brazos, los lleva cerca de su corazón y guía suavemente a los que tienen crías (40:11).
  • Él precede al tiempo y es más grande que su creación. “¿Quién midió las aguas con el hueco de su mano y los cielos con su palmo, con tres dedos juntó el polvo de la tierra, y pesó los montes con balanza y con pesas los collados?” (40:12).
  • Él es la sabiduría infinita: “¿Quién enseñó al Espíritu de Jehová, o le aconsejó enseñándole? ¿A quién pidió consejo para ser avisado? ¿Quién le enseñó el camino del juicio, o le enseñó ciencia, o le mostró la senda de la prudencia?” (40:13-14).
  • El hombre no puede capturar la esencia del ser de Dios con una imagen tallada, “¿A qué, pues, haréis semejante a Dios, o qué imagen le compondréis? (40:18).
  • La perspectiva de Dios es eterna, “ El está sentado sobre el círculo de la tierra, cuyos moradores son como langostas; él extiende los cielos como una cortina, los despliega como una tienda para morar” (40:22). Por lo tanto, los príncipes y gobernantes de este mundo no lo impresionan. Él es el Dios eterno, Creador de los confines de la tierra.
  • Este gran Dios no es ajeno a los que están cansados, débiles o que esperan en Él. Fortalece a los cansados y aumenta el poder de los débiles. El renueva la fuerza de los que esperan en Él (40:29-31).

Ningún hombre encuentra consuelo en sus pruebas mirando alrededor, horizontalmente. Eso solo lleva a la autocompasión. El consuelo viene al mirar hacia arriba, enfocando nuestra atención en nuestro Pastor Celestial, el Eterno, el Dios eterno, la Sabiduría Infinita. La adoración libera el corazón de la desesperación.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Is. 40-43; 44: 1-5):

¿Cómo compara Isaías al Dios vivo de Israel con los ídolos de las naciones que los rodean?

Haga una lista de las preguntas que Isaías le hace a Israel acerca de Dios en Isaías 40 y las respuestas que Él da a esas preguntas.

¿Qué mensaje busca Isaías establecer acerca de Dios en Isaías 41 y 42?

Destacada

Síntoma de Narcisismo

Por Iva May, 22 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

¿Cómo puede alguien que comenzó tan bien terminar tan mal?

  • Ezequías experimentó la intervención de Dios a su favor cuando Dios mató a 185,000 del ejército contrario.
  • Ezequías también experimentó la intervención de Dios en la naturaleza cuando Dios hizo que el sol retrocediera 10 pasos.

Cosas muy interesantes.

Las experiencias de Ezequías lo vuelven arrogante, tan arrogante que cuando el hijo del rey de Babilonia se entera de la curación de Ezequías y el regreso del sol, él visita a Ezequías y Ezequías “les mostró toda la casa de sus tesoros” (2 Reyes 20:13). Confrontado por Isaías por su insensatez orgullosa, no se arrepiente sino que se regocija de que al menos, no experimentará el cautiverio de los babilonios.

La declaración de Ezequías revela una personalidad narcisista: “Y de tus hijos que saldrán de ti, que habrás engendrado, tomarán, y serán eunucos en el palacio del rey de Babilonia. Entonces Ezequías dijo a Isaías: La palabra de Jehová que has hablado, es buena. Después dijo: Habrá al menos paz y seguridad en mis días” (20:18-19). Al parecer, Ezequías no pensó en cómo su decisión afectaría las vidas de sus descendientes. Solo le preocupaba el aquí y ahora, ¡su mejor vida ahora!

Daniel, uno de los cautivos llevados a Babilonia, proviene de la familia real y es de noble nacimiento (Dan. 1:3, 6). Que él sea un eunuco es probable, ya que fue entregado a cargo de Aspenaz, el maestro de los eunucos.

¿Qué es lo que impulsa a una persona a vivir con descarado desprecio por las consecuencias de sus acciones sobre los demás?

Todos los problemas de Ezequías pueden provenir de una cosa: ni una sola vez después de experimentar la intervención de Dios en su vida, en ninguna de sus conversaciones con Isaías, expresa alguna gratitud. Parece que no agradece al Señor por su intervención en su favor con el ejército asirio, ni expresa gratitud al Señor por su curación. En cambio, muestra sus posesiones, como si fueran las suyas para mostrar. No importa que su exhibición despierte el apetito de los babilonios por estas posesiones.

La ingratitud es un síntoma de narcisismo y de locura espiritual; es el monstruo feo que asoma en aquellos cuyos orgullosos corazones se niegan a reconocer a Dios y sus dones de gracia.

A una persona ingrata no le importa que otros sufran como resultado de sus acciones. La ingratitud conduce a una mayor locura espiritual, como se ve en Romanos 1:21, “Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido”.

Solo requiere de un momento para que el corazón se desvíe de la gratitud a la ingratitud, de estar centrado en Dios a pasar al egocentrismo; por lo tanto, el pueblo de Dios debe cultivar un corazón de gratitud.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (2 Reyes 20:1-19; Is. 38-39; 2 Chron. 32:2431):

Un aplazamiento de la muerte y una inmensa prosperidad son cosas vertiginosas. ¿Por qué el SEÑOR retira el sentido de su presencia de Ezequías después de que se vuelve próspero?

Los babilonios son una nación pequeña y en ciernes, aparentemente demasiado lejos para ser una amenaza para Judá durante los días del reinado de Ezequías. ¿Qué promete Isaías con respecto a los babilonios? ¿Cómo afectará su poder final a los descendientes de Ezequías? ¿Por qué el SEÑOR proporciona esta información con más de cien años de anticipación (Is. 46: 9-11)?

Destacada

Grandes Hombres y la Humildad

Por Iva May, 21 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

Los líderes que son decisivos y viven humildemente ante el Señor atraen seguidores.

Cuando los asirios pusieron sitio alrededor de Jerusalén, brilló la fe del rey Ezequías en Dios. Tenía una fe en la que podía abogar cuando suplicaba la intercesión de Isaías: “Quizá oirá Jehová tu Dios todas las palabras del Rabsaces, a quien el rey de los asirios su señor ha enviado para blasfemar al Dios viviente, y para vituperar con palabras, las cuales Jehová tu Dios ha oído; por tanto, eleva oración por el remanente que aún queda.” (2 Reyes 19:4).

Esta escena revela una serie de verdades sobre los líderes temerosos de Dios:

  • Los líderes temerosos de Dios no son influidos por la opinión pública. Ezequías no temía admitir sus limitaciones y la desesperanza de su situación. No temía parecer débil e indefenso ante el profeta de Dios o ante las personas a quienes dirigía.
  • Los líderes temerosos de Dios hacen pública su humildad ante Dios: “Cuando el rey Ezequías lo oyó, rasgó sus vestidos y se cubrió de cilicio, y entró en la casa de Jehová.” (19:1).
  • Los líderes temerosos de Dios buscan descubrir la voluntad de Dios en lugar de usar sus energías para defenderse a sí mismos: “Vinieron, pues, los siervos del rey Ezequías a Isaías” (19: 5).
  • Los líderes temerosos de Dios disciplinan sus pensamientos y emociones y los alinean con lo que es verdadero acerca de Dios: “Y tomó Ezequías las cartas de mano de los embajadores; y después que las hubo leído, subió a la casa de Jehová, y las extendió Ezequías delante de Jehová.” (19:14). Ezequías no permitió que la carta amenazadora se marinara con temor y preocupación, sino que directamente presentó la carta ante el SEÑOR.
  • Los líderes temerosos de Dios se desarrollan y operan desde una visión fuerte y correcta de la Soberanía de Dios. La oración de Ezequías comienza con una exaltada visión de Dios: “Y oró Ezequías delante de Jehová, diciendo: Jehová Dios de Israel, que moras entre los querubines, sólo tú eres Dios de todos los reinos de la tierra; tú hiciste el cielo y la tierra. Inclina, oh Jehová, tu oído, y oye; abre, oh Jehová, tus ojos, y mira…” (19: 15-16a).
  • Los líderes temerosos de Dios entienden lo que está en juego y se atreven a pedirle grandes peticiones a Dios, Ezequías reconoce la idolatría de Asiria y las implicaciones, si Asiria derrota a Judá: “Es verdad, oh Jehová, que los reyes de Asiria han destruido las naciones y sus tierras; y que echaron al fuego a sus dioses, por cuanto ellos no eran dioses, sino obra de manos de hombres, madera o piedra, y por eso los destruyeron. Ahora, pues, oh Jehová Dios nuestro, sálvanos, te ruego, de su mano, para que sepan todos los reinos de la tierra que sólo tú, Jehová, eres Dios.” (19:17-19).
  • Finalmente, los líderes temerosos de Dios experimentan la liberación de Dios. Isaías asegura la intervención de Ezequías de Dios. Isaías envía mensajeros a Isaías: “He aquí que yo pondré en él un espíritu, y oirá un rumor, y volverá a su tierra; y haré que en su tierra perezca a espada” (2 Reyes 19:6-7; Isaías 37:7).

Preguntas de la lectura cronológica de hoy (2 Reyes 19; Isaías 37; 2 Crónicas 32: 9-23):

Describe cómo los paganos ven a Dios y al pueblo de Dios.

¿Qué comunica Isaías acerca de Dios y de Asiria a Ezequías a través de su mensaje entregado por el hijo de Amós?

¿Cómo libra Dios a Ezequías y a Judá de los asirios? ¿Qué revela esto acerca de Dios y su soberanía?

Destacada

El Enemigo Habla en el Vernáculo

Por Iva May, 20 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

Satanás fue revelado como astuto en el Jardín; le habló a la mujer en su idioma. Incluso hoy en día, el enemigo cuestiona la bondad de Dios, Su poder y Su palabra. Él difama a Dios en un lenguaje que la gente entiende, con la esperanza de que lo escuchen a él en lugar de a Dios. Trabajó en el jardín del Edén con la primera pareja, y ha funcionado desde entonces.

El enemigo, como el comandante de campo de Asiria, habla en lengua vernácula. Suena tan normal. Tan razonable. Tan cierta.

Eliaquim, Sebna y Joa pidieron al comandante de campo que hablara en un idioma que la gente no pudiera entender: “Te rogamos que hables a tus siervos en arameo, porque nosotros lo entendemos, y no hables con nosotros en lengua de Judá a oídos del pueblo que está sobre el muro.” (2 Reyes 18:26). En respuesta, el comandante de campo se burla de la gente de Jerusalén con palabras difamatorias contra Dios.

Los líderes de Jerusalén saben el efecto negativo y demoledor en la fe que las palabras del Rabsaces tendrán sobre los guardias de Jerusalén. Sin embargo, el comandante de campo continúa gritando en hebreo: “Y no os haga Ezequías confiar en Jehová, diciendo: Ciertamente nos librará Jehová, y esta ciudad no será entregada en mano del rey de Asiria.” (18:30). Sigue sus burlas con una lista de los dioses de las otras naciones que no han podido derrotar al ejército asirio.

Ezequías ordena a la gente que permanezca en silencio, e Isaías le dice a Ezequías que no tenga miedo de las palabras del comandante de campo: “Vinieron, pues, los siervos del rey Ezequías a Isaías.  E Isaías les respondió: Así diréis a vuestro señor: Así ha dicho Jehová: No temas por las palabras que has oído, con las cuales me han blasfemado los siervos del rey de Asiria” (19: 5-6). Isaías le promete a Ezequías que el SEÑOR enviará “en él un espíritu, y oirá rumor, y volverá a su tierra; y haré que en su tierra caiga a espada” (19: 7).

Esta historia revela una serie de verdades sobre el enemigo y sobre cómo tratar con el enemigo:

  • El enemigo habla para ser escuchado y entendido, en el idioma que usted habla y entiende.
  • El enemigo busca calumniar el carácter de Dios y provocar temor e incredulidad en los corazones del pueblo de Dios.

Nadie gana intercambiando palabras con el enemigo. Eva escuchó al enemigo, recibió sus sugerencias y actuó sobre ellas. Ezequías, sin embargo, fue al templo del SEÑOR. Buscó a Isaías para la oración (19:1-4). Ezequías extendió la carta de Senaquerib ante el SEÑOR, y Dios respondió diciéndole a Isaías: “yo pondré mi garfio en tu nariz, y mi freno en tus labios, y te haré volver por el camino por donde viniste.” (19:28).

Dios toma las burlas del enemigo personalmente; pueden hablar contra el pueblo de Dios, pero Dios dice que me han “blasfemado”.

Puedes estar seguro de que Dios escucha las burlas del enemigo y que reprenderá al enemigo: “ Y aconteció que aquella misma noche salió el ángel de Jehová, y mató en el campamento de los asirios a ciento ochenta y cinco mil; y cuando se levantaron por la mañana, he aquí que todo era cuerpos de muertos.” (19:35). Más tarde, los propios hijos de Senaquerib lo derribaron con una espada.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Miqueas 6-7; 2 Cron. 32: 1-8; 2 Reyes 18: 13-37; Is. 36):

Miqueas usa el vocabulario de una “corte” para definir la relación del SEÑOR con Israel. ¿Qué argumento usa él para defender su caso contra Israel?

¿En qué posición lo coloca la profecía de Miqueas contra Israel?

¿Con qué esperanza concluye Miqueas su mensaje y qué refleja esa esperanza sobre el carácter de Dios?

Describa el liderazgo de Ezequías durante los días del asedio asirio. ¿Qué comunica Ezequías a la gente acerca de Dios? ¿Qué revelan sus acciones sobre el líder que las personas realmente quieren liderar?

Destacada

Ministros de Alquiler

Por Iva May, 19 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

Los líderes espirituales que abusan de su papel para beneficio personal tergiversan a Dios con su pueblo. Los líderes de Judá usaron su plataforma para enriquecerse; no eran hombres de convicción sino lucrativos, religiosos comerciales.

Dios llamó a Miqueas para hablar con los líderes de Jerusalén sobre el abuso de sus posiciones para beneficio personal, “Mas yo estoy lleno de poder del Espíritu de Jehová, y de juicio y de fuerza, para denunciar a Jacob su rebelión, y a Israel su pecado. Oíd ahora esto, jefes de la casa de Jacob, y capitanes de la casa de Israel, que abomináis el juicio, y pervertís todo el derecho… Sus jefes juzgan por cohecho, y sus sacerdotes enseñan por precio, y sus profetas adivinan por dinero; y se apoyan en Jehová, diciendo: ¿No está Jehová entre nosotros? (Miqueas 3: 8-9,11).

Miqueas era de un pequeño pueblo llamado Moreset, en el sudoeste rural de Judá; sin embargo, no tuvo problemas para acusar a los líderes corruptos de Jerusalén, a los religiosos comerciales que abusaron de sus posiciones de influencia para obtener beneficios personales. Miqueas prometió que Jerusalén se convertiría en un montón de ruinas “Sion será arada como campo, y Jerusalén vendrá a ser montones de ruinas, y el monte de la casa como cumbres de bosque.” (3:12). Jeremías citó la profecía de Miqueas treinta años después (Jeremías 26:18).

La religión atrae a los “vividores”: hombres que felizmente se disfrazan de “hombres de Dios” mientras que representan sus propios intereses.

Cuando Elías mató a los 400 profetas de Baal, pasaron solo unos pocos años hasta que Acab tuvo otro grupo de 400. Los religiosos comerciales parecen prosperar mientras que los profetas de Dios le sirven sin importar el beneficio personal. Son hombres de convicción que no se pueden comprar. Ellos entienden que:

  • La justicia no se puede comprar. No importa cómo el hombre pueda redefinir como bueno lo que Dios ha llamado mal, los profetas de Dios siempre emitirán un llamamiento que declara el pecado por lo que realmente es.
  • La verdad no es una mercancía; a diferencia de la información, no se puede comprar. Tristemente, muchos pagan dinero para escuchar mentiras, mientras que Dios ofrece la verdad libremente a quien la reciba.
  • Ningún hombre conoce el futuro. El futuro debe ser revelado por Dios.
  • El hombre de Dios debe decir la verdad independientemente de su popularidad o rechazo.
  • La verdad que Dios revela siempre sucederá, incluso si actualmente parece una tontería.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Is. 34-35; Miqueas 2-5):

¿Qué revela el mensaje de Isaías a las naciones acerca de Dios?

¿Cómo da Isaías 35 esperanza al pueblo de Dios en medio del juicio?

Miqueas proporciona información sobre el clima espiritual de los líderes de Israel cuando enfrentan la amenaza asiria. ¿Cómo los líderes de Judá y la gente poderosa entre ellos abusaron de su poder?

Miqueas habla de un día muy lejano en el que Dios establecerá la tierra de Israel como una bendición para las naciones. ¿Cómo cumplirá esto la promesa que Dios hizo a Abraham en Génesis 12: 3? ¿Qué revela esto acerca de Dios y las promesas que Él hace?

¿Qué promesa hace el Señor con respecto al mesías de Judá?

Revise la promesa de Dios con respecto a los descendientes de Judá en Génesis 49:10. ¿Cómo cumplirá Jehová esa promesa?

Destacada

El Camino de Dios con los Rebeldes

Por Iva May, 18 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

Dos veces Isaías advierte al rey Ezequías acerca de los problemas y las angustias que les sobrevendrá, en caso de que hagan una alianza con Egipto para protegerse de los asirios,

  • “¡Ay de los hijos que se apartan, dice Jehová, para tomar consejo, y no de mí; para cobijarse con cubierta, y no de mi espíritu, añadiendo pecado a pecado! Que se apartan para descender a Egipto, y no han preguntado de mi boca; para fortalecerse con la fuerza de Faraón, y poner su esperanza en la sombra de Egipto” (Is. 30:1-2)
  • “¡Ay de los que descienden a Egipto por ayuda, y confían en caballos; y su esperanza ponen en carros, porque son muchos, y en jinetes, porque son valientes; y no miran al Santo de Israel, ni buscan a Jehová!” (Is. 31:1).

Los asirios ya habían llevado a muchos de la tribu del norte de Israel al cautiverio, a pesar de las alianzas que habían hecho con otras naciones. Los asirios ahora rodeaban a Jerusalén. ¿Cómo respondería Ezequías? ¿Confiaría en el SEÑOR o confiaría en una alianza forjada con Egipto?

El ejército asirio era tan poderoso como el Señor lo permitía. Detrás de su poder y de su fuerza, Dios estaba de pie: “Mas yo pondré a Ariel en apretura… Porque acamparé contra ti alrededor, y te sitiaré con campamentos, y levantaré contra ti baluartes.” (Is. 29:2-3).

En última instancia, la batalla de Judá fue con el Dios vivo, no con el ejército asirio. El SEÑOR había levantado a los asirios para rodear a Jerusalén para llamar la atención de Judá. Estaban en medio de una roca y un lugar duro. Eran descarriados y necesitaban una corrección de rumbo, por lo que el SEÑOR levantó a los asirios contra Judá.

A veces, el SEÑOR diseña “un lugar difícil y duro” para aquellos que le han dado la espalda. Los asirios eran simplemente una herramienta que Dios usó. El verdadero enemigo de Judá era Dios. Isaías describió a Judá como: “Porque este pueblo es rebelde, hijos mentirosos, hijos que no quisieron oír la ley de Jehová” (30:9).

Este enfrentamiento entre Judá y Asiria revela una serie de verdades sobre el camino de Dios con las personas descarriadas:

  • Las personas obstinadas y rebeldes requieren métodos de mano fuerte. Por lo tanto, Dios levanta enemigos fuertes para llamar la atención de los rebeldes.
  • Detrás de enemigos fuertes se encuentra un Dios compasivo. Él desmantelará y castigará a la oposición una vez que los que son llamados por Su Nombre regresen a Él.

Así como Isaías instó a Judá a que se arrepintiera, “Volved a aquel contra quien se rebelaron profundamente los hijos de Israel” (31:6), así el Señor reconoce la “bandera blanca de rendición” de los rebeldes en la actualidad. La presión de Dios sobre su pueblo es su bondad para llevarlo al arrepentimiento hacia él (Rom. 2:3-4).

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Is. 30-33):

Al principio de su historia, el SEÑOR había advertido a Israel acerca de hacer alianzas con otras naciones para su protección. Tenían que confiar en él. En lugar de humillarse ante Dios y confiar en Él para su liberación, Israel a menudo hacía tratos con otras naciones. Ahora bajo la amenaza de los asirios, Judá hace un trato con Egipto.

¿Cómo responde el SEÑOR al trato que Judá ha hecho con Egipto?

¿Qué promesa incluye la advertencia de que Él le da a Judá (30:15)? ¿Qué revela esto acerca de Dios?

¿Quién promete ser Dios para los que esperan en Él?

¿Cómo ve Dios a los asirios a quienes Él permite atacar a la nación de Judá? ¿Qué revela esto acerca de Dios y de aquellos a quienes Él usa para disciplinar a su pueblo?

Destacada

Circula la Fecha

Por Iva May, 17 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

Las cosas no siempre serán como son. El norte de Israel se ha ido al cautiverio y la situación en Judá se ve sombría ¡porque es sombría! Isaías busca un día prometido en el futuro cuando las cosas para Israel cambien:

  • “Acontecerá en aquel día, que Jehová castigará al ejército de los cielos en lo alto, y a los reyes de la tierra sobre la tierra” (Is. 24:21)
  • Israel reconocerá y confiará en Dios como su SEÑOR (Is. 25:9)
  • Judá cantará una canción de celebración de la salvación de Dios (Is. 26:1)
  • Leviatán, la serpiente deslizante (Satanás) será asesinada en el mar (Is. 27:1)
  • Israel se convertirá en la vid fructífera que Dios pretendía (Is. 27:2-3)
  • Israel poseerá toda la tierra (Is. 27:6)
  • Los que buscan la destrucción de Israel serán destruidos (Is. 27:12)
  • Israel volverá a adorar al Señor en Jerusalén (Is. 27:13)

Israel ha sufrido a manos de naciones dominantes impulsadas por influencias demoníacas a lo largo de su historia. Sin embargo, un día ella cantará la canción de Sión cuando entre plenamente en las promesas de Dios. Así como Israel espera ese día, muchos esperan el día en que “Pero corra el juicio como las aguas, y la justicia como impetuoso arroyo” (Amós 5:24). Ese día puede estar lejos, pero sin duda llegará. Las personas pueden circular fechas en su calendario con la esperanza de recibir justicia pero solo se llevan una desilusión, pero Dios ya ha circulado fechas en su calendario para la justicia.

La justicia a veces parece estar muy lejos. Los malhechores parecen “escapar” con sus actos malvados mientras que sus víctimas sufren todavía.

¿Qué hacen los creyentes mientras esperan la llegada de “ese” día? Se apropian, por fe, de las mismas promesas de Dios y se regocijan, “mirándolo de lejos”, y “creyéndolo” y “confesando” (Hebreos 11:13). Las promesas de Dios con respecto a la justicia aseguran su realidad. ¡Ver no es creer! ¡De eso se trata la fe! La fe vive para otro día.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Is. 24; 25; 26: 20-27: 13; 29):

¿Cómo han contaminado la tierra los habitantes de la tierra (Is. 24: 4-6), y cuáles son las consecuencias de su fracaso?

¿Cómo fortalece Isaías su esperanza en el Señor en medio del desastre pendiente en el capítulo 25?

¿Cuál es el mensaje de la canción del capítulo 26? ¿Qué revela esta canción sobre el carácter de Dios? ¿Qué analogía usa Isaías en esta canción para retratar la relación de Israel con Dios?

¿Qué revela Isaías 26: 20-29: 24 acerca de quién es Dios para aquellos que rechazaron Sus objeciones?

Destacada

Cuando Dios Quita sus Defensas

Por Iva May, 16 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

Isaías 22 registra la invasión de Judá por Senaquerib; aunque Jerusalén no es tomada, el profeta se lamenta por la destrucción del pueblo de Dios (4). Mientras los habitantes de la ciudad observan desde los tejados (1), son testigos de la captura de los gobernantes de Judá junto con las personas que habían huido (3). Isaías ve al enemigo que lo rodea (7), pero atribuye su victoria al SEÑOR de los Ejércitos (5). La frase concisa del profeta al principio del versículo 8 cuenta la historia completa: “Y desnudó la cubierta de Judá”. ¿Por qué el Señor haría algo así a su pueblo?

Dios quita las defensas de su pueblo debido a su fe fuera de lugar; Judá confía en sus armas (8), en sus disposiciones (9), en sus planes de defensa y protección (10-11a), pero no confía en el SEÑOR que es su Creador y verdadero Defensor (11b). Dios quiere ser la defensa de su pueblo, pero la riqueza, el armamento, los muros y el agua ciegan a Judá ante Dios y les dan una falsa confianza en sus propias capacidades. Entonces Dios quita su defensa.

Dios elimina la defensa de su pueblo debido a su fracaso moral: Judá no solo confía en sus defensas humanas; sino que también rechaza el llamado del SEÑOR al arrepentimiento al estar a favor de la fiesta.” Por tanto, el Señor, Jehová de los ejércitos, llamó en este día a llanto y a endechas, a raparse el cabello y a vestir cilicio” (12); la nación responde perversamente con una mentalidad basada en la fiesta: “Comamos y bebamos, porque mañana moriremos.” (13). Tal falla moral invita al juicio de Dios que no será perdonado (14).

Isaías presenta varias verdades eternas para el pueblo de Dios:

  • La calamidad viene a llamar al pueblo de Dios al arrepentimiento ante Él; El SEÑOR usa el triunfo de sus enemigos como un llamamiento para que su pueblo regrese a Él.
  • Cuando el pueblo de Dios confía en todo lo que sus armas, riquezas, obras y muros pueden hacer en lugar de confiar en Él, Dios les permite descubrir las consecuencias de esa confianza fuera de lugar.
  • El pueblo de Dios que rechaza el arrepentimiento por juerga y fiesta invita el juicio severo de Dios; están viviendo como incrédulos y negadores de la resurrección (ver 1 Co. 15:32).
  • Las consecuencias del lugar equivocado y el fracaso moral pueden afectar tanto a la generación presente como a las que están por venir: “que este pecado no os será perdonado hasta que muráis” (Is. 22:14).

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Is. 18-23):

Isaías proclama juicio contra los vecinos de Israel. ¿Qué revelan estos juicios acerca de Dios?

¿Qué razones da el SEÑOR para quitar su protección de Jerusalén en Is. 22: 1-14? ¿Qué revela esto acerca de Dios?

Destacada

Esperanza y Ayuda para los Oprimidos

Por Iva May, 15 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

Uno de los frutos destructivos de la Caída es el desarrollo de una cultura de explotación.

Caín y sus descendientes, quienes vivían fuera de la presencia de Dios, se convirtieron en asesinos, personas violentas, y opresores de mujeres a través de la poligamia. Más tarde, cuando los descendientes de Set se casaron con los descendientes de Caín, el mundo entero sucumbió a la violencia y la explotación, a excepción de Noé y su familia, quienes fueron rescatados de una inundación global. Durante la Era de los Patriarcas, Abraham rescató a Lot y a los ciudadanos de Sodoma de un ejército superior que usó su poder para capturar y explotar ciudades más pequeñas.

Mientras que la narrativa humana revela el hilo oscuro de la explotación, la historia de la Biblia también demuestra la bondad y la fidelidad de Dios a través de su defensa de los que son explotados. Mientras el escritor del Salmo 146 reflexiona sobre la bondad de Dios, usa la historia de Jacob para describir la defensa de Dios:

“Bienaventurado aquel cuyo ayudador es el Dios de Jacob,
Cuya esperanza está en Jehová su Dios,

El cual hizo los cielos y la tierra,
El mar, y todo lo que en ellos hay;
Que guarda verdad para siempre,

Que hace justicia a los agraviados,
Que da pan a los hambrientos.
Jehová liberta a los cautivos;

Jehová abre los ojos a los ciegos;
Jehová levanta a los caídos;
Jehová ama a los justos.

Jehová guarda a los extranjeros;
Al huérfano y a la viuda sostiene,
Y el camino de los impíos trastorna.

Salmo 146: 5-9

Jacob y su madre Rebeca se aprovechan de la ceguera de Isaac para engañarlo y obtener el derecho de nacimiento. Más tarde, Labán voltea las mesas sobre Jacob, enseñándole una lección sobre la explotación cuando desea a Raquel como esposa, pero es esclavizado por engaño a Labán. Aunque Dios usa esa explotación para cumplir sus propósitos de colocar los bloques de construcción de la nación de Israel, reprende a Labán por su engaño.

Los egipcios esclavizan a Israel para construir su propia nación, pero son desmantelados por el Dios de Israel para lograr la liberación de Israel.

La Escritura revela una serie de verdades sobre la explotación:

  • La explotación del hambriento ocurre cuando aquellos que tienen recursos se niegan a compartir con aquellos que están en desventaja (¡no perezosos!).
  • La explotación de los vulnerables ocurre cuando aquellos que tienen poder usan ese poder para el mal en lugar de la bendición.
  • Toda explotación es el resultado de vivir fuera de la presencia de Dios y de elegir actuar por egoísmo.
  • Dios a veces usa la explotación de otros en la vida de su pueblo para fortalecerlos y prepararlos para lo que está por venir.
  • Un día toda la explotación será juzgada por Dios. Él reivindicara a los oprimidos y traerá juicio santo a aquellos que han explotado a otros.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Sal. 136; 146-150):

¿Cómo el agradecimiento y la alabanza a Dios, nos modifican la perspectiva?

¿Qué contraste hace el escritor entre confiar en el hombre y confiar en Dios en el Salmo 146?

De acuerdo con el Salmo 149, ¿la alabanza para qué prepara al pueblo de Dios?

Destacada

La Felicidad es Condicional

Por Iva May, 14 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

Dios desea que la bendición o la felicidad de su pueblo se vea a través de su creación, en su promesa a Abraham y a la nación de Israel:

Creación: El jardín del Edén anuncia el deseo de Dios de bendecir a su pueblo: “Y Jehová Dios plantó un huerto en Edén, al oriente; y puso allí al hombre que había formado.  Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.” (Gen 2: 8-9, énfasis agregado).

Dios da una prohibición poco después de la creación del jardín, estableciendo su deseo de que el hombre confíe y lo obedezca, “Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer;  mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.” (2:16-17). Tristemente, engañados y seducidos por la serpiente, la pareja come del árbol prohibido y muere espiritualmente. La promesa de redención de Dios (3:15) y la imagen de la redención (3:21) demuestran el deseo inquebrantable de Dios de bendecir a su pueblo.

Abraham: Dios tiene la intención de bendecir a todas las familias de la tierra a través de Abraham: “Bendeciré a los que te bendigan, y maldeciré al que te maldiga; y en ti serán benditas todas las familias de la tierra” (Gn. 12: 3).

Israel: Cuando Moisés prepara a Israel para entrar en la tierra prometida, él predice una bendición para aquellos que obedecen a Dios y se adhieren a su palabra: “Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios. Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo… Bendito el fruto de tu vientre… Jehová te enviará su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano… ” (Deut. 28: 2, 3, 4, 8).

A Israel le va bien bajo el liderazgo de Josué, pero después de su muerte, Israel peca contra Dios y experimenta sus maldiciones en lugar de sus bendiciones. Asiria ataca a las diez tribus de Israel y las lleva cautivas. El cautiverio de Judá pronto seguirá.

El Salmo 128 captura la bendición de aquellos que “Bienaventurado todo aquel que teme a Jehová, que anda en sus caminos. Cuando comieres el trabajo de tus manos, Bienaventurado serás, y te irá bien” (128: 1-2).

La felicidad no se encuentra en la abundancia de posesiones o en relaciones satisfactorias, sino en temer al SEÑOR y caminar en sus caminos. Las bendiciones se desbordan de la obediencia.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Sal. 128-130; 132; 134; 135):

Algunos de los Salmos de Ascensión se refieren a aquellos que están afligidos. ¿Cómo encuentran alivio los afligidos?

Haz una lista de los atributos de Dios que se encuentran en estos salmos. ¿Cómo la celebración de estos atributos desarrolla la fe en uno y cambia tu perspectiva?

Destacada

La Escuela de los Golpes Duros

Por Iva May, 13 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

“Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra” (Sal. 121:1-2).

Las canciones de los ascensos probablemente fueron escritas durante la Era del Retorno. El mensaje de estos salmos captura los revividos corazones de los exiliados cuando regresan de Babilonia y reconstruyen el templo en Jerusalén. Su exilio de setenta años les ha enseñado varias lecciones de vida sobre confiar en Dios:

Confiar en la ayuda de otras naciones en lugar del Señor es inútil. El rey David entendió esta verdad, pero los reyes que se levantaron después de él confiaron en alianzas hechas con los egipcios y otras naciones. El exilio de Judá los ha curado de confiar en la fuerza de otras naciones. Finalmente, aprendieron, como resultado del cautiverio babilónico, que su ayuda proviene del Señor (121: 2), esa ayuda viene verticalmente, en lugar de horizontalmente.

La adoración de los ídolos es inútil. El rey David adoró al Dios de Israel, al igual que su hijo Salomón al comienzo de su reinado. Lamentablemente, en sus últimos años, Salomón adoraba a los ídolos de sus esposas, al igual que muchos de los reyes de Israel. El cautiverio babilónico le ha enseñado a Judá una dura lección. Han aprendido a levantar sus ojos al SEÑOR, cuyo trono está en el cielo. Israel también aprendió que adorar al Dios vivo en la casa del SEÑOR distingue a Jerusalén de todas las demás ciudades. Entienden que el SEÑOR es más grande que todos los dioses.

Dios es bueno y fiel, incluso en tiempos de juicio. El rey David conocía esta verdad, e Israel aprendió esta verdad cuando experimentaron el cuidado vigilante de Dios durante su exilio cuando proporcionó líderes (Daniel, Esdras, Mardoqueo y otros) y levantó reyes y autoridades que simpatizaban con su causa. Israel reconoció el amor inquebrantable de Dios y la plena redención.

Cada generación tiene la opción de obedecer al Señor y experimentar el derramamiento de Sus bendiciones, o desobedecerlo y experimentar las maldiciones de la desobediencia. El rey David obedeció al Señor y experimentó el derramamiento de la bendición de Dios. Judá, sin embargo, experimentó las consecuencias de la desobediencia cuando fueron llevados al cautiverio por los babilonios.

David era un estudiante apto y aprendió a confiar en Dios cuando era joven. Tristemente, la mayoría de los reyes que descendieron de él aprendieron a confiar en el Señor en la escuela de los golpes duros.

Todo hombre lucha con el orgullo y la autosuficiencia, mientras que Dios espera trabajar en favor de aquellos que confían en él.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Sal. 120; 121; 123; 125; 126):

Los 10 Salmos de Ascensión probablemente fueron escritos para ser cantados durante los viajes anuales de Israel para adorar en el templo en Jerusalén.

¿Qué actitud hacia Dios reflejan estos salmos?

¿Qué carácter de Dios resaltan estos salmos?

¿Qué revelan estos salmos sobre el papel de Jerusalén en la adoración?

Destacada

Alfabetización Bíblica y la Vitalidad Espiritual

Por Iva May, 12 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

La mayoría de los niños y muchos adultos tienen miedo de la oscuridad. Existe una oscuridad mayor que la oscuridad que existe entre el atardecer y el amanecer. La vida es oscura. Sólo la Biblia nos dirige a través de esta oscuridad: “Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino.” (Sal. 119: 105).

Durante la Era de la Creación, el hombre perdió el rumbo cuando ignoró la prohibición de Dios y pecó contra Dios. Como un foco de luz alta, Dios penetró en la oscuridad causada por el pecado y prometió la redención: “Pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya. Esta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañal” (Gn. 3:15).

Génesis 4:1-24 describe las consecuencias de la incredulidad y la rebelión de Caín, describiendo con detalle a sus descendientes y la cultura de vida que se vive fuera de la presencia de Dios. El capítulo cinco describe a los descendientes de Set, que comienzan bien al invocar el Nombre del SEÑOR. Sin embargo, con el tiempo, los descendientes de Set se casan con los descendientes de Caín, cuyos corazones y mentes, cegados por el pecado, llenan el mundo de oscuridad. Dios juzga al mundo y destruye todo lo que respira fuera del arca de Noé.

Casi inmediatamente, la luz comienza a oscurecerse cuando Cam, uno de los hijos de Noé, peca gravemente contra Noé y contra el SEÑOR. La luz continúa atenuándose hasta la Era de los Patriarcas, cuando Dios le habla a Abram, hijo de Taré, un idólatra (Jos. 24: 2) y le ilumina su camino con promesas respecto al futuro. La Palabra de Dios se da durante la Era del Éxodo para iluminar el camino de la joven nación.

Después de la Era de la Conquista, una profunda oscuridad de idolatría e inmoralidad sexual cae sobre Israel durante la Era de los Jueces. Como un viento suave que sopla sobre brasas a fuego lento, la historia de Ruth evita que la luz se apague por completo. Durante la Era del Reino, David empuja los bordes de la oscuridad al exaltar la justicia de Dios. El templo de Salomón es un faro de luz. Lamentablemente, después de caer en la idolatría, muere, y empieza la Era del Reino Dividido cuando el reino se divide en dos naciones, Judá e Israel. Finalmente, no se puede encontrar en Israel un carbón ardiente de alfabetización bíblica, y los asirios los llevan a la Era del Cautiverio. Un poco más de cien años después, los babilonios completaron el juicio prometido de Dios al deportar a Judá a Babilonia. No es de extrañar que Dios levante a Esdras para enseñar a los que regresan a la tierra desde su exilio durante la Era del Retorno. Las luces se encendieron y Judá aprendió una dura lección sobre la alfabetización bíblica. Verdaderamente, descubren que la Palabra es una lámpara para sus pies y una luz para sus caminos.

CS Lewis hizo una famosa declaración: “Creo en el cristianismo como creo que el sol ha salido, no solo porque lo veo, sino porque con él veo todo lo demás”. Las Escrituras son el lente a través del cual conocemos a Dios, nuestros orígenes, nuestra caída, y su redención para la humanidad a través de su Hijo Jesucristo. La Escritura ilumina nuestro camino en un mundo oscuro de ocupantes que piensan que ven con claridad, pero que son claramente ciegos.

Pregunta de la lectura bíblica cronológica de hoy (Sal. 119):

Enumere el beneficio de ser una persona centrada en la Palabra de cada estrofa del Salmo 119.

Haz una lista de las analogías utilizadas por el salmista para describir el valor que le da a la palabra de Dios.

Pídale al SEÑOR que le conceda un gran apetito por la Palabra que es igual a la del escritor de este salmo.

Destacada

Ídolos en la Tierra, Dios en el Cielo

Por Iva May, 11 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

Los ídolos son hechos a mano, mientras que el hombre es hecho por Dios.

Dios no puede ser visto a simple vista, aunque metafóricamente tiene una boca que habla, oídos que oyen, manos que se estiran y pies que descansan sobre el taburete de la tierra. Él no está atado por el tiempo y las limitaciones. Los ídolos, sin embargo, están hechos por manos humanas. El salmista describe los ídolos hechos por manos humanas y adorados por el corazón humano:

“Los ídolos de ellos son plata y oro,
Obra de manos de hombres.

Tienen boca, mas no hablan;
Tienen ojos, mas no ven;

Orejas tienen, mas no oyen;
Tienen narices, mas no huelen;

Manos tienen, mas no palpan;
Tienen pies, mas no andan;
No hablan con su garganta.”

(Salmo 115: 4-7).

Desde el comienzo de la narrativa bíblica, Dios es relacional. Él le habla a Adán y lo instruye en el jardín. Él ve a Adán y a Eva escondidos. Él los escucha excusar su desobediencia cuando los confronta. Él promete la redención de Adán. Él mata a un animal para cubrir la desnudez de la pareja. Él camina con Enoc, luego lo traslada al cielo. Él ve que la maldad del hombre es grande y le habla a Noé acerca de sus planes. Él huele el aroma del sacrificio de Noé y se aplaca su ira. Él les habla a Abraham, Isaac, Jacob y José. El Dios de Israel es relacional.

Los que viven fuera de la presencia de Dios crean un dios o dioses que se asemejan a sí mismos, “Semejantes a ellos son los que los hacen, y cualquiera que confía en ellos” (115: 8). Imágenes con una boca que no puede hablar; ojos que no pueden ver; oídos que no pueden oír; narices que no pueden oler; manos que no pueden sentir; Y pies que no pueden caminar. Imágenes que representan su propia realidad espiritual: ciegos, sordos, mudos e impotentes. En lugar de volverse hacia el verdadero Dios que ellos pueden conocer, crean ídolos mudos, un reflejo de su propia incapacidad de comunicarse con el Dios Altísimo.

Por lo tanto, el salmista exhorta a Israel a confiar en el Señor (115: 9, 11). Debido a que Él es el Hacedor del cielo y de la tierra, ayudará a su pueblo, los protegerá (115: 10, 11). Un ídolo formado de arcilla o madera no puede ayudar o proteger al hombre. El hombre necesita a Dios.

El Dios de la Biblia es incomprensible; ningún ser humano podría hacerle justicia a Él, y ningún ídolo podría capturar su majestuosidad, sabiduría y gracia. Solo cuando Él se revela a sí mismo a través de Su Palabra y Su Hijo podemos conocer al Dios vivo.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Sal. 115-118):

¿Cuáles contrastes hace el salmista en el Salmo 115 entre Dios y los ídolos?

¿Qué actitud del hombre precipita la graciosa respuesta del SEÑOR en el Salmo 116?

El Salmo 118 comienza proclamando la bondad y la misericordia de Dios. ¿De qué manera el Señor revela ambos?

Destacada

La Esperanza de los Desesperanzados

Por Iva May, 10 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

“Considera el gran amor del Señor”, concluye el discurso del salmista sobre la esperanza para los que no tienen esperanza en el Salmo 107. Describe cuatro categorías de personas que se benefician del amor de Dios:

Vagabundos en los terrenos baldíos del desierto (107: 4-9)

Las personas que viven en las tierras baldías del desierto sufren de hambre y desesperación de la vida. Su estado desesperado cambia cuando claman al SEÑOR: “Entonces clamaron a Jehová en su angustia, y los libró de sus aflicciones. Los dirigió por camino derecho, para que viniesen a ciudad habitable.” (6-7). Las tierras baldías del desierto pueden ser drogas, alcohol y el pecado sexual que les quita la vida a quienes los usan para llenar los lugares vacíos de sus almas. “Porque sacia al alma menesterosa, y llena de bien al alma hambrienta” (9).

Aquellos que encuentran su sustento en Cristo “Alaben la misericordia de Jehová,
Y sus maravillas para con los hijos de los hombres” (8).

Trabajadores obligados a trabajo amargo (107: 10-16)

La rebelión contra la Palabra de Dios y el rechazo de su consejo condenan a los hombres a un trabajo amargo, en lugar de un servicio alegre. Su amor, sin embargo, rompe las cadenas que los atan cuando claman al SEÑOR. El escritor de sabiduría advierte: “Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte.” (Prov. 14:12). Solo el SEÑOR “quebrantó las puertas de bronce, y desmenuzó los cerrojos de hierro” (Sal. 107: 16). La religión, el ateísmo y el materialismo son trabajos amargos, que nunca traen la alegría y la libertad que prometen. Más bien, esclavizan el corazón a “la oscuridad y la oscuridad más profunda”. Jesús vino para dar vida abundante a cualquiera que se atreva a venir a Él (Jn. 10:10).

Que aquellos que se han sometido a su Palabra y consejo “Alaben la misericordia de Jehová,
Y sus maravillas para con los hijos de los hombres” (15).

Tontos retenidos por las cadenas de las consecuencias (107: 17-22)

Las consecuencias del pensamiento y las acciones insensatas no tardan en llegar a llamar a la puerta de los insensatos y establecerse en sus vidas. Las consecuencias de una conducta tonta afectan a un hombre física, mental y espiritualmente: “Su alma abominó todo alimento,
Y llegaron hasta las puertas de la muerte.” (18). Cuando los que se ahogan en las consecuencias de su insensatez claman al SEÑOR, Él envía Su Palabra para curar su angustia y rescatarlos. Su Palabra es el martillo que rompe, el fuego que arde, y más afilada que una espada de doble filo. Él revela su sabiduría, iluminando a los necios y atrayéndolos al arrepentimiento.

Que los necios “Alaben la misericordia de Jehová, y sus maravillas para con los hijos de los hombres” (21).

Los que están al borde de un punto de quiebre (107: 23-32)

A veces, los que siguen al SEÑOR pasan por tormentas que sacuden su fe, que derriten su valor. Claman al SEÑOR, y los saca de angustia. Solo el SEÑOR tiene la capacidad de traer paz y calma durante las tormentas de la vida. Los que están al final de su ingenio deben “Alaben la misericordia de Jehová, y sus maravillas para con los hijos de los hombres” (31). Para ellos, el salmista agrega una posdata: “Exáltenlo en la congregación del pueblo, y en la reunión de ancianos lo alaben” (32). En otras palabras, “¡Cuéntales a todos sobre su amor inquebrantable y sus obras maravillosas!”

Aunque todos los grupos difieren en sus circunstancias, todos experimentan liberación cuando claman a Dios. El SEÑOR los encuentra donde están y los libra.

Este Salmo ofrece una serie de verdades alentadoras para aquellos que están en “el fin de su ingenio”:

  • Ninguna persona está tan lejos que Dios no puede rescatarlo.
  • Dios librará a cualquiera que se humille y clame a Él.
  • Dios usa las consecuencias para llevar a los rebeldes y desobedientes hasta el final de sí mismos.
  • Los que aman y siguen a Cristo no están exentos de las tormentas de la vida. A menudo es en esas tormentas que experimentan su amor de una manera mayor.

Pregunta de la lectura bíblica cronológica de hoy (Sal. 107; 111-114):

¿Por qué es importante comenzar la adoración con el reconocimiento de la bondad de Dios? ¿Cómo revela el salmista la bondad de Dios en estos salmos?

Destacada

La Prueba de las Circunstancias

Por Iva May, 9 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

El salmista comienza el Salmo 105 con: “Dad a conocer sus obras en los pueblos.”Luego presenta a Abraham como el único a través de quien Dios ha elegido manifestar sus acciones: “Oh vosotros, descendencia de Abraham su siervo, hijos de Jacob, sus escogidos.” (105:6). Es a Abraham y sus descendientes que Dios hace un juramento: “Diciendo: A ti te daré la tierra de Canaán” (105:11).

El salmista procede a rastrear las buenas obras que Dios ha hecho por Abraham y sus “pocos” descendientes: “No consintió que nadie los agraviase, y por causa de ellos castigó a los reyes. No toquéis, dijo, a mis ungidos, no hagáis mal a mis profetas.” (105:14-15). Luego envía una hambruna a la tierra que parece poner en peligro su promesa a Abraham y sus descendientes: “Trajo hambre sobre la tierra… Envió un varón delante de ellos; a José, que fue vendido por siervo Afligieron sus pies con grillos; en cárcel fue puesta su persona. Hasta la hora que se cumplió su palabra, el dicho de Jehová le probó.” (105: 16-19).

Dios le habla a Abraham sobre una tierra y un pueblo. El vientre estéril de Sara y la vejez le ofrecen a Dios la oportunidad de hacer por la pareja lo que no pueden hacer por sí mismos. Vacilan después de diez años de espera al incluir a Agar y su matriz sustituta. Después de veinticinco años de espera, finalmente tienen a Isaac, después de todo, la esperanza no se ha perdido.

Dios le habla a José a través de dos sueños. Inmediatamente, las circunstancias cambian. Para evitar que las promesas de José se cumplan, sus hermanos lo venden a comerciantes, que lo llevan a Egipto, donde lo venden como esclavo, lo acusan falsamente y lo encarcelan. Sus circunstancias niegan las promesas de Dios. Más de veinte años pasan antes de que José comience a ver sus sueños cumplidos.

Esta escena revela una serie de verdades sobre la bondad de Dios:

  • Las pruebas a menudo se aferran a los detalles de las promesas de Dios. En lugar de impedir el cumplimiento de las promesas de Dios, las circunstancias difíciles o prolongadas promueven sus propósitos redentores. Cuídese de llamar a las dificultades y desafíos que enfrenta como “mal” cuando Dios se las propone para bien.
  • Las circunstancias frecuentemente contradicen las promesas de Dios. Las cosas rara vez son como parecen. Por lo tanto, siempre es demasiado pronto para evaluar la actividad de Dios.

El salmista narra la inmigración de Israel a Egipto y su eventual esclavitud, las buenas obras de Dios en nombre de Israel mientras desmantela la economía egipcia y su salida de Egipto. El salmista concluye: “Porque se acordó de su santa palabra dada a Abraham su siervo… Les dio las tierras de las naciones, y las labores de los pueblos heredaron; Para que guardasen sus estatutos, y cumpliesen sus leyes.” (105:42, 44-45).

Dios cumple cada promesa que hace. Su manera de hacerlo siempre requiere la fe del hombre en su bondad.

Pregunta de la lectura bíblica cronológica de hoy (Sal. 105-106):

¿Qué papel juega la revisión de la historia en la adoración y cómo esta revisión construye la fe de una persona en Dios?

Destacada

Una Oración por los Abrumados

Por Iva May, 8 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

“Se escribirá esto para la generación venidera; y el pueblo que está por nacer alabará a JAH” (Sal. 102:18).

La culpa, la ansiedad y el dolor caracterizaron a Israel después de su cautiverio por parte de los babilonios (este salmo probablemente se escribió durante los días siguientes al cautiverio para avivar la fe de los que se desesperaban).

El Salmo 102 enseña varias verdades útiles que ministran a aquellos que están abrumados por las consecuencias de sus circunstancias:

El rostro de Dios parece oculto a veces y las oraciones parecen sin respuesta: “No escondas de mí tu rostro en el día de mi angustia; inclina a mí tu oído; apresúrate a responderme el día que te invocare… A causa de tu enojo y de tu ira; pues me alzaste, y me has arrojado” (102:2, 10). Sin embargo, Él no cambia, “Pero tú eres el mismo, y tus años no se acabarán” (102:27).

La pérdida de la conciencia de la presencia de Dios puede causar ansiedad que afecta la salud física: “Porque mis días se han consumido como humo, y mis huesos cual tizón están quemados. Mi corazón está herido, y seco como la hierba, por lo cual me olvido de comer mi pan. Por la voz de mi gemido mis huesos se han pegado a mi carne” (102:3-5).

Las relaciones interpersonales están corrompidas, “Cada día me afrentan mis enemigos;
Los que contra mí se enfurecen, se han conjurado contra mí” (102: 8).

El tiempo pasa lentamente, “Mis días son como sombra que se va, y me he secado como la hierba. . . . El debilitó mi fuerza en el camino; acortó mis días” (102: 11, 23).

Las llamas de la esperanza deben ser avivadas: “Mas tú, Jehová, permanecerás para siempre,
Y tu memoria de generación en generación. Te levantarás y tendrás misericordia de Sion,
Porque es tiempo de tener misericordia de ella, porque el plazo ha llegado.” (102: 12-13).

Dios usa la tristeza de su pueblo de manera redentora: “Entonces las naciones temerán el nombre de Jehová, y todos los reyes de la tierra tu gloria… Se escribirá esto para la generación venidera; y el pueblo que está por nacer alabará a JAH” (102: 15, 18).

El sufrimiento despierta un entendimiento de la brevedad de la vida, “Dije: Dios mío, no me cortes en la mitad de mis días; por generación de generaciones son tus años” (102: 24).

Solo el cielo revelará el número de aquellos en los últimos tres milenios que han sido consolados por este salmo. ¿Abrumado por la culpa, la preocupación y la ansiedad? ¡Entonces este salmo es para ti!

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Sal. 98-100; 102; 104):

¿Cómo afecta la adoración a nuestro gran Dios Soberano nuestra actitud y perspectiva?

¿De qué manera adora el salmista a Dios en estos salmos? ¿Qué revela esto sobre la adoración?

¿Qué reconoce el salmista acerca de Dios que lo eleva en adoración?

Destacada

Rectitud y Verdad

Por Iva May, 7 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

La rectitud y la justicia se originan en Dios. A excepción de la interacción de Dios con su pueblo Israel, el mundo no puede conocer la rectitud y la justicia. Sin la revelación de Dios de sí mismo a Israel, abunda el egoísmo y la explotación. Privados de la revelación de Dios de sí mismo, todo el mundo abraza la idolatría y la exalta.

Dios ha elegido a Israel, a través de quien todas las naciones verán su rectitud y justicia. Sí, el mundo puede ver toda su creación y ver su obra, pero es a través de Israel que su justicia y verdad se muestran a las naciones. Dios ha ordenado que a través de los descendientes de Abraham “todas las familias de la tierra serán bendecidas” (Gn. 12:3). La proclamación de la grandeza del Dios de Israel le da esperanza al mundo y hace retroceder los límites de la oscuridad.

Israel falla en la mayordomía que le ha sido dada. Diez tribus se separan de la nación y abrazan la idolatría. Dios envía a Oseas para anunciar un juicio inminente, pero Israel hace oídos sordos. Judá se acerca peligrosamente al borde de entregarse totalmente a la idolatría de las naciones que la rodean cuando Ezequías la desvía de su rumbo.

En el Salmo 96, el salmista se regocija por que la grandeza de Dios debe ser proclamada a todos los pueblos de la tierra. Todos deben escuchar al gran Dios de Israel:

  • “Porque grande es Jehová, y digno de suprema alabanza; temible sobre todos los dioses.Porque todos los dioses de los pueblos son ídolos; pero Jehová hizo los cielos.” (96: 4-5).
  • “Tributad a Jehová, oh familias de los pueblos, dad a Jehová la gloria y el poder” (96:7).
  • “Adorad a Jehová en la hermosura de la santidad; temed delante de él, toda la tierra.” (96: 9).
  • “Decid entre las naciones: Jehová reina. También afirmó el mundo, no será conmovido” (96:10).
  • “Delante de Jehová que vino; porque vino a juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia, y a los pueblos con su verdad” (96:13).

Israel falló en la mayordomía que se le dio y ese mayordomo ha pasado, como el bastón en una carrera de relevos, a la iglesia. El trabajo no está completo para que todos los pueblos de la tierra escuchen de su justicia y verdad.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Sal. 92-97):

¿Qué enseñan los Salmos 92, 93, 96 y 97 acerca de Dios y lo que significa adorarlo?

¿Qué enseña el Salmo 94 acerca de los justos y los malvados?

Destacada

La Búsqueda de la Felicidad

Por Iva May, 6 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

“Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; sino que en la ley de Jehová está su delicia, y en su ley medita de día y de noche” (Sal. 1:1-2).

Una pasión por conocer a Dios a través de meditar en su Palabra. Felicidad. Los dos van de la mano. El que medita en Dios a través de Su Palabra “Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará” (Salmo 1: 3).

Seis de los Salmos comienzan con las palabras “Bienaventurado (o qué feliz) es el hombre…” (Sal. 1; 32; 41; 112; 119; 128). Y al menos otros ocho Salmos describen al hombre que es bendecido o feliz (2:12; 32:12; 34: 8; 40: 4; 84: 4-5, 12; 89:15; 94:12; 106: 3). En cada uno de estos salmos, la Palabra de Dios juega un papel central en la vida del hombre “bendito” o “feliz”.

El escritor del Salmo 1 entiende que la felicidad genuina se encuentra en la alineación con Dios, su Palabra y sus propósitos para su vida, no en la búsqueda de su propio camino. Estos versos revelan varias verdades sobre la felicidad:

  • Deleitarse en la Palabra de Dios es deleitarse en Dios mismo. Obedecer sus instrucciones es beber de la fuente de la vida, el “árbol plantado junto a corrientes de aguas”, y experimentar la vitalidad espiritual.
  • La felicidad genuina es un estado del corazón, vitalidad espiritual, no el estado de las emociones. Por lo tanto, las emociones no son medidores fiables de la felicidad. La paz que impregna el corazón y la mente puestos en Dios y su palabra supera la felicidad emocional.
  • El hombre que escucha el consejo de los malvados puede encontrar una felicidad temporal mientras complace las demandas de la carne, pero ese “alto” emocional inicial pronto pudre el alma y conduce a la muerte: “el camino de los impíos perecerá” (1 : 6b).
  • La batalla por las almas de los hombres no ha cambiado desde el jardín del Edén. La “cosa” prohibida que el mundo promete traer felicidad (obtener lo que los ojos ven y lo que el apetito quiere, y vivir independientemente de Dios y su Palabra) “produce su fruto en su tiempo”. Siempre promete lo que no puede ofrecer, paz y alegría, pero solo produce miedo, vergüenza, culpa y, finalmente, la muerte.
  • Los malos, la mayoría de las veces, superan a los justos. Por lo tanto, es una batalla para resistir la corriente de la opinión pública y, en cambio, apropiarse de la Palabra de Dios.

El enemigo es un ilusionista: transforma el mal en bien al anunciar falsamente la felicidad, la mayoría como lo correcto, y hacer que el bien parezca aburrido e insatisfactorio. Deleitándose en la Palabra día y noche, los justos pueden detectar al enemigo detrás de la ilusión y correr.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Sal. 1; 2; 10; 33; 71; 91):

¿Qué revela el Salmo 2 sobre la naturaleza humana y cómo debería funcionar un buen gobierno?

¿Qué revela el Salmo 10 sobre los hombres malvados? ¿Cómo deben responder los justos a los malvados?

Describe el contraste entre los malvados en el Salmo 10 y los justos en el Salmo 33, el Salmo 71 y el Salmo 91.

Destacada

El rey del Rey

Por Iva May, 5 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

Josafat se había aliado con Israel para ayudarles a derrotar a los arameos. Dios lo reprendió a través de un profeta: “¿Al impío das ayuda, y amas a los que aborrecen a Jehová?” (2 Crónicas 19:2). Josafat regresó al SEÑOR y designó a los levitas para que juzgaran a la gente en toda la tierra según la ley de Dios, los mandatos, los decretos y las ordenanzas (2 Cr. 19:10).

Cuando Josafat se enfrentó al vasto ejército contrario, clamó al Gran Rey. Oró de acuerdo a la oración que su bisabuelo, Salomón, oró en la dedicación del templo: “Si mal viniere sobre nosotros, o espada de castigo, o pestilencia, o hambre, nos presentaremos delante de esta casa, y delante de ti (porque tu nombre está en esta casa), y a causa de nuestras tribulaciones clamaremos a ti, y tú nos oirás y salvarás” (2 Cr. 20:9). Él confesó su total dependencia del SEÑOR para proteger a Judá: “¡Oh Dios nuestro! ¿No los juzgarás tú? Porque en nosotros no hay fuerza contra tan grande multitud que viene contra nosotros; no sabemos qué hacer, y a ti volvemos nuestros ojos.” (20:12). Dios envió a Benaía para animar a Josafat: “no es vuestra la guerra, sino de Dios” (20:15).

Basándose en la promesa del profeta, Josafat ordenó a los hombres que cantaran al SEÑOR y él “Jehová puso contra los hijos de Amón, de Moab y del monte de Seir, las emboscadas de ellos mismos que venían contra Judá,” (20:22). Dios derrotó al enemigo. Judá tardó tres días en saquear su equipo, ropa y objetos de valor. El cuarto día alabaron al SEÑOR. Regresaron alegremente a Jerusalén y alabaron al SEÑOR en el templo que llevaba Su Nombre.

Los Salmos 47 y 48 demuestran que aquellos que entienden la sumisión, los reyes que pertenecen al Rey, ven como Dios actúa en su nombre:

  • “Porque Jehová el Altísimo es temible; rey grande sobre toda la tierra” (Sal. 47: 2)
  • “Reinó Dios sobre las naciones; se sentó Dios sobre su santo trono.” (47: 8)
  • “Hermosa provincia, el gozo de toda la tierra, es el monte de Sion, a los lados del norte, la ciudad del gran Rey.” (48: 2)

La sumisión de Josafat al Señor, como rey del Rey, lo prepara para enfrentar al vasto ejército de moabitas y amonitas, junto con algunos de otros países, ya que se oponen a Judá. Esos reyes ven a Dios en medio de su pueblo; “Porque he aquí los reyes de la tierra se reunieron; pasaron todos.Y viéndola ellos así, se maravillaron, se turbaron, se apresuraron a huir.Les tomó allí temblor; dolor como de mujer que da a luz. Con viento solano quiebras tú las naves de Tarsis.” (48:4-7). El Salmo 48 también captura la esencia del avivamiento de Ezequías al conectarlo con la presencia del Señor en el templo de la ciudad donde moraba Su Nombre.

El mundo tiene esperanza cuando el pueblo de Dios confía en Él para defenderlos. Dios no necesita lo que el hombre puede hacer para defenderse. Tampoco el mundo necesita lo que el pueblo de Dios puede hacer para defenderse. El hombre necesita lo que Dios puede hacer para defender a quienes confían en él. Cuando Él defiende a su pueblo, el mundo llega a saber que Dios es el Gran Rey.

Siempre es del tamaño de Dios cuando te sientes pequeño y tu batalla es grande. ¡Sométete al gran Rey sobre toda la tierra!

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Sal. 47-49; 84; 85; 87):

¿Qué revelan los Salmos en la lectura de hoy acerca de quién es Dios para aquellos que confían en Él?

¿Qué comunican estos Salmos acerca del cuidado de Dios para Jerusalén, la ciudad y Judá, la nación?

Destacada

Perdiendo Batallas y Manteniendo la Esperanza

Por Iva May, 4 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

Incluso el rey David perdió batallas militares, escaramuzas con el enemigo. El Salmo 44 demuestra cómo el rey piadoso de Israel sostiene la esperanza después de la derrota militar:

Se recuerda a sí mismo de las poderosas liberaciones de Dios en el pasado: “Oh Dios, con nuestros oídos hemos oído, nuestros padres nos han contado, la obra que hiciste en sus días, en los tiempos antiguos” (44:1).

Él acredita la entrada de Israel en la tierra de Canaán a Dios, “Porque no se apoderaron de la tierra por su espada, ni su brazo los libró; sino tu diestra, y tu brazo, y la luz de tu rostro, porque te complaciste en ellos” (44:3).

Él confirma al Dios del pasado como el Dios del presente y se somete a Él: “Tú, oh Dios, eres mi rey; manda salvación a Jacob” (44: 4).

Él atribuye el éxito militar a Dios: “Porque no confiaré en mi arco, ni mi espada me salvará” (44: 6).

Admite la derrota que experimenta: “Pero nos has desechado, y nos has hecho avergonzar; y no sales con nuestros ejércitos” (44:9). “Porque nuestra alma está agobiada hasta el polvo, y nuestro cuerpo está postrado hasta la tierra” (44:25).

Busca la causa y expresa desconcierto: “Si nos hubiésemos olvidado del nombre de nuestro Dios, o alzado nuestras manos a dios ajeno.” (44:20).

Él persevera en la oración, “Despierta; ¿por qué duermes, Señor? Despierta, no te alejes para siempre.” (44:23).

Basa su oración en la misericordia de Dios: “Levántate para ayudarnos, y redímenos por causa de tu misericordia” (44:26).

El fracaso viene en todas las formas y tamaños: financiero, de salud, familiar, sexual, social, etc. Los luchadores por la justicia no se rinden ni se dan por vencidos; se levantan. Siguen buscando al Señor. Se niegan a hacer planes, a comprometerse o a dudar del amor de Dios. Reconocen que la derrota en esta vida sucede. Reconocen que una batalla perdida no refuta el amor de Dios, al igual que la victoria continua no siempre prueba el amor o el favor de Dios.

¡No te rindas! ¡Levántate! Enfócate y confía en el amor inquebrantable de Dios. Clamad a él. Y, por último, ¡vuelve al ataque contra el enemigo!

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Sal. 42-46)

Los Salmos 42 y 43 capturan el corazón y el enfoque de una persona desanimada y deprimida. ¿Cómo se enfrenta el salmista a su desesperación? ¿Qué revela este salmo sobre la depresión y cómo tratar la depresión?

El salmo 45 es un salmo mesiánico. Describe al Mesías y su novia.

Los Salmos revelan el mecanismo interno de aquellos que buscan caminar con Dios en medio de un mundo caído. ¿Qué revela el Salmo 46 sobre el miedo y su antídoto?

Destacada

Un Buen Consejo Materno

Por Iva May, 3 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

El libro de Proverbios se cierra con una advertencia maternal cuádruple para su hijo real:

Deseo – La madre del rey advierte al rey contra la promiscuidad. Ella declara: “No des a las mujeres tu fuerza, Ni tus caminos a lo que destruye a los reyes” (31:3). Las adicciones sexuales arruinan a los hombres sin restricciones, hombres cuyas vidas giran en torno a su apetito sexual.

Bebida: Noé tuvo una buena razón para adormecer la terrible pérdida que experimentó cuando el mundo, como él lo conocía, se ahogó en la inundación. Él se embriago. La madre del rey reconoce el poder que tiene el alcohol para adormecer temporalmente la pérdida: ” Dad la sidra al desfallecido, y el vino a los de amargado ánimo. Beban, y olvídense de su necesidad, y de su miseria no se acuerden más.” (31:6-7). Sin embargo, advierte a su hijo el rey, de la influencia negativa del alcohol: “No es de los reyes, oh Lemuel, no es de los reyes beber vino,
Ni de los príncipes la sidra; No sea que bebiendo olviden la ley, y perviertan el derecho de todos los afligidos.” (31:4-5). De la misma manera que el alcohol adormece el dolor de quienes están angustiados, también entorpece la capacidad de juzgar las cosas correctamente.

Defensa: los que ocupan puestos de poder a menudo olvidan a los “hombres indefensos”. La madre del rey advierte a su hijo que defienda a los que no tienen voz: “Abre tu boca por el mudo
En el juicio de todos los desvalidos. Abre tu boca, juzga con justicia, Y defiende la causa del pobre y del menesteroso” (31: 8-9).

Delicia: esta maravillosa madre ilumina a su hijo sobre las ventajas de elegir sabiamente en el asunto de una esposa. Ella será una de sus mayores ventajas. Las ideas de esta madre incluyen esperar a Dios por la esposa correcta (la palabra “encontrar” en los medios originales para encontrar en el camino, en lugar de buscar), esperando que sea una mujer de valor (“virtuosa” habla de fortaleza y coraje), liberándola para manejar los asuntos (compra y vende, administra negocios y lidera la familia) y confía en ella con las finanzas. A cambio, ella cría hijos piadosos, elogia a su esposo y honra al Señor como una mujer de Dios (31:10-31).

Estos cuatro desafíos reflejan el corazón de una madre que se preocupa lo suficiente por su hijo para enseñarle “No” al egocentrismo y “Sí” al autocontrol. El hijo que presta atención a la advertencia de esta madre camina sabia y positivamente e impacta tanto a su generación como a las generaciones futuras.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Prov. 30 – 31):

Describa las advertencias que acompañan tanto a la riqueza como a la pobreza en las solicitudes mencionadas en 30: 7-9. ¿Qué revela esto sobre la riqueza y la pobreza?

¿Qué verdades extrae el escritor de sabiduría al observar la naturaleza, con respecto a la satisfacción, el misterio, las personas insoportables, las cosas pequeñas y el orgullo?

¿Qué revela Proverbios 31 acerca de la visión de Dios sobre las mujeres?

Destacada

La Miel y la Tentación Sexual

Por Iva May, 2 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

“El hombre saciado desprecia el panal de miel; pero al hambriento todo lo amargo es dulce. Cual ave que se va de su nido, tal es el hombre que se va de su lugar.” (Prov. 27:7-8).

Anteriormente en Proverbios, el escritor de sabiduría advierte a los hombres acerca de las mujeres adúlteras o indiscretas. También le ruega a los esposos que acudan a sus propias esposas para la satisfacción sexual: “Bebe el agua de tu misma cisterna, y los raudales de tu propio pozo. . . Sea bendito tu manantial, Y alégrate con la mujer de tu juventud, como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, y en su amor recréate siempre.” (5:15, 18-19).

La explotación sexual caracteriza a los que viven fuera de la presencia de Dios. La cultura de Caín era una cultura de explotación sexual (poligamia – Gen. 4:19-23). Hombres poderosos reunieron grandes harenes (Faraón – Génesis 12; Abimelec – Génesis 20). El Señor advirtió a la nación de Israel contra el pecado sexual (Lev. 18), pero, poco después de la muerte de Josué, Israel abrazó el pecado sexual junto con la idolatría. El rey Salomón aprendió una dura lección con respecto a la explotación sexual: “Y he hallado más amarga que la muerte a la mujer cuyo corazón es lazos y redes, y sus manos ligaduras. El que agrada a Dios escapará de ella; mas el pecador quedará en ella preso.” (Ecl. 7:26).

Los compradores inteligentes compran con el estómago lleno. Los compradores hambrientos gastan más dinero y compran impulsivamente, mientras que aquellos que acaban de comer tienen menos probabilidades de comprar impulsivamente. (Esto hace que uno se pregunte si la serpiente se acercó a Adán y Eva a la hora de la cena).

Pablo instruye a las mujeres mayores a enseñar a las mujeres más jóvenes “a amar a sus esposos” (Tito 2: 4-5). Amar al esposo incluye satisfacer sus necesidades sexuales. Las esposas que satisfacen las necesidades sexuales de sus esposos les ayudan regularmente en la batalla por la pureza moral en un mundo que estimula los apetitos sexuales. Las esposas son la única salida justa que tienen los esposos. Los hombres deben disciplinarse, deben practicar el autocontrol y acudir a sus esposas para obtener placer sexual. Las esposas deben ser deseables y disponibles para sus propios maridos.

La sabiduría enseña a los hombres a negarse a sí mismos cada trampa de miel y a recurrir a sus esposas. ¡La sabiduría enseña a las mujeres a cuidar de sus hombres!

Preguntas para la lectura bíblica cronológica de hoy (Prov. 25-29):

Resuma lo que estos capítulos enseñan sobre lo siguiente:

Reyes y líderes sabios y sus seguidores.

El sabio y el necio.

Los ricos y los pobres.

Interacción social responsable

Destacada

Cuando el Avivamiento Estalla

Por Iva May, 1 de julio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

El liderazgo decisivo y piadoso de Ezequías aleja a Judá de experimentar las maldiciones del pacto a disfrutar del derramamiento de las bendiciones del pacto (Deut. 28). Bajo el liderazgo de Ezequías, Judá experimenta un avivamiento.

Este avivamiento ocurre en Judá cuando Ezequías:

Reconoce la realidad espiritual (2 Cron. 29:1-19)

Ezequías conecta los puntos de la opresión de su reino bajo los asirios a la condición espiritual actual de Judá: ” Por tanto, la ira de Jehová ha venido sobre Judá y Jerusalén, y los ha entregado a turbación, a execración y a escarnio, como veis vosotros con vuestros ojos. Y he aquí nuestros padres han caído a espada, y nuestros hijos, nuestras hijas y nuestras mujeres fueron llevados cautivos por esto.” (29:8-9). Ezequías galvaniza a los sacerdotes para que hagan su trabajo: reparan el templo y eliminan toda la contaminación del santuario.

Le recuerda a Judá la seriedad del pecado (29:20-35)

Ezequías reúne a los funcionarios de la ciudad para que se unan a él y ofrece “Y presentaron siete novillos, siete carneros, siete corderos y siete machos cabríos para expiación por el reino, por el santuario y por Judá.” (29:21). La restauración del sistema de sacrificios le recuerda a Judá el costo del pecado y la gracia y la misericordia de Dios.

Se regocija en el Señor (29:39, 36)

Al igual que su antepasado David, Ezequías no se avergüenza de MPA (muestra pública de afecto): “Y cuando acabaron de ofrecer, se inclinó el rey, y todos los que con él estaban, y adoraron” (29:29); “Y se alegró Ezequías con todo el pueblo, de que Dios hubiese preparado el pueblo; porque la cosa fue hecha rápidamente.” (29:36).

Vuelve al SEÑOR (2 Cron. 30)

Ezequías llama a todo Israel y a Judá a celebrar la Pascua para demostrar su regreso al SEÑOR, “Hijos de Israel, volveos a Jehová el Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, y él se volverá al remanente. . . No seáis como vuestros padres y como vuestros hermanos, que se rebelaron contra Jehová el Dios de sus padres, y él los entregó a desolación, como vosotros veis. No endurezcáis, pues, ahora vuestra cerviz como vuestros padres; someteos a Jehová” (30: 6b-8). Como resultado, “Y se reunió en Jerusalén mucha gente para celebrar la fiesta solemne de los panes sin levadura en el mes segundo, una vasta reunión.” (30:13).

Ezequías ora por la gente: “Jehová, que es bueno, sea propicio a todo aquel que ha preparado su corazón para buscar a Dios… Y oyó Jehová a Ezequías, y sanó al pueblo” (30:18-20).

Dios siempre levanta y usa a un líder que se dirige al Señor con todo su corazón y guía a los que lo siguen a hacer lo mismo.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (2 Crónicas 29-31):

¿Qué revela la reapertura del templo con Ezequías y la restauración del sistema de sacrificios sobre el estado espiritual de Israel?

Repasa Éxodo 12: 17-20. ¿Cómo contribuyó la falta de una celebración anual de la Pascua a la declinación espiritual de Israel?

Destacada

Viendo de Lejos, Viendo de Cerca

Por Iva May, 30 de junio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

Isaías pronuncia el juicio de Jehová sobre Babilonia y Moab por su orgullo y rebelión. Estas naciones nunca han pertenecido al Señor; nunca han sido seguidores del verdadero Dios; nunca han tenido copias de la Palabra de Dios; nunca han tenido verdaderos sacerdotes de Israel; y (a excepción del momento en que estuvieron bajo el reinado de David como estados vasallos) nunca han sabido mucho sobre el Dios de Israel. Sin embargo, el SEÑOR, el Dios de Israel, presume anunciar el juicio de estas naciones.

¿Por qué Dios anuncia sus juicios sobre estas y otras naciones vecinas? Por dos razones claras:

  • Para demostrar a su pueblo (y a todo el mundo) su poder para cumplir sus declaraciones proféticas, y
  • Para recordar a todas las naciones que Él es el único Dios verdadero a quien pertenecen todas las naciones y todos los pueblos.

Isaías profetiza de la destrucción de Babilonia; pasan muchos años, pero el día llega cuando la gran ciudad de Babilonia es aniquilada y sus ruinas se asientan bajo las arenas junto al borde del río. El orgullo de Moab está verdaderamente destruido. Los moabitas se pierden finalmente como nación y se dispersan entre otros grupos de personas. Cuando Isaías profetiza, ambos grupos de personas están en su apogeo de poder y pompa, pero dentro de algunos siglos ambos están en el montón de cenizas de la historia. La palabra de Dios se hace realidad.

Sin embargo, lo más importante es que a ambas naciones se les advierte que las deidades que adoran son ídolos impotentes, dioses falsos como los dioses de todas las naciones de hoy. Un día todos se doblarán ante el Señor, quien se revela a Israel y finalmente se revela a sí mismo como el Dios-hombre, Jesucristo.

Isaías advierte sobre el Día del Señor (Is. 13: 9), un día en el que Dios vendrá a desolar la tierra y destruir a los pecadores en ella. El Día del Señor traerá a todas las naciones bajo el juicio final del verdadero Dios; todos los dioses falsos serán expuestos como impotentes, y todos sus seguidores se avergonzarán. Israel y Judá no han honrado ni exaltado al verdadero Dios, por lo que serán juzgados por su fracaso. Pero su deshonra de ninguna manera disminuye la gloria y la verdad de Dios; todas las naciones se presentarán ante el Dios viviente, el Señor que se ha revelado en la Biblia.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (2 Reyes 16:19-20; 2 Crónicas 28:26-27; Isaías 13:1 – 16:14):

¿A quién atribuye Isaías el poder detrás de la maldad de las naciones? (14:12)

¿Qué revelan los mensajes de Isaías contra las naciones de su época acerca de Dios?

Destacada

La Canción Más Triste de Todas

Por Iva May, 29 de junio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

Las canciones comunican valores, ideologías, amor, humor, dolor y, en el caso de Isaías, problemas, problemas con Israel. Usando la analogía de una viña, Isaías describe el amor del SEÑOR por Israel y su respuesta a su amor.

El SEÑOR ha situado su viña en una ladera fértil, donde la cavó y la despejó de piedras. Lo ha cubierto y construido una torre de vigilancia en medio. Ha cortado un lagar con la expectativa de una gran cosecha. La viña tiene todas las ventajas para el éxito: “¿Qué más se podía hacer a mi viña, que yo no haya hecho en ella?” (Is. 5:4).

Lamentablemente, la viña nunca rinde la cosecha esperada: “Esperaba juicio, y he aquí vileza; justicia, y he aquí clamor.” (5:7). Luego, Dios quita el seto, rompe el muro, retira la lluvia y convierte el viñedo en un páramo.

La Canción de la Viña contiene seis males que han precedido a la calamidad de Israel:

  • Su construcción de grandes casas y finas mansiones (5: 8-10).
  • Su interminable bebida y fiesta, “!Ay de los que se levantan de mañana para seguir la embriaguez; que se están hasta la noche, hasta que el vino los enciende!” (5:11).
  • Su negativa a creer que serán destruidos, “!Ay de los que traen la iniquidad con cuerdas de vanidad, y el pecado como con coyundas de carreta, los cuales dicen: Venga ya, apresúrese su obra, y veamos; acérquese, y venga el consejo del Santo de Israel, para que lo sepamos!” (5:18-19).
  • Su redefinición del bien y el mal, “!Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!” (5:20).
  • Su exaltación de la sabiduría humana, “¡Ay! de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos.” (5:21).
  • Su abuso de la justicia, “los que justifican al impío mediante cohecho, y al justo quitan su derecho” (5:23).

Estos seis males son sintomáticos de la salida de Israel de la alfabetización bíblica; “porque desecharon la ley de Jehová de los ejércitos, y abominaron la palabra del Santo de Israel” (5:24). Por lo tanto, el Señor silba e invita a los reyes y ejércitos paganos a invadir y destruir la viña que Él había plantado.

Triste canción. Situación real. Lo que le sucedió a Israel le podría pasar a cualquiera y a cualquier nación.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Isaías 1:21 – 5:30):

¿Cómo se describen las mujeres de Jerusalén? ¿Qué revela esto sobre la prosperidad y sus peligros?

¿Qué ha fallado Judá de aprender acerca de ellos mismos y de Dios con la cautividad de Israel?

Destacada

Viviendo con Tristeza

Por Iva May, 28 de junio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

Solo lloramos por aquellos a quienes hemos amado y perdido.

El dolor de Dios nace de un amor santo por aquellos que Él creó a su imagen. Por lo tanto, su pecado lo aflige profundamente.

La bondad de Dios se convierte en dolor después de que la primera pareja pecara en el jardín del Edén. Después de cubrir su desnudez, los expulsa del jardín. Diez generaciones después de la Caída, Dios evalúa a la humanidad: “Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón” (Gn. 6:5-6). Todo lo que tenía aliento se ahoga, con excepción de Noé y su familia. El dolor de Dios es aliviado por el sacrificio de Noé: “Y edificó Noé un altar a Jehová, y tomó de todo animal limpio y de toda ave limpia, y ofreció holocausto en el altar. Y percibió Jehová olor grato” (8:20-21).

Cada Era en la historia de la Biblia revela la bondad de Dios y su dolor.

En la Era del Éxodo, una generación entera muere en el desierto a causa de su rebelión obstinada.

En la Era de la Conquista, el dolor de Dios se manifiesta después de que Él le advierte a Israel que destruya todo en Jericó, a excepción de Rahab y su familia. Sin embargo, Acán viola las instrucciones de Dios y le cuesta la vida y la de su familia.

Durante la Era de los Jueces, Israel continuamente peca contra el SEÑOR, y Dios envía a los enemigos de Israel para que los opriman.

Durante la Era del Reino, Saúl trae pena al corazón de Dios por su rebelión, al igual que David en su adulterio con Betsabé y el asesinato de Urías. Salomón entristece el corazón de Dios cuando se casa con mujeres extranjeras y adora a sus dioses.

Dios no está contento con la mayoría de los reyes y la gente del Reino Dividido. Isaías captura la profundidad del dolor de Dios por el bienestar espiritual de su pueblo: “Crié hijos, y los engrandecí, y ellos se rebelaron contra mí. El buey conoce a su dueño, y el asno el pesebre de su señor; Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento.” (Isaías 1:2-3). Porque Dios ama a su pueblo, su pecado lo aflige profundamente.

El dolor nace del amor, un amor que no es enfermizo, sino que es genuinamente afectuoso. Porque Dios ama a Israel, Él:

  • Llora por su pecado: “¡Oh gente pecadora, pueblo cargado de maldad, generación de malignos, hijos depravados! Dejaron a Jehová, provocaron a ira al Santo de Israel, se volvieron atrás” (1:4).
  • Los invita a que se vuelvan a Él: “Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo; aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda. Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta:..” (1:16-18).
  • Elimina el castigo paternal contra ellos: y volveré mi mano contra ti, y limpiaré hasta lo más puro tus escorias, y quitaré toda tu impureza” (1:25).
  • Promete restaurar a los que se arrepintieron: “Sion será rescatada con juicio, y los convertidos de ella con justicia” (1:27).
  • No tolerarán sus pecados: “Pero los rebeldes y pecadores a una serán quebrantados, y los que dejan a Jehová serán consumidos” (1:28).
  • Llora cuando el hombre peca. La verdadera profundidad de su amor por el hombre y su dolor por el pecado del hombre se muestra en última instancia en la cruz.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Isaías 28:1-29; 2 Reyes 17:5; 18:10-12; 2 Reyes 17:6-23; 17: 24-41; Isaías 1:1-20):

¿Qué revela la acusación del SEÑOR contra Israel en Isaías 28: 7 sobre el consumo de alcohol y la vitalidad espiritual?

¿Cómo utiliza Isaías el cautiverio de Israel por parte de los asirios en su mensaje a Judá?

Destacada

La Muerte de una Nación

Por Iva May, 27 de junio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

Oseas profetiza a lo largo de los reinados de los últimos siete reyes de Israel. No le falla su comisión; Él es fiel al SEÑOR hasta el final.

La profecía final de Oseas suena una urgente petición de arrepentimiento: “Vuelve, oh Israel, a Jehová tu Dios; porque por tu pecado has caído. Llevad con vosotros palabras de súplica, y volved a Jehová, y decidle: Quita toda iniquidad, y acepta el bien, y te ofreceremos la ofrenda de nuestros labios. No nos librará el asirio; no montaremos en caballos, ni nunca más diremos a la obra de nuestras manos: Dioses nuestros; porque en ti el huérfano alcanzará misericordia.” (Oseas 14:1-3). En respuesta a su arrepentimiento, el SEÑOR promete sanación: “Yo sanaré su rebelión, los amaré de pura gracia” (14:4).

Israel, sin embargo, se niega a prestar atención a las advertencias de Oseas. ¡Y al cautiverio van! Israel como nación deja de existir.

Cuatro características principales definen a Israel como una nación y llevan a su desaparición:

  • La prosperidad precipita la idolatría de Israel: “conforme a la abundancia de su fruto multiplicó también los altares, conforme a la bondad de su tierra aumentaron sus ídolos.” (Oseas 10: 1). Lee Proverbios 30:7-9 para entender las tentaciones que acompañan la prosperidad y la pobreza.
  • Las demandas dividen a la comunidad: “Han hablado palabras jurando en vano al hacer pacto; por tanto, el juicio florecerá como ajenjo en los surcos del campo” (10:4).
  • La idolatría domina el paisaje de Israel: “Por las becerras de Bet-avén serán atemorizados los moradores de Samaria” (10:5).
  • La confianza en sí mismo se convierte en el alarde de Israel: “porque confiaste en tu camino y en la multitud de tus valientes. Por tanto, en tus pueblos se levantará alboroto, y todas tus fortalezas serán destruidas” (10:13-14).

Una nación que no honra al SEÑOR, rechaza a los mensajeros del SEÑOR y continúa pecando, pronto se vuelve vulnerable a las naciones más grandes. La esperanza, sin embargo, está a solo un grito de distancia. Tristemente, cuando los hombres y naciones rebeldes se niegan a reconocer al SEÑOR, Dios los entrega a sus enemigos. Aprenden la advertencia de Deuteronomio 28:47-48 “Porque no serviste a Jehová tu Dios con alegría… Servirás a tus enemigos.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Oseas 9:1 – 14:9):

¿Qué analogías usa el Señor para describir sus celos hacia su pueblo Israel?

¿Qué esperanza ofrece a Israel el fin del mensaje de Oseas? ¿Qué revela esto acerca de la fidelidad del pacto de Dios?

Destacada

Un Corazón que se Extravía

Por Iva May, 26 de junio

Traducido por Rocío López

#movimientodealfabetizacionbiblicacbt

“Mas ellos, cual Adán, traspasaron el pacto; allí prevaricaron contra mí” (Oseas 6: 7).

El SEÑOR crea el jardín del Edén, coloca al hombre en él y le da al hombre una prohibición: “De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.” (Gn. 2:16-17). La serpiente entra al jardín y pone en duda la bondad de Dios y la veracidad de su palabra. El hombre le cree a la serpiente en lugar de a Dios. Desde entonces, toda la humanidad ha luchado con la infidelidad a Dios.

Dios elige a Israel de todas las personas de la tierra y los trae a la tierra de su promesa. Ellos también luchan con la infidelidad a Dios. En lugar de destruir al pueblo y los dioses de Canaán, comienzan a adorar a los dioses de las naciones. Setecientos años o más después, Israel todavía lucha con la idolatría, lo que Oseas definió como prostitución: “No piensan en convertirse a su Dios, porque espíritu de fornicación está en medio de ellos, y no conocen a Jehová.” (5:4), y “En la casa de Israel he visto inmundicia; allí fornicó Efraín, y se contaminó Israel.” (6:10). En lugar de ser fiel a su compañero de pacto, Israel se vende continuamente para servir a los dioses de las naciones que la rodean.

El SEÑOR anhela redimir a Israel, pero, como la serpiente de antaño, hablan mentiras contra Él (7:13), rompen el pacto con Él, se rebelan contra Su ley (8: 1) y aman la paga de una prostituta (9: 1). Su infidelidad llevará a vagar entre las naciones (9:17).

Así como Dios fue mejor para Adán y Eva de lo que merecían, así Él proclama la cautividad a su pueblo en lugar de la destrucción total: “Porque yo seré como león a Efraín, y como cachorro de león a la casa de Judá; yo, yo arrebataré, y me iré; tomaré, y no habrá quien liberte” (5:14-15).

La nación de Israel representa la difícil situación de toda la humanidad. Israel necesita lo que todos los hombres necesitan: un nuevo corazón, uno que reconozca la bondad de Dios, crea su Palabra y permanezca fiel a él.

Preguntas de la lectura bíblica cronológica de hoy (Oseas 2:14 – 8:14):

Repasa 1 Reyes 12: 25-33. ¿Qué acusación hace el SEÑOR contra los sacerdotes de Israel en el mensaje de Oseas?

¿Qué ha producido la idolatría continua en Israel?

Repase Jueces 19-21. El mensaje de Oseas incluye dos referencias a este evento en Gibea (19:9; 20:9). ¿Qué revela esto sobre el pecado sexual y la idolatría (prostitución espiritual)?